BLOG de la Agrupación de Vecinos de Vicente López

2 mayo, 2012

3ª SESIÓN EXTRAORDINARIA 05-03-12

Filed under: Version Sesiones HCD — by AVVL Agrupación de Vecinos de Vicente López @ 10:16 pm

 

MUNICIPALIDAD DE VICENTE LÓPEZ

HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE

3ª Sesión Extraordinaria

5 de marzo  de 2012

PRESIDENTE: Maldonado, Germán

SECRETARIO: Matías Burgos

SUBSECRETARIO: Rubén Néstor Aparicio

———————————————————————————————————

Concejales presentes:

ALEÑA, Ana María Graciela

ARENA, Carlos

CAPUTO, Paola

COLELA, Mariana

CÚNTARI, Julio

DE BENEDETTI, Gustavo

ENRICH, Diego

GIMÉNEZ, Carlos

GONZÁLEZ, Cristina

GUARDO, Marta Isabel

LENCINA, Fermín

LENCINA, Alicia

LEÓN, Guillermo Oscar

MAENZA, María Marta

MALDONADO, Germán

MARCHIOLO. Ariel

MENÉNDEZ, Graciela

MENOYO, José David

RENDÓN RUSSO, Antonio

ROBERTO, Carlos

RUIZ, Guillermo Oscar

SANDÁ, Carlos

Concejales ausentes con aviso:

ANTELO, Norberto. A.

CARRILLO, Javier

 

Versión taquigráfica

Turno 01 LK

–         En Olivos, Partido de Vicente López, a cinco de marzo de 2012, siendo las 18 y 52:

 

Sr. PRESIDENTE (Maldonado).- Con la presencia de veintidós señoras y señores concejales, se declara abierta la tercera sesión extraordinaria del octogésimo octavo período de sesiones.

 

 

 

DECRETO DE CONVOCATORIA

 

Sr. PRESIDENTE.- Por Secretaría se procederá a dar lectura del decreto de convocatoria, que lleva el número 176/12.

 

–         Se lee.

 

 

 

MINUTO DE SILENCIO

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Caputo.

 

Sra. CAPUTO.- Solicito un minuto de silencio en conmemoración de las víctimas de la tragedia de Once.

 

Sr. PRESIDENTE.- Invito a los señores concejales y al público presente a ponerse de pie y guardar un minuto de silencio.

 

–         Los señores concejales y el público presente, de pie, guardan un minuto de silencio.

 

 

 

DECLARACIÓN DE INTERÉS PÚBLICO Y URGENCIA

 

Sr. PRESIDENTE.- Corresponde que el cuerpo determine si el asunto a tratar reviste el carácter de interés público y urgencia que determina la Ley Orgánica de las Municipalidades en el inciso 5° de su artículo 68.

Tiene la palabra el señor concejal De Benedetti.

 

Sr. DE BENEDETTI.- Apoyo la necesidad y urgencia del tratamiento de este tema. En esto no hay disidencia en el Concejo. Se ha tratado en la Comisión de Seguridad y hay dos dictámenes.

 

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar.

 

–         Resulta afirmativa.

 

 

 

PRESENCIA DE UN PUMA DENTRO DEL PARTIDO

 

Sr. PRESIDENTE.- Corresponde considerar los expedientes 203/12 y 212/12.

Tiene la palabra el señor concejal De Benedetti.

 

Sr. DE BENEDETTI.- Solicito que se dé lectura al petitorio de los vecinos y a los os dictámenes de comisión que forman parte de la convocatoria.

 

Sr. PRESIDENTE.- Por Secretaría se dará lectura a la nota presentada por los vecinos.

 

–         Se lee.

Turno 02 GC

Sr. PRESIDENTE.- Se dará lectura del dictamen de mayoría.

 

Sr. SECRETARIO.- Dice así:

 

– Se lee.

 

Sr. PRESIDENTE.- Se dará lectura del dictamen de minoría.

 

Sr. SECRETARIO.- Dice así:

 

– Se lee.

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Lencina, presidenta de la comisión y miembro informante del dictamen de mayoría.

 

Sr. LENCINA.- Señor presidente: ante todo, quisiera leer un pequeño informe para dar a los concejales lo actuado por nuestro Departamento Ejecutivo. He tratado de no ser muy extensa.

Con fecha 12 de enero se recibe la denuncia del presidente de la Asociación de Rescate de la Fauna Bonaerense, por la que se informa que habían visto al felino unas personas que trabajaban en la casa de la señora Teresa Maggi. Junto con ella, otra señora también había visto al felino más o menos en el mismo horario.

Desde la Dirección de Zoonosis, a cargo del doctor Rubio, se apersonaron a la dirección desde donde se había hecho la denuncia. Fueron los veterinarios y constataron que había huellas que podían pertenecer al felino.

Asimismo se pusieron en contacto con el Tribunal de Faltas, con el doctor López Resano, quien dijo que este tipo de denuncias se tenía que hacer en la justicia ordinaria. Acudieron a la justicia ordinaria, al doctor Guevara, quien manifestó que de esto tenía que hacerse cargo la Secretaría Legal y Técnica de la municipalidad de Vicente López, directamente con el Ministerio de Asuntos Agrarios.

Con fecha 30 de enero se hizo un relevamiento directamente en las direcciones desde las cuales se habían hecho las denuncias, junto con el director de Zoonosis. Fueron a la calle Belzú 2778, donde no encontraron a nadie; Belzú 2794, donde tampoco se encontró a nadie, y Belzú 2746, donde atendió una señora que no aportó muchos datos. Manifestó que no estaba enterada y que en los últimos quince días nada le había llamado la atención.

También a través de la Dirección de Zoonosis se hizo una presentación formal ante la Secretaría Legal y Técnica para que actuase junto al ministerio. Tengo aquí copia de esto, que puedo dejar en Presidencia para que cualquier concejal que así lo desee, se apersone y la lea. Allí se detallan las acciones llevadas a cabo por la Dirección de Zoonosis, habiendo hecho los operativos en los lugares y habiéndose constatado eso.

Turno 03 AG

El 6 de febrero, la Dirección de Zoonosis entrevistó a los encargados de la garita de la calle Manuel Belzú y Juan B. Justo, quienes dicen estar informados del tema pero que nunca avistaron al felino. Asimismo, el encargado de la garita de Pedro Goyena y Villate manifiesta lo mismo.

 

–         Manifestaciones en la barra.
Sr. PRESIDENTE.- Esta Presidencia les solicita a los vecinos que guarden silencio y escuchen atentamente a los concejales.

Continúa en el uso de la palabra la señora concejal Lencina.

 

Sra. LENCINA.- Señor presidente: se colocó una jaula-trampa, cuyo cebo se cambia día por medio. Por ende, el director de Zoonosis, día por medio, comprueba su estado cuando asiste a la casa donde se puso la trampa, ubicada en la calle Belzú 2745. También, se analizó con el zoológico de Temaikén la posibilidad de llevar al animal allí, en el caso de encontrarlo con vida. Asimismo se habló con los empleados pertinentes del laboratorio Roche -actualmente Roemmers-, en virtud de que la empresa posee un predio que cuenta con circuito cerrado y vigilancia externa, y manifestaron que habían sido informados por la Secretaría de Seguridad de la Municipalidad acerca de este tema, pero que no vieron a ningún felino rondando por la zona.

De todas maneras, teniendo en cuenta la preocupación de nuestros vecinos, que dio origen a este expediente, hemos tratado de confeccionar un dictamen en la Comisión de Seguridad sobre la base del consenso. Fue así que evaluamos y trabajamos la iniciativa elaborada por el concejal Roberto y, de 9 concejales, 8 estuvieron conformes con el despacho. Además, quisiera plantear una modificación en el texto: en lugar de “reclame”, considero que sería mejor “pida”.

 

Sr. PRESIDENTE.- Se toma nota, señora concejal Lencina.

 

Sra. LENCINA.- Señor presidente: como dije, de 9 concejales integrantes de la comisión, 8 estuvieron  de acuerdo con solicitarle al Departamento Ejecutivo que medie ante las autoridades respectivas de la provincia de Buenos Aires para que ésta tome las medidas necesarias, pues todos sabemos que la Municipalidad no está capacitada para resolver la situación que se nos presenta en virtud de la existencia de un animal salvaje suelto. En consecuencia, sólo debemos requerir la intervención de la provincia de Buenos Aires, que sí está capacitada para tratar este tipo de cuestiones, pues se trata de un caso extraordinario.

Reitero: el proyecto se basó en el trabajo del concejal Roberto y, a pesar de pertenecer a la oposición, la mayoría de los integrantes de la Comisión estuvo de acuerdo con la iniciativa.

Cabe aclarar que hoy me comuniqué con el director de Zoonosis, quien me informó que se seguirá manteniendo la jaula, que lo realizado hasta ahora es lo aconsejable y que prácticamente se agotaron todas las acciones que puede realizar el municipio. Sin embargo, podemos solicitarle al Departamento Ejecutivo que medie ante la provincia de Buenos Aires, para que nos ayude con esta situación y podamos llevarles tranquilidad a los vecinos, que es lo que motivó la realización de esta sesión.

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal De Benedetti.

 

Sr. DE BENEDETTI.- Señor presidente: en cuanto a la fundamentación de la concejal preopinante, considero que algunas de las diligencias -la mayoría infructuosas- vinculadas con la atención en los domicilios y con las consultas realizadas a los guardias de seguridad de las casillas de varias manzanas ponían en duda la existencia del puma.

Eso no iba a ser parte de mi fundamentación, porque pensé que con las conversaciones que mantuvimos, las declaraciones de los miembros del Departamento Ejecutivo -entre ellas, las del secretario de Salud y las del doctor Rubio, director general de Zoonosis- y el expediente presentado por los vecinos -en el que obran copias de las denuncias realizadas, con número de documento, dirección, etcétera; en algunos casos fueron ingresadas por mesa de entradas y entregadas con copia a distintos funcionarios-, estaría suficientemente acreditada la cuestión y no haría falta que me extendiera en argumentos. Además, la comisión respectiva del Concejo Deliberante daba por saldada la existencia del felino. Al ser un tema inusual para el distrito de Vicente López, es lógico que la Municipalidad no esté preparada para brindar una respuesta adecuada a través de equipos y elementos técnicos especializados. Verdaderamente, esta situación no podía preverse.

Quiero resaltar la actitud del doctor Rubio, a quien los vecinos le reconocen su esfuerzo, dedicación y entrega para tratar de darles una respuesta.  Él siempre estuvo a disposición, les dio su número de celular, concurrió a todas las viviendas y, día por medio, iba a la casa donde se puso la trampa a cambiar el cebo. El doctor Rubio actuó con honda preocupación y compromiso, se hizo cargo de la inquietud y siempre estuvo al lado de los vecinos. No obstante ello, sin desmedro de ese accionar y transcurridos sesenta días, los resultados han sido por lo menos insuficientes desde el punto de vista de la captura del puma. En consecuencia, los vecinos solicitan una respuesta alternativa, para que puedan volver a tener tranquilidad en sus hogares, junto con sus familias, y a disfrutar de la vida que desarrollaban antes de la aparición del felino.

No me extenderé en la fundamentación porque todos los concejales tienen en sus bancas el expediente, en el que obran las presentaciones realizadas, las denuncias de los vecinos, etcétera. Y aclaro que hay más denuncias, pues el expediente fue presentado con anterioridad a las tres últimas visualizaciones del animal en la calle Pedro Goyena, entre Belzú y Villate. El penúltimo jueves fue avistado en el techo de una vivienda desocupada; un matrimonio intentó sacarle una foto con el celular, pero, por la oscuridad reinante, no salió la imagen. Posteriormente, fue visto el domingo,  en el mismo techo, y luego el lunes, que era feriado. O sea que el puma se mueve en un radio acotado, o por lo menos se mantuvo en esa manzana durante, aproximadamente, cuatro días.

Turno 04 DR

            Lo cierto es que considero que debería haber un protocolo de acción que sea rápido, con equipo propio o contratado,  para buscar la captura con vida del puma, tal como rezan los fundamentos del proyecto de resolución. No debe estar toda la expectativa puesta en la posibilidad de que caiga en una trampa que hace más de treinta días está en la casa de este vecino, y que hasta ahora no ha dado resultado alguno.

La última aparición del puma fue el 18 de febrero, en la calle Fournier, entre Goyena y Sarmiento, a las 8 y 30 de la mañana. Lo vio una señora que estaba estudiando en la planta alta, frente a una ventana. Todos conocen el caso.

Avisó a otros vecinos; yo concurrí y estuve en la casa. Teniendo en cuenta las horas que teníamos por delante en el día, traté de que se hiciera un operativo de cierre de la manzana y, con la colaboración de los vecinos, tratar de ingresar al domicilio para visualizarlo y capturarlo, si era posible.

Se había puesto mucha expectativa en la jaula que recomendaron muchas personas que fueron consultadas. Creían que iba a ser suficiente, pero hasta ahora no dio resultado positivo. Por eso he presentado este proyecto de resolución, acompañado por nueve concejales más, con la intención de colaborar desde el Concejo Deliberante, solicitando al Departamento Ejecutivo la creación de esta Comisión de Emergencia Vecinal, con la participación de este cuerpo, de los vecinos y del Departamento Ejecutivo.

Si bien en alguno de los artículos debió haberse puesto “Solicítase”, en lugar de “Créase” –esto igual se puede corregir-, el objetivo era incorporar a los vecinos para tranquilizarlos y que fueran veedores de lo que se hacía, además de poder llegar a colaborar. Como siempre, hay vecinos que toman más responsabilidades que otros y siempre se han preocupado para lograr la captura del puma con éxito.

La diferencia fundamental entre los dictámenes de mayoría y de minoría radica en la creación de la comisión. El artículo 1º de ambos dictámenes es igual; incluso, en las conversaciones que tuvimos en comisión, ofrecí como alternativa –buscando consensos y tratando de incorporar conceptos básicos de quienes suscribían el de mayoría- apoyar este último y crear una comisión –si no se quería hacer en el Departamento Ejecutivo- en el ámbito del Concejo Deliberante, con participación de los vecinos, pidiendo al Departamento Ejecutivo que nombrara un responsable, un coordinador o lo que quisiera.

Lo hice con la intención de paliar la situación de los vecinos, que vienen padeciendo este problema desde hace tiempo y se van agotando por el desgaste que les crea esta preocupación constante.

Acá todos avalamos las formas de participación de la gente, del presupuesto participativo, además de diversos proyectos que existen y que seguramente habrá consenso para tratarlos, por lo que me parecía importante integrar a los vecinos en una comisión para que vieran los esfuerzos que hacemos y tuvieran respuestas día a día de las distintas acciones. De esta forma no se desesperanzarían, ya que estarían acompañando las diferentes labores, con noticias diarias de lo que se iba haciendo.

Acá no hay una cuestión de capricho en el sentido de que si no se forma la comisión no acompaño la sanción del dictamen de mayoría. En realidad, me parecía importante y necesaria la participación de los vecinos.

También son destacables algunas cosas que dieron motivo a discusiones. Tal el caso de la denuncia que no han hecho por escrito los vecinos, porque es contra otro vecino al que le temen.

Se trata de un vecino que tuvo un puma hasta hace unos años. Incluso él dijo haber dispuesto de un playroom en su casa de cien metros cuadrados, para adaptar y ambientar al puma, ya que no lo dejaba salir a los fondos del jardín. Tenía troncos y una ambientación con el objeto de generarle el hábitat correspondiente a este animal.

En esta Municipalidad hay constancias de que en una oportunidad se le había escapado. Dice que hace tres años que ya no lo tiene, pero en estos días, cuando salió a pasear a su perro se acercó a algunos vecinos y les dijo que ese lugar que había creado seguía estando igual. Como él lo había hecho, dijo que no quería desarmarlo.

Ayer caminé invitando a los vecinos a que concurrieran a esta sesión, y un par de ellos me dijeron que ese señor a veces salía a pasear su ovejero con una víbora enroscada en el cuello. Se ve que es algo que le gusta.

Está perfectamente identificado. Un representante dela Municipalidadconcurrió al lugar y no lo dejaron entrar a la propiedad. Está en la calle Olaguer y Feliú 2636, y su apellido es Belluci.

Hubiera sido bueno que ante las primeras apariciones del puma se hubiese allanado esa vivienda para ver si había vestigios o pruebas del animal. También hubiera sido acertado que el Departamento Ejecutivo utilizara su potestad de allanar.

Sé que es algo que está en discusión, porque lo ha manifestado el gobierno municipal.

Tengo en mi poder un listado de decretos del Departamento Ejecutivo desde 1995 hasta ahora, donde se dispusieron allanamientos en función de las facultades que tiene el intendente. En 1995, hubo dieciocho allanamientos; en 1996, once; en 1997, siete; en 1999, ocho; en 2000, doce; en 2001, catorce; en 2002, trece; en 2003, siete; en 2004, siete; en 2005, dos; en 2006, siete; en 2007, once; en 2008, siete; en 2009, diez; en 2010, diecisiete; y en 2011, nueve. Esto es una prueba más que fehaciente. Incluso, tengo alguno de los decretos en los que se mencionan artículos dela Constitucióndela Provinciade Buenos Aires como el 24 o el 178. En este último se dice que el intendente tendrá como auxiliares para el cumplimiento de sus atribuciones y deberes –refiriéndose a los allanamientos- a los secretarios y empleados del Departamento Ejecutivo, a los organismos descentralizados, a las comisiones de vecinos que nombre para ejecutar obras o prestar servicios determinados, e incluso a las autoridades policiales.

Turno 05 AG

Es decir que la mencionada facultad fue utilizada, en gran medida, ante problemas de contaminación que podían afectar la salud pública. En ese sentido, considero que esta situación pone en peligro la salud pública del distrito.

Esa oportunidad se perdió. Pero, de todas maneras, quisiera que se analizara la posibilidad de hacer alguna verificación en la propiedad, porque ese vecino, quien con irresponsabilidad tuvo un animal no permitido, ha llevado intranquilidad al resto de los habitantes de la zona y le demandó esfuerzos y gastos al municipio. Por ende, creo que el vecino debería ser identificado y sancionado por la tenencia de un animal salvaje.

Además, tengo información de que el Departamento Ejecutivo, la semana que viene, cambiará la trampa de lugar y usará como señuelo a un corderito vivo, y de que habrá una persona -perteneciente al área que ya se mencionó- aportada por la provincia de Buenos Aires que se quedaría apostada en la zona, para tratar de capturar al puma utilizando un rifle que dispara dardos tranquilizantes.

 

–          Manifestaciones en la barra.

 

Sr. DE BENEDETTI.- Señor presidente: no me parecen mal los intentos, pero sí la forma en que se están encarando las acciones, pues se eligen los lugares de captura en forma arbitraria -no se sabe la manzana en que se colocará la trampa- y sin tener en cuenta el último avistaje del felino. Además, las medidas me parecen insuficientes. En consecuencia, tengo el temor de que una vez realizado el operativo -que espero que sea exitoso-, en el caso de ser infructuoso se dé por terminado el tema, no se continúen los esfuerzos y el puma siga libre. Acepto que el puma puede volver al lugar del que se escapó y ser recapturado. Pero también puede suceder que el dueño, quien no se hizo cargo de su tenencia, no nos comunique el regreso del felino y sigamos por más tiempo angustiados, sólo por no estar informados de que fue solucionada la cuestión.

No soy experto en el tema, por lo que no puedo establecer las líneas de acción que deberían tomarse. Sin embargo, por lógica, sentido común y por todo lo que hicimos los concejales y el Departamento Ejecutivo, considero que debió implementarse algo más operativo. La mecánica instrumentada fue la siguiente: ante la denuncia de la presencia de un puma por parte de un vecino, luego de un tiempo éste fue visitado por funcionarios de la Municipalidad, se le tomaron los datos y se le preguntó acerca de las características del animal, tales como el color del pelaje, tamaño, etcétera. Pero, en realidad, no hubo una acción inmediata; no se puso en marcha un operativo tendiente a la captura con vida del felino en el momento en que se detectó su presencia, que es cuando creo que se tiene más posibilidad de éxito.  Por lo tanto, pienso que, ante la denuncia, debería haberse implementado una acción rápida. Y si no existen los medios para llevarla a cabo, creo que el Departamento Ejecutivo gastaría muy bien la plata en contratar a quien pueda hacerlo. Aclaro que no propongo a nadie en particular; podría ser cualquiera que se considere con la suficiente idoneidad, antecedentes y seriedad.  De esa manera, iríamos por el camino de la búsqueda y no por el de la espera, que se está haciendo muy larga y desgastante para los vecinos. Reitero: pienso que las acciones encaradas hasta ahora han tenido la mejor buena intención, pero que no han dado sus frutos.

Por los motivos expuestos, sostengo mi dictamen en minoría. Pero me hubiera gustado acompañar una iniciativa consensuada, porque sé que todos los concejales compartimos la misma preocupación. En ese sentido, como algunos concejales no se encontraban presentes, obviamente, no acompañaron el dictamen; de no haberse dado esa situación, seguramente habrían apoyado más ediles mi proyecto de resolución.

Para finalizar: creí importante sostener la propuesta que integraba a los vecinos, que entre todos íbamos a tener una mirada más integral, y que tanto los concejales como los vecinos podían aportar algo en pos de lograr la solución de esta cuestión lo antes posible.

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Ruiz.

 

Sr. RUIZ.- Señor presidente: cuando tomó estado público este tema, lo primero que se me ocurrió fue qué pasaría si viviera en la zona. Estando muchos vecinos presentes, a veces uno se tiene que poner en el lugar del otro. Pero hoy, tomando una frase que siempre digo -y que algunos toman a la risa-: nuestra responsabilidad es legislar en nombre y en representación de los vecinos.

Hubo un pedido, suficientemente apoyado por los habitantes de la zona, que tratamos en forma rápida en la Comisión de Seguridad -ámbito encargado del seguimiento-, que está integrada por la mayoría de las fuerzas políticas y se encuentra abierta para que los vecinos, cuantas veces quieran, soliciten una reunión, de la que seguramente participarán todos los concejales. En ese sentido, reiteraré lo que dije en la reunión de comisión respectiva: Vicente López tiene un candidato a Premio Nobel de la Paz para este año. Y dicho vecino, mundialmente conocido, nos acercó, ante la inquietud de la comunidad, los datos de una persona especialista en esa temática. Entonces, ¿qué hicimos nosotros? Consideramos que esa información tenía que ser lo suficientemente comunicada y, por ende, se la entregamos en mano a la presidenta de la Comisión y a un importante representante del Departamento Ejecutivo. ¿Por qué?  Porque con estos temas no hay que hacer política, ya que está en juego el interés general. La persona sugerida por el candidato a Premio Nobel de la Paz tiene como experiencia haber capturado cuatro pumas utilizando dardos tranquilizantes.

En consecuencia, en el caso de que lo crea conveniente el Departamento Ejecutivo, se podría convocar a esa persona, al igual que a los vecinos, para que dé su opinión, porque este es un tema de extrema complejidad. Yo no entiendo nada acerca de esta cuestión, y asumo lo que digo. Entonces, deberíamos conseguir toda la información posible. Por ejemplo, el único dato exacto que pude recabar -y que brindé en la reunión de comisión, sus integrantes lo recordarán- es que la última vez que se detectó un puma en la zona -esto me lo informó un oficial de la 1°de Olivos- fue en 1985.

Turno 06 LK

Entonces, se hace una reunión. Es un tema que, seguramente, para muchos vecinos no tiene trascendencia. Para los que viven en la zona tiene extrema trascendencia. Por eso hoy estamos acá. La idea no es saber, en esta puja, quién tiene razón sino que podamos resolver el problema, que los vecinos se vayan satisfechos y que nos acompañen, en este tema y en otros temas que les pueden preocupar. Nosotros somos los representantes de ellos. (Aplausos en la barra.)

Quiero hacer una aclaración, que no viene al caso pero que está vinculada con la movilización de los vecinos. El 27 de febrero, un nenito de La Lucila, primero en la línea de donación de órganos del INCUCAI, recibió un corazón y fue operado satisfactoriamente. Se movilizó toda la comunidad. ¿Dónde se reunían? En La Lucila, al lado de la Reserva Ecológica lindera al Colegio Lincoln. Esto sirvió para que 500 vecinos entendieran que un día les puede tocar a ellos o a un ser querido y se anotaran voluntariamente en el programa de donación de órganos. Este es el poder que se logra cuando la sociedad se moviliza. (Aplausos en la barra.)

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Lencina.

 

Sra. LENCINA.- Ante todo quería aclarar algunos dichos del concejal De Benedetti. Bajo ningún punto de vista quise poner en duda la credibilidad de la denuncia de los vecinos. Estamos sentados acá justamente porque creemos en los vecinos. Si no, no hubiéramos convocado en forma tan inmediata una sesión extraordinaria. En nuestra comisión no acompañamos el proyecto del concejal porque entendimos que por la celeridad del tema no era conveniente la integración de una comisión. Por eso pedimos al ministerio de Asuntos Agrarios su intervención.

Por otro lado, con respecto a los allanamientos, todos sabemos que es muy difícil hacerlos si no se tiene la orden judicial. Por eso no era factible hacerlo en el momento en que se pidió. Además, en el artículo 3° de nuestro proyecto – no sé si lo leyó el concejal – se habla del plan de contingencia respecto a una nueva aparición del felino. Ahí se dice que en tal caso se realizarán las acciones que se necesiten para capturarlo, garantizando la seguridad del animal, obviamente que en conjunto con la provincia de Buenos Aires.

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Sandá.

 

Sr. SANDÁ.- No sé por dónde empezar. No voy a contestar algunas cuestiones, como la del Estado ausente o el cordero que se usaría como carnada. Debo confesar, con todo respeto por los vecinos que tienen la certeza de la existencia del puma, que yo, por momentos, tengo dudas. Como respetamos a los vecinos que tienen esa certeza, hemos legislado con total responsabilidad y llegamos a las conclusiones que contiene el dictamen de mayoría. Más allá de las dudas que se puedan tener, estamos obligados a legislar a partir de la certeza que tienen los vecinos que viven en el lugar.

Se habló de allanamientos. Quiero aclarar que este intendente, Jorge Macri, jamás va a hacer un allanamiento si no es ordenado por un juez y sin la presencia de la autoridad competente. Como estamos ante un hecho de inseguridad no frecuente, no habitual como los que nos toca sufrir a todos los vecinos de nuestro bendito país, quiero aclarar que la seguridad, tal como dice el artículo 2° de la ley de seguridad pública, es materia de competencia exclusiva del Estado y su mantenimiento le corresponde al gobierno de la provincia de Buenos Aires.

También podemos ir a la ley de conservación de la fauna, que dice:

 

–         Se lee.

 

Sr. SANDÁ.- En el artículo 3° se habla de los animales bravíos o salvajes que viven bajo control del hombre. Podemos citar también el Código Civil, porque esto merece la intervención de la justicia. El artículo 1.129 habla de que “El daño causado por un animal feroz, de que no se reporta utilidad para la guarda o servicio de un predio, será siempre imputable al que lo tenga, aunque no le hubiese sido posible evitar el daño…”.

La conclusión es que estamos ante un problema no habitual de inseguridad. Queda claro cuál es la autoridad de aplicación. Por eso felicito a la concejal Lencina y a los concejales que llegaron a estas conclusiones.

También quiero fundamentar, en nombre del bloque PRO, el motivo de la no creación de esta comisión que reclama el despacho de minoría. Existiendo las autoridades provinciales, que son especialistas y tienen que hacerse cargo de este problema de inseguridad no frecuente, no tenemos por qué cargarles a los vecinos, que hoy son víctimas por tener la certeza de la existencia de este animal, la responsabilidad de formar una comisión para salir, llamémoslo así, a cazar o atrapar con vida al puma. Es el Estado y los organismos correspondientes del Estado provincial los que tienen que hacerse cargo de la situación, como lo dice el artículo 2°, con la apoyatura logística que le tendrá que dar la municipalidad de la ciudad de Vicente López en lo que requiera el Estado provincial, en este caso la Dirección de Fauna.

Con respecto al plan de contingencia, nos consta que está en marcha. En los próximos días tendremos el informe que está preparando el municipio, pero obviamente habrá que coordinar ese plan de contingencia con la Dirección de Fauna de la provincia.

Apoyamos el despacho hecho por la mayoría. De ninguna manera vamos a apoyar la conformación de ninguna comisión. Los vecinos gobiernan a través de sus representantes. Creo que como legisladores hemos cumplido con nuestra función.

Turno 07 GC

Hemos recibido, como dijo algún concejal preopinante, esta denuncia de los vecinos. La Comisión de Seguridad, que era la comisión natural que se tenía que reunir, lo hizo en forma eficiente y rápida. Definió el camino a seguir. Hoy, en este cuerpo legislativo, estamos tomando la decisión de aprobar este proyecto, y tendrá que ser el Ejecutivo el que a partir de esta aprobación se tendrá que presentar ante la provincia de Buenos Aires y exigir, no mediar, como por allí alguien dijo.  Acá no se está hablando de mediar, sino concretamente de reclamar, y que la provincia de Buenos Aires tome inmediata intervención, porque es la que se debe hacer responsable de esto.  Reitero que el artículo 1° dice que el Ejecutivo reclame para que tome inmediata intervención acerca de la aparición de un puma en nuestro distrito.

Por lo tanto, entiendo que hemos actuado como corresponde. Felicito nuevamente a los miembros de la comisión y a su presidenta, y reitero que apoyaremos el dictamen de mayoría.

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Giménez.

 

Sr. GIMÉNEZ.- Señor presidente: yo fui uno de los concejales que firmó la nota que después se transformó en el proyecto de resolución, que hoy se está tratando en una sesión extraordinaria y que fue considerado en la reunión de la Comisión de Seguridad la semana pasada, a la que fui invitado como firmante del proyecto, a pesar de no integrarla. Esto es lo que digo que es un absurdo: que la caza de un puma sea un tema a tratar en una sesión extraordinaria. Esto es increíble. Pero en realidad, no hay otra solución. Hay que ponerse en el lugar de los vecinos que están viviendo esta situación y a quienes sin duda hay que darles una solución.  Si esto nos ocurriera a nosotros donde estamos viviendo, estaríamos con la misma sensación de intranquilidad e incertidumbre que viven ellos. Por eso es que tuvimos que hacer esta sesión. Y tuvimos que hacer esta sesión porque aquí existe una falta total de reflejos por parte del Ejecutivo. El Ejecutivo no está a la altura de las circunstancias. Esta es la realidad.

Recién el concejal Sandá dijo que él es uno de los que descree de la existencia del puma. Son muchas las personas del Ejecutivo que piensan lo mismo. Y por eso no le dieron la importancia que tiene este tema, y por eso llegamos a esta situación de tener que reunirnos hoy, en marzo, a pesar de que la primera sesión ordinaria es en abril. Reitero que aquí hay una falta total de reflejos del Ejecutivo al pensar que los problemas tienen otra dimensión.

Por lo tanto,  sobre la base de este problema, surge la pregunta: ¿existe el puma? A partir de allí, hay dos respuestas: una, que no existe, tal como piensan el concejal Sandá y varios miembros del Ejecutivo. Entonces, si no existe el puma, ¿por qué no van diez personas del Ejecutivo para verificar y controlar, así la gente se queda tranquila y se soluciona el problema? Y la segunda respuesta es que el puma sí existe. Si es así, ¿por qué no buscan una solución urgente? Esto no se puede demorar más.

Estoy leyendo este proyecto, que habla de los organismos provinciales, nacionales y municipales. ¿A quién vamos a invitar, a la NASA, para atrapar un puma? No estamos hablando del Mato Grosso, del Amazonas ni de la selva americana de donde es originario el puma. No, estamos hablando de tres hectáreas, que realmente creo que ni siquiera es una. Digo esto porque si nosotros nos limitamos a los centros, a la problemática del terreno central, que es donde puede estar el animal, quiere decir que es menos de una hectárea.

Entonces, para solucionar este problema no hay que llamar a Tarzán. Tarzán murió con Johnny Weissmüller. Acá lo tenemos que resolver en forma simple. Como dijo hace un momento el concejal Ruiz, tienen que venir profesionales expertos, con animales, con perros entrenados para este tipo de tareas, con elementos para anestesiar al puma y atraparlo vivo. Hay que buscar este tipo de soluciones. No puede continuar este problema. Y hoy, más o menos, estamos encaminando una solución porque lo estamos encarando en este Concejo Deliberante y toma estado público. Si no, todo lo que están diciendo los vecinos se pierde en la nada.

En la reunión de la semana pasada de la Comisión de Seguridad se trató este tema con seriedad. Allí dijo la oposición –de la que soy parte-, concretamente el concejal Roberto, cuyas palabras recuerdo: “No tenemos ningún inconveniente en que la Municipalidad pague un servicio profesional para que este problema se solucione.” Además, dije que no era necesario llamar a licitación pública, sino que directamente la municipalidad actúe. Y propuse buscar una solución. Las cosas se ejecutan. Ese es el problema de los gobiernos: hay que ejecutar y no hacer el verso y sanata. Esto es lo que está pasando.

Yo planteé lo siguiente: si hubo dinero para gastar en la colocación de carteles durante todo enero y febrero para publicitar que las piletas de natación del municipio son gratuitas, cuando siempre lo fueron, entonces ¿cómo no va a haber dinero para pagar un experto que venga a ver si hay un puma en una hectárea? Hablemos con seriedad. Yo acompañaría el proyecto, pero la realidad es otra, la realidad pasa por otro lado, la vida nos está pasando por el costado.

Recién estaban comentando que fueron a preguntar sobre el color del animal. ¡Color marrón! ¡Si es negro es una pantera! Si tiene rayas es un tigre, si tiene manchas es un leopardo. (Aplausos.) Si tiene joroba, es un camello. Eso es lo que planteo. No hay que llegar a esta situación. Ahora resulta que van a poner una jaula con un cordero. Estamos hablando de salvar al puma, porque es una barbaridad que matemos al puma. ¿Y vamos a matar al cordero? Esto es de locos. Hablen con el Ejecutivo sinceramente, díganle cómo son las cosas, que mañana mismo llamen a una empresa y no esperen de la provincia y de la Nación papeles y más papeles. Que solucionen el problema y no tengamos que hacer otra sesión del Concejo Deliberante para tratar este tema, porque realmente es un absurdo. Es un asunto que se tendría que haber solucionado hace ya por lo menos treinta días. (Aplausos.)

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Marchiolo.

 

Sr. MARCHIOLO.- Señor presidente: cuando uno tiene la responsabilidad de desempeñar una función como la nuestra, que es la de legislar, en una comunidad grande pero chica al mismo tiempo, lo que tiene que hacer es ponerse en el lugar de quien está padeciendo en este caso un problema, una preocupación.  Y sin duda que si yo viviera en ese lugar, tendría las ventanas cerradas, por las dudas. Los vecinos merecen toda credibilidad cuando nos dicen que en la zona se detectó la presencia de un felino de estas características.

Encima, esta situación nos sobrevino en el verano, cuando hay menos actividad que la que habitualmente tenemos. He escuchado cantidad de opiniones de colaboradores amigos directos que dicen que no ataca a las personas. También se dice que sí puede atacar a los niños en caso de que el animal tenga hambre. Y la verdad que no me quiero levantar una mañana y escuchar que un puma atacó una criatura.

Turno 08 AG

Por lo tanto, creo que tenemos que rumbear para el lado que corresponde: si uno tiene que hacer una casa, llama a un profesional de la construcción. En este caso, Vicente López no cuenta con un ámbito especializado para organizar la captura del felino, para encontrarle una solución a este pequeño gran problema que se presenta. Y la provincia de Buenos Aires dispone de la Dirección de Fauna Silvestre, que sin lugar a dudas tendría que tomar cartas en el asunto. Pero como sucede siempre -como en tantas cuestiones que hacen a la calidad de vida de los bonaerenses-, el gobierno provincial mira para otro lado; hasta para cazar un puma. Entonces,  ya que nos hacemos cargo de la seguridad, de la salud y de cada uno de los problemas de Vicente López,  hagamos el esfuerzo y tratemos de solucionar con responsabilidad -tal como dicen los dos proyectos, porque ambos plantean que el Estado municipal tiene que aportar los medios necesarios para resolver la cuestión que estamos tratando- esta situación.

El concejal Ruiz expresó que un candidato a Premio Novel de la Paz conoce a una persona que se dedica a cazar pumas. Yo conozco a una que capa monos, pero eso no importa. (Risas). Es la Dirección de Fauna Silvestre la que debería establecer las acciones concretas para la captura del felino. Me consta que muchos vecinos se han armado, por si el puma aparece en el fondo de sus casas. Pero no sabemos lo que puede suceder cuando una persona, sin experiencia y con un arma de fuego, espera la aparición de un puma. Eso me genera mucha preocupación, y más aún cuando se escucha que no son armas comunes las que tienen preparadas los vecinos para defenderse del animal.

No me deja tranquilo que el concejal Ruiz diga que hay un especialista en la captura de felinos, y no creo que esta situación pueda resolverse al voleo. Además, ninguno de los dos proyectos plantea medidas para el abordaje de la cuestión. Por lo tanto, considero que la Comisión de Seguridad debería tener un accionar permanente en relación con este tema y convocar al Departamento Ejecutivo y a las áreas  correspondientes. Esa podría ser la síntesis de los dos proyectos, porque la Comisión de Seguridad tiene la facultad de convocar a las áreas de Seguridad, de Salud y de Zoonosis -dependiente de la Secretaría de Salud- para que resuelvan, de una vez por todas, esta problemática.

No hay mucho más para hablar respecto de este tema. La Comisión de Seguridad debería, a partir de mañana, tal como lo hizo anteriormente, conducir las acciones concretas tendientes a la resolución de esta situación. (Aplausos).

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Lencina.

 

Sra. LENCINA.- Señor presidente: aprovecho la oportunidad para mocionar que la votación de los dictámenes se realice en forma nominal.

Cerraré mi intervención recalcando que los concejales de mi bloque creemos en la existencia del puma y que estamos tratando de implementar las medidas necesarias, juntamente con la provincia de Buenos Aires -que es el ámbito encargado de ese tipo de acciones-, para capturarlo. Asimismo, la Comisión que presido está abierta a las inquietudes de los vecinos. Es más, hasta podría convocar al secretario de Salud o a quien corresponda.  Para que me conozcan, le informo al público presente que mi nombre es Alicia Lencina.

Creo que los concejales ya manifestamos nuestras opiniones. Sólo me restaría hacer una sugerencia: tratemos de no politizar este tema, porque es serio y afecta a los vecinos.

Para finalizar, reitero que están abiertas las puertas de la comisión que presido para que los vecinos traigan sus dudas y se les pueda informar acerca de las acciones que diariamente lleve a cabo el Ejecutivo.

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Maenza.

 

Sra. MAENZA.- Señor presidente: en primer lugar, quiero manifestar en mi carácter de legisladora y de vecina nuestra total solidaridad con los vecinos, ante este hecho que es inédito y que los angustia. Por lo tanto, reitero la solidaridad de todos los concejales.

Escuché las dos posturas, y debo decir que no queremos politizar el planteamiento. Eso tiene que quedar muy en claro: nosotros no queremos politizar la cuestión. Sin embargo, se está politizando la situación, pues, en forma agresiva, se requiere la acción del Ejecutivo. Al respecto, ya quedó asentada la cronología de los hechos.

Indudablemente, no hubo resultados; de lo contrario, no se hubiera gestado esta sesión. Asimismo, es cierto que ha transcurrido el tiempo; pero el Departamento Ejecutivo se está ocupando del tema. Comparto totalmente la opinión del concejal Giménez; pero se politiza la cuestión cuando se pide que actúe el Ejecutivo, a pesar de que éste ha actuado, lo seguirá haciendo y nosotros continuaremos apoyándolo, porque no se trata de una problemática que no se quiera solucionar.

Es verdad que lo realizado ha sido insuficiente. Pero ¿cuál es nuestra lectura de la situación? Que la conformación de una comisión es meramente un hecho burocrático, pues todos los concejales y los funcionarios de las diversas áreas nos estamos ocupando del tema. Por ello, le pedimos muy concretamente a la provincia de Buenos Aires que personas idóneas en la fauna adviertan el grado de emergencia que estamos teniendo.

Nosotros no politizamos, pero consideramos que se está politizando la cuestión a través del reclamo al Departamento Ejecutivo. No hago simplemente una defensa del Ejecutivo, sino que me refiero con toda claridad a la cronología de los hechos que efectuó la presidenta de la Comisión de Seguridad.

Al parecer, estamos todos de acuerdo; pero votaremos si se conforma o no se conforma una comisión. Quizás podríamos hacer un cuarto intermedio, a efectos de unificar las posturas. Este tema ya lo planteamos en la comisión. Es más, hasta se le hizo un pedido al concejal De Benedetti; pero nos quedamos ahí. Por lo tanto, mi idea es lograr una unificación, más allá de los dictámenes en tratamiento. Los vecinos aquí presentes deben saber que cuentan con nuestro respaldo y que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para solucionar esta problemática.

Para finalizar: planteo que realicemos un breve cuarto intermedio, a efectos de lograr un consenso.

 

Sr. PRESIDENTE.- Señora concejal Maenza, su pedido no ha sido apoyado.

 

–          Manifestaciones en la barra.

 

Sr. PRESIDENTE.- Le pido al público que guarde silencio.

Tiene la palabra la señora concejal Caputo.

 

Sra. CAPUTO.- Señor presidente: en el mismo sentido de lo planteado por los concejales Marchiolo y Maenza, considero importante que se agregue en el dictamen en mayoría cuál será el ámbito encargado de llevar adelante las acciones y de comunicarles a los vecinos el plan de contingencia del que habla el artículo 3°. Por lo tanto, propongo que se incluya en el articulado del proyecto que la Comisión de Seguridad será la encargada de coordinar, comunicar y convocar a los vecinos, para poder trabajar en forma conjunta.

 

Sra. MAENZA.- Apoyo la moción.

Turno 09 DR

– Manifestaciones en la barra.

 

Sr. PRESIDENTE.-La Presidenciaruega a la barra que por favor haga silencio.

Tiene la palabra la señora concejal Lencina.

 

Sra. LENCINA.- Señor presidente: no tenemos problema.

Es más: antes de solicitar el cierre de la lista de oradores y la votación nominal, dije que la comisión estará abierta; se le va a informar a la gente. Además, di mi nombre y apellido.

 

–         Varios concejales hablan a la vez.

 

Sr. PRESIDENTE.- Entonces se incorpora como artículo 4º, que ha propuesto la señora concejal Caputo.

Por favor, le solicito a la señora concejal Caputo que acerque a Secretaría la redacción del mencionado artículo. O sea que se agregaría un nuevo artículo –sería el 4º- y se correría el resto de la numeración.

En consecuencia, se va a votar el dictamen de mayoría, con el nuevo artículo propuesto por la señora concejal Caputo.

 

– Varios concejales hablan a la vez.

 

Sra. CAPUTO.- Señor presidente: me parece que antes de votar en general, habría que conocer la redacción definitiva.

 

Sr. PRESIDENTE.- A fin de que la señora concejal preopinante termine de redactar el artículo, invito al cuerpo a pasar a un cuarto intermedio en las bancas.

 

–         Se pasa a cuarto intermedio en las bancas. Luego de unos instantes:

 

Sr. PRESIDENTE.- Continúa la sesión.

Tiene la palabra la señora concejal Caputo.

Turno 10 AG

Sra. CAPUTO.- Señor presidente: tal como adelanté, propongo la incorporación de un artículo 4°, cuyo texto sería el siguiente: “La Comisión de Seguridad tendrá a su cargo la tarea de coordinar, junto a los vecinos, el seguimiento de las acciones implementadas”. De esta manera, se hace explícito que queda en cabeza de la Comisión de Seguridad la comunicación y la coordinación con los vecinos, a partir de este momento. (Aplausos).

 

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Lencina.

 

Sra. LENCINA.- Señor presidente: quiero aclarar que en ningún momento pensamos que los vecinos hacen esto para politizar el tema.

Estamos de acuerdo con la modificación aportada por la concejal Caputo, y pido que se pase a la votación nominal de los proyectos.

 

Sr. DE BENEDETTI.- Pido la palabra.

 

Sr. PRESIDENTE.- Como miembro informante del dictamen en minoría, tiene la palabra el señor concejal De Benedetti.

 

VARIOS CONCEJALES.- ¡Pido la palabra!

 

Sr. PRESIDENTE.- Señores concejales: tengan en cuenta que el concejal De Benedetti es miembro informante del dictamen en minoría. Luego de su intervención, pasaremos a la votación.

 

Sr. DE BENEDETTI.- Señor presidente: creo que el tema se debatió profundamente y que todos los concejales ya dieron su opinión.

Considero que no sólo por la modificación planteada por la concejal Caputo existe el compromiso de la Comisión de Seguridad, de la que yo formo parte, de dar participación a los vecinos. Yo no defendía esa instancia por capricho sino porque me parecía importante.

En esta oportunidad, 23 concejales comparten la misma voluntad; casi se alcanza la unanimidad, que es mucho más fuerte que un consenso. Por lo tanto, siento que tengo que acompañar esta propuesta, porque de lo contrario parecería que soy el dueño de la verdad y no es esa mi intención. Mi preocupación es que se solucione esta situación.

Le agradezco el uso de la palabra al señor presidente. Sé que algunos concejales están enojados porque me la concedió, a pesar de que soy autor de uno de los proyectos.

Para finalizar: acompañaré el dictamen que alcanzó el consenso durante el cuarto intermedio.

 

Sr. PRESIDENTE.-    En virtud del consenso logrado, si hay asentimiento, la votación se realizará por signos.

 

–         Asentimiento.

 

Sr. PRESIDENTE.- Se procederá en consecuencia.

Se va a votar el dictamen en mayoría con la modificación propuesta por la señora concejal Caputo.

 

–          Se aprueba en general y en particular por unanimidad.

 

Sr. PRESIDENTE.- No habiendo más asuntos que tratar, queda levantada la sesión.

–          Es la hora 20 y 24.

 

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: