BLOG de la Agrupación de Vecinos de Vicente López

31 mayo, 2014

2ª Sesión Extraordinaria 06-02-14

Filed under: Version Sesiones HCD — by AVVL Agrupación de Vecinos de Vicente López @ 7:19 pm

MUNICIPALIDAD DE VICENTE LÓPEZ
HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE

2ª. SESIÓN EXTRAORDINARIA
6 de febrero de 2014

PRESIDENTE: Carlos Sandá. Mariana Colela.
SECRETARIO: Matías Burgos.
SUBSECRETARIO: Rubén Néstor Aparicio.

———————————————————————————————————

Concejales presentes:

ANTELO, Norberto
ÁVALOS, Claudia
BARBIERI, Verónica
CAPUTO, Paola
CARRILLO, Javier María
CASSARO, Rosario
CHOCARRO, Marcelo
COLELA, Mariana
DEVITT, Ignacio
ENRICH, Diego
GONZÁLEZ, Alejandro
LENCINA, Alicia
LEÓN, Guillermo
MALDONADO, Germán
MARCHIOLO, Ariel
NOYA, Joaquín
PONCE, Nahuel
RENDÓN RUSSO, Antonio
RIAL, Leandro
ROBERTO, Carlos
RUIZ, Guillermo
SANDÁ, Carlos
VANNELLI, Gabriel
VILLA, Natalia

Versión taquigráfica

D. R. T.

– En Olivos, Partido de Vicente López, a los seis días del mes de febrero de 2014, a la hora 11 y 57:

Sr. PRESIDENTE (Sandá).- Con la asistencia de 22 señoras y señores concejales, se declara abierta la segunda sesión extraordinaria del nonagésimo período de sesiones.

LECTURA DEL DECRETO DE CONVOCATORIA

Sr. PRESIDENTE.- Por Secretaría se dará lectura del decreto 150, por medio del cual se convoca al cuerpo a esta sesión extraordinaria.

– Se lee.

Sr. PRESIDENTE.- Se dejan constancia en la versión taquigráfica de que también se ha incorporado el señor concejal Rial, por lo que nos hallamos sesionando con la presencia de 23 concejales.

DECLARACIÓN DE URGENCIA E INTERÉS PÚBLICO

Sr. PRESIDENTE.- Corresponde que el cuerpo decida si los temas que nos convocan revisten el carácter de urgencia e interés público que prescribe el artículo 68, inciso 5º, de la Ley Orgánica de las Municipalidades. Se requiere el voto afirmativo de las dos tercer partes.
Se va a votar nominalmente.

– Votan por la afirmativa los concejales: Barbieri, Caputo, Cassaro, Chocarro, Colela, Devitt, Enrich, Lencina, León, Maldonado, Marchiolo, Noya, Ponce, Rendón Russo, Rial, Sandá, Vannelli y Villa.
– Votan por la negativa los concejales: Antelo, Ávalos, Carrillo, González y Roberto.

Sr. PRESIDENTE.- Se han registrado 18 votos afirmativos y 5 negativos, por lo que queda aprobada la declaración de urgencia e interés público de los temas que nos convocan a esta segunda sesión extraordinaria.

CUARTO INTERMEDIO

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: a los efectos de escuchar a los vecinos que se han acercado para hablar del tema inundaciones, hago moción de pasar a un cuarto intermedio, para que nos reunamos con ellos; con los presidentes de bloque; con el ingeniero Agostinelli de la Secretaría de Obras Pública, quien se ha acercado hasta aquí.

Sr. PRESIDENTE.- En consideración.
Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- Queda aprobada la moción.
Esta Presidencia solicita a los vecinos que constituyan una comisión que los represente, para poder conversar con los presidentes de bloque y los representantes del Departamento Ejecutivo. Una vez designada esa comisión, les pido que ingresen al Salón de los Pasos Perdidos, donde los escucharemos en sus reclamos y les haremos conocer nuestros pensamientos.

– Manifestaciones en la barra.

Sr. PRESIDENTE.- Puedo decir que estará el presidente del bloque PRO, que es el que hizo la convocatoria, pero creo que estarán todos los presidentes de las diferentes bancadas, como quien les habla.

– Manifestaciones en la barra.

Sr. PRESIDENTE.- No hay inconveniente de que luego de terminada la reunión vuelvan a ocupar el lugar que ahora tienen en la barra para presenciar las dos sesiones que tenemos por delante.

– Se pasa a cuarto intermedio a la hora 12 y 3.

D. R.
– A las 14.43 horas:

Sr. PRESIDENTE.- Continúa la segunda sesión extraordinaria que pasara a cuarto intermedio.

CONSTITUCIÓN DEL CUERPO EN COMISIÓN

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: hago moción de que el cuerpo se constituya en comisión para tratar los dos expedientes motivo de esta segunda convocatoria a sesión extraordinaria.

Sr. PRESIDENTE.- En consideración.
Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- Queda aprobada la moción
En consecuencia, el cuerpo pasa a sesionar en comisión.

Expediente 1264/13 HCD
Consejo de Docencia, Investigación y Bioética

Sr. PRESIDENTE.- En consideración.
Tiene la palabra el señor concejal Ponce.

Sr. PONCE.- Señor presidente: existe un proyecto que pido sea leído por Secretaría.

Sr. PRESIDENTE.- Así se hará, señor concejal.

– Se lee.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Ponce.

Sr. PONCE.- Señor presidente: antes que nada quería decir que es un orgullo para mí poder participar por primera vez en este recinto.
Lamento no tener la capacidad oratoria del señor concejal Carrillo, aunque espero que avale mi primera exposición. (Aplausos.)

PP

El expediente que nos toca tratar tiene que ver con una necesidad que nos manifestó el secretario de Salud y Desarrollo Humano, Hernán Seoane, referente a coordinar los diferentes comités de ética y de investigación de los sectores municipales. Actualmente los comités se encuadran bajo el eje provincial y bajo una ordenanza, que creo que fue presentada por el concejal León, de quien quiero hacer una salvedad, porque desde que se presentó el expediente se puso a disposición mía y de la Secretaría, por lo que le quiero agradecer. Se puso a disposición para tratar de generar la mejor ordenanza posible para que el municipio empiece a tener mayor participación en la coordinación de estos comités.
No es que la Secretaría no tuviera control ni estuviese informada, pero este Consejo le va a dar mayor potestad y lo va a sacar de un rol limitado que solamente le permite autorizar y no impulsar. Por eso la idea es dar un paso más, posibilitando a la Secretaría de Salud generar un ámbito de mayor transparencia, impulsando investigaciones que no sólo sean beneficiosas para el hospital sino que también sean beneficiosas para todo el sistema de salud del municipio, tanto en las tareas de prevención que hacen las salas de atención primaria como también en el desarrollo de la Maternidad Santa Rosa.
Es nuestra intención, entonces, modificar la ordenanza 28.810 de modo tal de crear un Consejo de Docencia, Investigación y Bioética que coordine, regule y controle desde la órbita municipal a los diferentes comités de ética e investigación. Consideramos que la presencia de un consejo central, coordinado desde la Secretaría, va a dar un marco de seguridad a aquellos que quieran realizar investigaciones y capacitaciones en Vicente López y, más importante, le va a dar mayor tranquilidad al municipio y a los vecinos al tener un mayor control en procesos tan sensibles como la investigación con seres humanos y los tratamientos en el ámbito de salud en general. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal León.

Sr. LEÓN.- Señor presidente: este proyecto es muy bueno y está en línea con el que antecede y modifica que es de 2009, que trata sobre la investigación en seres humanos.
Yo me acuerdo que hace muchos años decidíamos operara a diez pacientes con hernia con una técnica, a otros diez pacientes con otra y después escribíamos un trabajo, lo presentábamos en un congreso y chau: no se enteraba el director del hospital, no había nadie que lo vigilara, nadie que dijera si eso era verdad, si no era verdad, si estaba bien hecho, o las consecuencias que podía tener. Todo cambió, todo se fue complejizando; la investigación en salud es parte importante de los 850.000 trabajos de investigación científica que se presentaron en 2013. Se piensa que en 2014 van a ser más, sobre todo con el advenimiento de internet y la facilidad de poder hacer publicación electrónica. A todo esto se suma que muchas empresas, sobre todo laboratorios de productos medicinales, tienen que cumplir protocolos muy estrictos, donde hay una cantidad de pacientes que tienen que incluir en las distintas fases de experimentación de una droga. Por ejemplo, una droga oncológica, una droga para el sida, una droga para el colesterol o lo que sea. Se trata también de proteger –no digo en nuestro caso particular, sino que es en general, porque esta norma se está implementando progresivamente en todos lados– a los investigadores y a la institución de los intereses de estos laboratorios que sabemos que son muy poderosos. A veces no se terminan los trabajos, y muchas veces ellos no pueden esperar siete, ocho o diez años para dar los resultados finales; necesitan decirle a la prensa –ustedes lo habrán visto en las revistas que vienen en los diarios-, tal novedad o tal otra novedad, o que salió tal droga que fue probada en equis cantidad de personas. Inclusive, a veces no lo pueden hacer en su país de origen y eligen otros países para que se haga esto.
Entonces, juntamente con esto se volvió necesaria la cuestión de la bioética con todas las novedades que trajo la tecnología: trasplante, clonación, aborto, eutanasia, en fin, todos los temas que sabemos que hoy están instalados y que no hace mucho, veinte o treinta años, no estaban. Por lo tanto, el tema de la ética, en este caso la ética aplicada a la medicina, la bioética, también es un componente que ha crecido y que tiene que formar parte, como bien lo dice esta ordenanza, de un comité donde estén el Comité de Docencia, el Comité de Investigación y el Comité de Bioética regidos, como debe ser, por la autoridad sanitaria, en este caso por la autoridad sanitaria del municipio de Vicente López. Así que me parece bien. Nosotros lo habíamos sugerido acá y habíamos dejado muchas cosas en la reglamentación de esa ordenanza, y en esa reglamentación se fue toda una cuestión económica de cómo se repartía el dinero de las investigaciones, de que se abría una cuenta, que realmente no es el espíritu; el espíritu es la protección, el consentimiento informado de los pacientes, decirles: “Usted va a ser sometido a…, presta su conformidad de recibir…”, explicarles bien, y tienen que decir que sí. Ustedes saben que esto se hace con grupos y controles para ver, por ejemplo, si hay anticuerpos monocronales –seguramente los escucharon nombrar–, que tuvieron un éxito inmediato y se notó que eran muy positivos. No se podía hacer un grupo de investigación de cincuenta pacientes con cáncer a los que les íbamos a dar anticuerpos monocronales y a otros cincuenta no. Entonces, está el tema de la ética, el tema de la discusión y el de la necesidad de aprobar ese trabajo de investigación y que sea todo transparente, porque además lleva el nombre de la institución. Todos los médicos, cuando publicamos, ponemos por ejemplo: “Realizado en el Hospital Bernardo Houssay.”
Ahora la cosa se complicó y se judicializó, y aunque todavía no hay antecedentes en nuestro país, hay casos de fraude científico: de falsificación, de copia, o plagio, hay una serie de nuevos delitos que no están tipificados y que pueden llegar a hacer responsable a la institución, a lo fiscal o a lo municipal. Esto me parece bien; me parece bien proteger los derechos de los pacientes, como lo hace la ley 11.044, de la provincia de Buenos Aires, con su decreto reglamentario, del cual se tomaron algunas cosas; está también la ley 26.259, que es nacional, de noviembre de 2009. También en el proyecto de unificación de los códigos –posiblemente salga este año– se habla del consentimiento informado, de la notificación de las prácticas y las investigaciones en salud.
Vamos a apoyar este proyecto y, como siempre, estamos abiertos a conversar porque nos interesan todos estos temas, y lo hacemos con gusto. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- Le quiero comentar al concejal León que hoy el concejal Ponce me manifestó que va a estar con nosotros acompañando a la presidenta hasta 2015.
Tiene la palabra el señor concejal Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: lo primero que quiero decir es que no soy tribunal de aprobación del desempeño de los concejales, al contrario. Cada uno de los concejales deberá superar la prueba de aprobación de parte de los vecinos. Lo que yo hice previamente, y ahora lo amplío al concejal Ponce, fue tener una mirada crítica en estas cuestiones, sabiendo lo que son las cosquillas de la primera vez que uno habla, y me dio la impresión de que estuvieron muy bien tanto el concejal Devitt, como la concejal Barbieri, y ahora el concejal Ponce.

JR

Pero exímanme de la responsabilidad de actuar como “tribunal de alzada” en estas cosas, porque no soy quien para hacerlo; bastante tengo al tener que cargar con mi propia historia.
En cuanto al proyecto en tratamiento, debo decir que me parece una buena propuesta. Por eso, la vamos a acompañar, como siempre hemos acompañado los temas que tienen que ver con el día a día de la gestión, porque como conocemos el otro lado del mostrador, sabemos que hay cuestiones que son específicas o eminentemente técnicas en las que nos respaldamos en la opinión de la gente idónea. Particularmente esto lo hablé con el concejal León, quien me alcanzó copia del decreto reglamentario de la ordenanza de 2009.
Además, para que quede en claro que no hay contradicción entre nuestro voto negativo al tratamiento de este tema y la opinión que tenemos sobre el fondo de la cuestión, les recuerdo que estoy hablando de una ordenanza de 2009, que fue reglamentada en 2011. Entonces, no veo que haya una urgencia tal que nos impida esperar hasta el mes de abril para aprobarlo durante el período de sesiones ordinarias. De todos modos, como el oficialismo ha logrado habilitar el proyecto y nuestra posición ya ha sido planteada, estando ya frente al tema en cuestión, debemos decir que nos parece una buena propuesta, que ayuda a la gestión y, por ese motivo, la vamos a acompañar. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Colela.

Sra. COLELA.- Señor presidente: en primer término, debo señalar que desde nuestro bloque vamos a acompañar el proyecto en consideración, porque nos gustó mucho esta iniciativa y en lo personal me interesa todo lo que tiene que ver con salud.
Por otra parte, voy a proponer una modificación, porque creo que se deslizó un error de tipeo. En el segundo párrafo de los considerandos, donde dice “11.042”, debería decir “11.044”.

Sr. PRESIDENTE.- Ese error ya fue subsanado, señora concejal.
Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: simplemente quiero agregar que esto ya se encuentra regulado a nivel provincial y nacional. Por lo tanto, lo que estamos haciendo en este cuerpo es perfeccionar la ordenanza ya existente, es decir, la 28.810.
Creemos que todo lo que tenga que ver con la investigación científica, siempre implica un avance, sobre todo en el caso de enfermedades que todavía requieren de más estudios. Este es el objetivo del proyecto.
Esta es una clara política del gobierno municipal a favor del desarrollo médico y científico que los vecinos de Vicente López están necesitando. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar la propuesta de dictamen presentada ante el cuerpo reunido en comisión.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- Queda aprobado por unanimidad.
Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: solicito que se levante el estado de comisión del cuerpo, a fin de poder considerar el dictamen recientemente aprobado.

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar la moción formulada por el señor concejal Rendón Russo.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- En consecuencia, corresponde considerar el proyecto de ordenanza contenido en el dictamen elaborado por el cuerpo constituido en comisión.
Se va a votar.

– Se aprueba en general y en particular.

Sr. PRESIDENTE.- Queda sancionado por unanimidad el proyecto de ordenanza.
Se comunicará al Departamento Ejecutivo.

Expediente 1364/13 HCD
Declarando de interés municipal la creación y conformación de un Consorcio de Gestión y Desarrollo del Puerto de Olivos

Sr. PRESIDENTE.- En consideración.
Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: hago moción de que el cuerpo se constituya en comisión, a fin de poder tratar el expediente puesto en consideración.

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar la moción formulada por el señor concejal Rendón Russo.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- Habiendo resultado aprobada la moción, el cuerpo pasa a sesionar en comisión.
Tiene la palabra la señora concejal Villa.

Sra. VILLA.- Señor presidente: antes de referirme al tema en tratamiento, solicito que por Secretaría se dé lectura del proyecto de dictamen de comisión que proponemos desde nuestro bloque.

Sr. PRESIDENTE.- Por Secretaría se dará lectura.

– Se lee.

Sr. PRESIDENTE.- En consideración.
Tiene la palabra la señora concejal Villa.

Sra. VILLA.- Señor presidente: lo que estamos considerando es un proyecto de ordenanza del Departamento Ejecutivo por el que se declara de interés municipal la conformación e integración de un Consorcio de Gestión del Puerto de Olivos y zonas aledañas, en el marco ce un acuerdo macro ya celebrado entre la provincia de Buenos Aires y el municipio, el cual fue homologado por este Concejo Deliberante mediante la sanción de la ordenanza 32.895, promulgada por el decreto 4.625 de fecha 19 de noviembre de 2013.

MT.

Tal como se advierte, éste es un avance en el proceso de desarrollo de la zona portuaria de nuestro distrito que continúa con una política fijada anteriormente por el Departamento Ejecutivo, y homologada por este Honorable Concejo Deliberante en el sentido de dialogar, de consensuar, de coordinar con la provincia de Buenos Aires la puesta en valor de nuestro querido puerto, en vez de continuar con una postura de todo o nada, que nos ha llevado a vía muerta por más de 20 años. Ya lo decía la señora concejal mandato cumplido Marta Guardo, quien presidió la Comisión de Zona Costera los últimos 8 años, en cuanto a que más allá de las formalidades no existió voluntad política por parte de la provincia de Buenos Aires para hacer efectivo ese traspaso y cumplir con la ley 12.486, que por otro lado quiero dejar en claro que nosotros no renunciamos a su cumplimiento.
Lo que se propone en este proyecto es la conformación de un consorcio de administración, que no es otro que el previsto en el marco de la ley de la provincia de Buenos Aires 11.414. Lo que se propicia es un modo de desarrollo y gestión del puerto, que está establecido dentro del marco de la ley, y que es el que está siendo utilizado hace dos décadas por otros puertos de distintas provincias. El Departamento Ejecutivo no puede firmar el consorcio que se le antoje con condiciones que nosotros no conozcamos. Esto no es así. ¿Cómo se integra, cómo se delibera, qué es lo que se puede y no se puede? Está establecido dentro del marco de la ley que lo regula, y esto le da transparencia a este proyecto de ordenanza.
Otra de las cuestiones fundamentales para los vecinos de Vicente López, más allá de que prohíba desviar los destinos de este puerto -en este caso recreativo, o deportivo o turístico-, es que en los fundamentos de este proyecto existe el compromiso de preservar y prevenir la identidad ambiental del sector. Por último, y no menos importante, es lo que está relacionado con los usos urbanos, la zonificación propiamente dicha, que es imprescindible para llevar adelante este proyecto de desarrollo, la cual necesita la aprobación de este cuerpo legislativo. Por ende, no le estamos firmando un cheque en blanco al Departamento Ejecutivo, sino que este Honorable Concejo Deliberante va a participar en los aspectos que hacen a su competencia. (Aplausos.)

Sr. PRESIEDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: en un tema ríspido ha sido sumamente sólida la presentación que hizo la voz del oficialismo. Todo el mundo conoce nuestra posición respecto del tema del puerto, donde históricamente hemos reclamado la administración para el municipio de Vicente López, bandera que no arriamos ni vamos a arriar. En noviembre próximo pasado nosotros aprobamos la homologación del convenio, en donde se planteó claramente nuestra vocación de seguir reclamando la administración del puerto para la comunidad de Vicente López.
La cuestión es –me parece que lo definió bien la señora concejal que me precedió en el uso de la palabra– el “mientras tanto…”. Porque no tenemos un proyecto en la Legislatura que esté en trámite para la aprobación de una ley correctiva de la ley que sufrió dos vetos parciales del gobernador Solá. Respecto a lo del todo o nada, no creo que las cosas sean blancas o negras. De hecho, durante los últimos cinco años de nuestra gestión, empezamos a trabajar en la posibilidad de una administración mixta, pero mientras tanto, mientras seguimos luchando por la sanción de una ley que transfiera la administración a la comuna de Vicente López, queremos que por lo menos nuestra voz sea escuchada. Desde el bloque del radicalismo entendemos que es mejor.
Lo que me sigue despertando algunas dudas es el hecho de que si bien la redacción de la ley plantea quiénes son los actores, lo que se va a suscribir en ese convenio es cuántos jugadores de cada equipo participan en el seleccionado final. Y no sabemos. Nos planteaba recién la señora concejal que me precedió en el uso de la palabra que no vamos a dar un cheque en blanco. Si no lo vamos a dar, se parece bastante. Entonces vamos a proponerle una forma de que quede absolutamente explícito que no hay un cheque en blanco. Está claro que respecto de los indicadores, vamos a ser nosotros los que debamos convalidar lo que ese consorcio avance, pero vamos a estar en una situación en la que tantas veces hemos estado, de la homologación del convenio. No está mal ni bien, pero tal vez ante un proyecto bueno en algunos aspectos y malo en otros, uno tenga que tomar la opción de por sí o por no, porque no se puede modificar.
La llave de reaseguro que voy a proponer, nos permite estar un paso delante de eso. Y sería agregar un nuevo artículo segundo, para que ese consorcio que autorizamos al Departamento Ejecutivo a gestionar y a concretar con la provincia de Buenos Aires y los sectores privados, deba ser aprobado por este cuerpo antes de que ese consorcio tenga la posibilidad de avanzar respecto de lo que crea que es bueno o malo. Porque seguramente va a ser distinto que ese consorcio tenga mayoría del sector público –preferentemente del sector público municipal– que si la tiene de parte de los privados. Los intereses son distintos. Está bien que sean distintos. El privado tiene que buscar su rédito. Está bien. El sector público tiene que velar por otros intereses, sin que esto implique oponerse frente al privado.
Pero hay veces, que hay una cuestión que zanjar en términos de intereses contradictorios, y yo quiero que sean los estados municipal y provincial quienes en conjunto tengan la mayoría a la hora de tomar esa decisión. Razón por la cual me gustaría aprobar esto, pero para ello que nos concedan esta modificación en el artículo 2º, donde lo que se apruebe en términos de su constitución tenga que ser refrendado por este cuerpo, previo a que empiece a funcionar ese consorcio mixto.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Rial.

Sr. RIAL.- Señor presidente: nosotros en principio estamos de acuerdo con el proyecto. Es una política del gobierno provincial y del gobierno nacional promover la conformación de consorcios portuarios. Ejemplos exitosos tenemos en la provincia de Buenos Aires, como el caso del Consorcio de Bahía Blanca y el Consorcio de Quequén.
Con la salvedad de que el área de reserva portuaria que tenemos en Vicente López, obviamente tiene que ser desarrollada en un proyecto urbano, y que ese proyecto urbano deberá pasar nuevamente por este Concejo Deliberante. Entendemos que para la conformación de este consorcio de gestión debemos dejar en claro que va a ser de gestión pública entre la provincia y el municipio, y la conformación que va a tener si el sector privado va a formar parte de esto. Como decía el señor concejal Carrillo, para eso hay que saber el uso y el destino que se le va a dar al puerto. Si va a ser un puerto turístico y deportivo, o va a tener alguna otra función.

D. R.

Hay cámaras empresarias que representan a los distintos sectores privados. En este sentido, me parece que hay que darles participación en los consorcios, como ocurre en la mayoría de los consorcios de la provincia de Buenos Aires. Los que mencioné tienen participación privada.
Por otro lado, hay que dar participación a los trabajadores, mediante la intervención del Sindicato Portuario. También en la mayor parte de los puertos de la provincia de Buenos Aires los sindicatos forman parte del consorcio de gestión y desarrollo del puerto.
Delimitando cuál va a ser la organización y la conformación de este consorcio, y teniendo en cuenta lo que dijo la señora concejal Villa en el sentido de que va a realizarse el proyecto urbano para que no sólo pase por este Concejo este tema, sino también todo lo que tiene relación con los estudios de impacto ambiental para no afectar a los vecinos de la zona, desde el bloque del Frente para la Victoria vamos a acompañar la sanción de este proyecto. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: quería hacer referencia a la ley 12.486 que nació en este Concejo Deliberante.

– Ocupa la Presidencia la señora vicepresidenta 1ª, concejal Mariana Colela.

Sr. ROBERTO.- Fue la idea de un legislador, sentado en una banca de la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires, que un día se levantó y dijo: “Voy a redactar un proyecto para transferir a Vicente López el puerto.”
Luego de muchos años de trabajo, se sancionó la ordenanza 12.707 que se votó el 8 de abril de 1999. Se aprobó por unanimidad y en sus fundamentos existe una larga historia de todo lo que vivió el Puerto de Olivos a lo largo de muchas décadas. El puerto surgió en el año 50, mediante un decreto del entonces presidente Juan Domingo Perón, que fuera modificado en 1951 y 1965, que lo llevó hasta la calle Yrigoyen. Durante un tiempo fue administrado por la Municipalidad de Vicente López. Se firmó un convenio en 1982.
La responsabilidad municipal sobre la administración del puerto caducó cuando el entonces presidente Carlos Menem, mediante el decreto 906/91, transfirió los puertos de La Plata, Mar del Plata, Baradero, San Nicolás, San Pedro, Zárate, Campana, Carmen de Patagones, Tigre, Olivos y San Isidro a la provincia de Buenos Aires.
Eso dio motivo a la sanción de la ley 11.206, aceptando la transferencia de esos puertos. Después dio origen a la ley 11.414 que creó el Consocio de Quequén y Bahía Blanca. Además, le permitió al gobernador de la provincia aplicar el mismo criterio en otros puertos, cosa que los sucesivos gobernadores fueron haciendo a lo largo de los años.
En los casos de Quequén y Bahía Blanca, que figuran dentro de la misma ley 11.414 –modificada luego por otras normas- se crean los consorcios con participación de la provincia, el municipio y los actores privados en el puerto.
En esos casos, el sector privado tiene la mayoría de ese consorcio. El presidente, que es el representante de la provincia de Buenos Aires, tiene el poder de veto en algunos temas. Es el mismo modelo que se aplica en el caso del Puerto de San Pedro, por el dictado de un decreto del entonces gobernador Solá. Por decreto creó el Consorcio de Gestión del Puerto San Pedro.
No hay antecedente alguno de un puerto recreativo como el de Vicente López en el que se aplique este modelo. En todos los casos se aplica en puertos de tipo productivo o industrial, como acontece en Bahía Blanca, donde hay muelles de empresas privadas en el marco del puerto. Es un modelo de gestión público-privado, donde se saben quiénes son los actores privados. No cabe duda de quiénes son y quiénes de ellos intervienen en la gestión del puerto.
Se aprobó la ley 12.486, que contó con un veto parcial de algunos artículos por el entonces gobernador Ruckauf. Dicho veto muchísimos años después fue aceptado por la Legislatura. A partir de ahí empieza un proceso de esta Municipalidad y de este Concejo Deliberante para que se cumpla la ley. Ni más ni menos: que se cumpla la norma.
Algunas veces estuvimos más cerca, y más lejos otras de ese proceso. Todas las fuerzas políticas, salvo algunas raras veces, acompañaron esta involuntad política del entonces intendente Enrique García y de todos los concejales que durante estos años pasaron por este cuerpo.
Hay concejales que formaron parte de este cuerpo que consideraban esta cuestión como su eje central. Alguno fue presidente de la Comisión de Zona Costera, con el que compartí algún tiempo. Me refiero al entonces concejal Norberto Erro. Hizo de este tema su eje fundamental, y durante muchos años hemos sido coautores de muchas declaraciones, resoluciones y ordenanza, a pesar de que teníamos enormes diferencias políticas. Pero en esto coincidíamos. A veces yo presentaba el proyecto y él lo suscribía y viceversa.

– Ocupa la Presidencia el señor presidente del Honorable Concejo Delineante, concejal Domingo Carlos Sandá.

Sr. ROBERTO.- Siempre reivindicamos esa ley, viajando a La Plata decenas de veces. Lo hicimos como concejales, como vecinos, y hasta se ha ido alguna vez en representación del
Departamento Ejecutivo.
A pesar de que la ley nunca se cumplió, el único gobernador que presentó un proyecto de ley modificatorio de la norma fue Felipe Solá. Tuvo sanción del Senado, pero Diputados nunca lo aprobó. El objetivo era corregir la ley para poder cumplirla.
Luego hubo intentos de modificación de todo tipo a lo largo de la historia. Pero a partir de 2008 dos diputados presentan un proyecto, uno de ellos con domicilio en Vicente López –Martín Ferré, hoy secretario general de Desarrollo Social, en su momento ministro de la Producción; y Lorenzino, con domicilio en esta localidad- con el fin de derogar la norma.
En 2008 quiero recordar que se aprobó una ordenanza. Generalmente eran resoluciones, pero esa vez el bloque oficialista que presidía el entonces concejal Gnoffo presentó un proyecto de ordenanza para que quedara en claro cuál era la posición de este Concejo Deliberante. Fue tratada el 6 de mayo de 2008, donde el Concejo decía cuál era el proyecto de esos diputados que he mencionado: derogar la ley y crear una unidad de gestión entre la provincia y la Municipalidad.
Ése era el proyecto de los diputados, por el que fuimos a hablar a La Plata, precisamente a la Comisión de Asuntos Portuarios que presidía el entonces diputado Jorge Varela. Ahí expresamos nuestro rechazo a este modelo.

PP

Entonces, en ese mes de mayo, el bloque presidido por el concejal Gnoffo en ese momento presenta una ordenanza, en la cual el artículo 1° dice: “El Honorable Concejo Deliberante repudia el proyecto de ley presentado por los diputados Martín Ferré y Guido Lorenzino, de derogación de la Ley 12.486”. En el artículo 2° le reclaman a la provincia que cumpla la ley. En esa sesión habló la entonces presidenta del bloque PRO, María Marta Maenza –está aquí presente–, y dijo: “Como presidenta del bloque PRO, y con el total apoyo de los concejales que lo integran, Gabriel Vannelli y Fabiana Mongiat, hacemos nuestras las palabras del diputado provincial Jorge Macri, presidente de nuestro partido en la provincia de Buenos Aires, en un hecho que coincidimos. La Ley 12.486 ha sido aprobada por la Legislatura y debemos ser nosotros los principales garantes de su aplicación y cumplimiento sin colores políticos. Al mismo tiempo, existen constancias reiteradas por parte del señor intendente municipal, Enrique García, y del Concejo Deliberante de este municipio solicitando la efectiva aplicación de la mencionada norma, no existiendo motivo razonable para una mora tan prolongada de siete años. Cuando la norma es clara, por su propia letra, no cabe otra interpretación y, por lo expuesto, este bloque adhiere a los motivos que han dado origen a esta sesión especial y pedimos una moción de preferencia para ambas cámaras”.
Normalmente cualquier intendente, cuando dicta un decreto de promulgación de una ordenanza, lo hace de tres o cuatro renglones, no hacen falta más. El intendente Enrique García cambió esa idea e hizo un texto de fundamentos del decreto de promulgación de tres páginas, donde volvió a contar toda la historia, y en el último párrafo sostiene: “Ninguna estratagema o artificio argumental tiene entidad para desvirtuar la función coherente y notoria mantenida por este municipio y sus representantes antes y después de la vigencia de la ley 12.486, cuyas potestades y facultades reconocidas a la comuna sobre el Puerto de Olivos en momento alguno fueron declinadas o decaídas, ni expresa ni implícitamente, por el pueblo de Vicente López. Y so pretexto de proyecto, causa o motivo de índole alguna puede excluir a su legítimo representante del proceso de liberación en la toma de decisiones en la forma de gestión, administración y gobierno del Puerto de Olivos.”
Nuestra posición en este tema –siempre la hemos sostenido, como una vez le contaba a la concejal Natalia Villa–, ha sido siempre la misma. Se la manifestamos al mismísimo intendente Jorge Macri apenas asumió. Él decía que iba a iniciar gestiones con el gobernador Scioli para ver si se podía resolver lo del Puerto de Olivos, y este concejal le dijo que creía que si había un tema central en la historia de Vicente López era defender la administración y la explotación municipal del Puerto de Olivos, jamás la vamos a resignar. Esta no es una cuestión de todo o nada, es una cuestión de que hay temas que son centrales, que no son coyunturales, que son de fondo y que tienen que ver con lo que el puerto significa para aquellos vecinos que tuvimos la posibilidad, hace muchos años, de bañarnos en las aguas del río de La Plata, en el ex balneario Las Escaleritas.
Este es un puerto de características muy particulares; no es un puerto productivo y nunca lo fue, más allá de que haya tenido areneras. Los clubes que están en el puerto están hace décadas. Este concejal, junto con otros, defendió al Club de Pescadores de Olivos cuando hubo un intento del gobernador, o de alguno de sus funcionarios que manejan el puerto, de sacarle el permiso de uso.
Como decía hoy el concejal Antelo, nuestro candidato a intendente del Frente Amplio Progresista en 2011 firmó el compromiso por escrito de que iba a defender la presencia del club en ese lugar, y yo personalmente he ido a La Plata más de una vez a tratar de que se resolvieran los conflictos entre el club y la provincia.
Vicente López no solamente reivindicó el puerto, sino que además reivindicó el poder de policía en el Puerto de Olivos, durante muchos años no reconocido por los clubes que están ahí, y terminaron reconociendo que el poder de policía del municipio no tiene límites geográficos si está adentro de la jurisdicción de Vicente López. Aunque el puerto sea territorio de la provincia, porque no ha cumplido la ley. El municipio tiene que verificar las cuestiones de salubridad, de bromatología y de todo lo que tiene que ver con actividades que son comerciales y que generan dicha actividad. Por eso todos, algunos con problemas y otros sin problemas, han tenido que pasar por el municipio para lograr las habilitaciones correspondientes.
Me parece que ésta es una situación absolutamente clara. Como yo soy ingeniero le he preguntado a algunos abogados, y me dicen que con las leyes se puede hacer tres cosas: o se cumplen, o se modifican, o se derogan.
Con respecto a esta inventiva de la ley inoperativa –las leyes no son inoperativas; se cumplen o no se cumplen, se cambian o no se cambian–, debo decirle al intendente que no es original. Estos diputados que presentaron el proyecto de derogación de la ley usaban la misma palabra. En diciembre de 2008 se vota esa media sanción sobre el Puerto de Olivos, creando la Unidad de Gestión, donde uno de esos diputados dice que tenía el apoyo del presidente del Concejo Deliberante de Vicente López, en aquel momento el concejal Rubén Vecci, quien en este recinto lo desmiente. El diputado Ferré dice que el proyecto de la Unidad de Gestión se vota sobre dos proyectos de ley: el de los diputados Ferré y Lorenzino y uno que había presentado el diputado Jorge Macri creando la Corporación Rivera de Vicente López, y dice en sus palabras que el proyecto de la Unidad de Gestión Conjunta tenía el apoyo del bloque PRO, cosa que nunca fue desmentida. Entonces, en realidad me parece que se inicia una nueva etapa en el Puerto de Olivos con la resignación de la administración municipal, más allá de que se diga lo contrario; se puede fundamentar lo contrario, pero en los fundamentos del proyecto está muy claro: se dice que la ley es inoperativa y consecuentemente se elije otro camino, que no tiene nada que ver con el camino que siguió Vicente López.
Respecto de los consorcios de gestión, para mí hay un tema que es muy importante, que tiene que ver con quién controla el consorcio de gestión. ¿Quién controla la gestión? Si es un organismo público, ¿no lo debe controlar el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires? Ningún consorcio de gestión de los puertos de la provincia de Buenos Aires –lo dice la ley y en todos los casos es igual– está controlado por el Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires, ni uno solo; todos funcionan dentro del sistema de las leyes que controlan las sociedades anónimas privadas, y en algunos se logró poner una auditoría externa, o sea, un contador que las controla, que no tiene nada que ver con el Tribunal de Cuentas. O sea que a partir de ese momento este Concejo Deliberante no controla el consorcio de gestión: qué recursos ingresan, en qué se gastan, por más que tenga presencia municipal. Entonces, me parece que esto es correr el andarivel de la gestión pública a una gestión que tiene otras normas, otras reglas, y funciona de otra manera: funciona con reglas que tienen que ver con la actividad privada y no con la fase pública; aunque tuvieran mayoría de la provincia y del municipio, se rige por otras normas.
Me parece que esto no es una cuestión menor, es una cuestión central, es absolutamente central que los consorcios funcionan dentro de la actividad privada, y cuando yo planteé en este Concejo Deliberante la utopía de la administración municipal en el Puerto de Olivos, presenté un consorcio de gestión. ¿Qué modelo usé? El modelo del organismo descentralizado que establece la Ley Orgánica. ¿Cuál es el modelo? Que el organismo descentralizado, como tienen Mar del Plata y otros municipios en el caso del turismo, está dentro del presupuesto municipal, no está fuera, y tiene que venir al Concejo Deliberante dentro del presupuesto municipal.

JR

Este es un modelo que se utiliza en muchos lugares, que está previsto en la legislación desde hace décadas. Es decir que no hay que inventar nada, porque ya está todo inventado. Este es un modelo de gestión pública, aunque en el organismo pueden participar personas y representantes de entidades, pero la responsabilidad de la administración sigue estando en manos del Estado.
Ese modelo de gestión no tiene nada que ver con el consorcio previsto en la ley 11.414; son dos modelos diferentes. Por eso digo que no es un problema que haya cuatro representantes por el municipio o cuatro por la provincia; el problema es de modelo. Este es un modelo de gestión que no se rige por las normas de administración pública, y yo no quiero que se rija por otras normas. Lamentablemente, acá se opta por otro modelo, que no sabemos cómo se va a manejar. Digo esto porque el artículo 2° señala: “Autorízase al Departamento Ejecutivo comunal a gestionar su creación, constitución y composición ante el Poder Ejecutivo en el marco de lo dispuesto en el artículo 3° de la ley 11.414…”, el cual establece: “El régimen establecido en la presente ley podrá ser de aplicación para la administración y gestión de los puertos comprendidos en el Convenio de Transferencia aprobado por la ley 11.206, facultándose al Poder Ejecutivo a disponer la creación de los entes correspondientes sobre la base de las disposiciones estatutarias que se aprueban, adecuando el ámbito de actuación del ente y demás aspectos formales y, de considerarlo oportuno y conveniente, reducir hasta siete el número de representantes en el Directorio.” O sea que la propia ley fija un número máximo de representantes.
En el caso del Puerto de San Pedro, el gobernador dictó un decreto indicando que el consorcio se integraba de determinada manera.
En consecuencia, ya existe un modelo de consorcio, y todos están presididos por la representación provincial, porque el modelo de consorcio de Quequén y Bahía Blanca luego se trasladó a otros puertos.
Los únicos dos municipios que reivindicaron la administración municipal durante décadas son Vicente López y San Isidro; Vicente López obtuvo la sanción de una ley, pero San Isidro no. Quiere decir que la única ley que existe de transferencia de un puerto a un municipio, es la que beneficia a Vicente López.
Por lo tanto, queda en claro que se modificó el planteo y se avanzó en otro. Por supuesto que no es un derecho que nos estén dando el hecho de que el municipio discuta los usos. Esto es una obviedad, porque figura en la Constitución de la Provincia. No lo puede hacer ningún otro, porque no tienen potestades.
Otra cuestión que es importante plantear es que el proyecto habla de “zonas aledañas”, pero no dice cuáles son. El expediente contiene un dibujo de la zona del puerto, ¿pero cuáles son las zonas aledañas? Esto lo discutimos en el mes de noviembre en una reunión en la que estuvieron presentes los concejales Maldonado y Sandá. Es más, ahora recuerdo que el concejal Sandá no cumplió con un compromiso que había asumido, ya que durante la reunión se comprometió a traer a este Concejo durante el mes de noviembre del año pasado al funcionario que estaba conversando con la provincia sobre el destino del puerto. Como soy muy optimista, todavía creo que el concejal Sandá va a cumplir con su compromiso.

Sr. PRESIDENTE.- Todo “en su medida y armoniosamente”, señor concejal.

Sr. ROBERTO.- De acuerdo, señor presidente, pero trate que sea antes de que se conforme el consorcio.
En aquel momento pregunté si las zonas aledañas incluía el ex balneario Las Escaleritas, que está bajo jurisdicción de la Administración General de Puertos de la Nación. El concejal Maldonado me respondió que en su momento no habían apoyado el proyecto que había elevado el entonces intendente Enrique García de firmar un acuerdo con la Administración General de Puertos, justamente porque no participaba la provincia. Ahora, de acuerdo con lo que se votó en noviembre, la provincia va a participar, pero yo estoy seguro de que este consorcio después se va a juntar con el gobierno nacional y va a incluir el ex balneario Las Escaleritas y el terreno de la Administración General de Puertos. Entonces, no estamos discutiendo el destino sólo del puerto de Olivos, sino también la situación de terrenos que suman miles de metros cuadrados.
Cuando el gobernador Solá quiso poner un servicio de ferry a Colonia mediante la empresa Colonia Express, de la entonces ministra de la Producción Débora Giorgi –por supuesto que el municipio no participó de ninguna de esas gestiones-, parece que algo pasó entre Solá y quien lo sucedió en la gobernación, es decir, Daniel Scioli, y el permiso no se firmó.
Entonces, queda en claro que se abandonó un camino y que eligieron seguir otro, en acuerdo con el gobierno de la provincia de Buenos Aires, que siempre sostuvo el manejo de los consorcios y de la administración y que ahora no va a resignar sus derechos sobre el puerto de Olivos, tal como lo han señalado distintos funcionarios, salvo uno, que creo que es el único que estuvo dispuesto en su paso por la provincia de Buenos Aires a firmar la transferencia al municipio de Vicente López. Me refiero al ex intendente de San Fernando, que luego fue jefe de Gabinete del gobernador Solá, Osvaldo Amieiro; él siempre estuvo dispuesto a cumplir el acuerdo que tenía con el ex intendente Enrique García. Eso fue en 2002. Fue el momento que más cerca estuvimos de obtener la administración. La verdad es que en esa época nadie quería administrar nada, porque nadie tenía un peso. Si nos daban la administración del puerto era sacarse un problema de encima.
En consecuencia, reitero que hoy se elige un camino diferente al que venía transitando Vicente López. Algunos estarán de acuerdo con esta decisión, que yo respeto, pero personalmente no estoy de acuerdo con este nuevo modelo. Obviamente que luego vendrá la discusión sobre los usos, pero con el consorcio ya armado. En este sentido, sé que el expediente sobre los usos había ingresado a este Concejo Deliberante, pero según dijo el concejal Sandá, lo devolvió al Departamento Ejecutivo porque faltaba el estudio de impacto ambiental. O sea que vamos y venimos; nunca podemos juntar todo para discutir todas las cosas una sola vez.
Reitero que este es un camino equivocado. Entiendo la buena voluntad del concejal Carrillo, pero no sé si va a tener éxito en su planteo; por las caras, me parece que no, aunque todo puede ocurrir. Durante años he peleado para que esto no ocurriera y lo hice junto con otros concejales de diferentes partidos políticos, a los que hoy les quiero reconocer su nivel de compromiso.

MT.

Y lamentablemente es una etapa. Hay otros concejales tienen otras visiones. Hay otras mayorías. Yo acompañé esta política del intendente Enrique García porque consideré que era buena para Vicente López. Como dijo un viejo dirigente socialista, “lo que es bueno para el pueblo, es bueno para el socialismo”. Y lo que yo creo es que esto es malo para Vicente López. Por eso voy a votar en forma negativa.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Marchiolo.

Sr. MARCHIOLO.- Señor presidente: parece que hoy es un día muy importante para Vicente López. En mi caso, que soy un humilde vendedor de caramelos, hoy estamos diciendo a qué nos dedicamos. Es histórico, porque tratamos la cuestión del Centro Universitario para Vicente López, que para mí es trascendente como se dijo bien en este recinto. Y el tema del puerto, más allá de todos estos pormenores que se dijeron, me parece que es un paso adelante. Por supuesto que a mi bloque le hubiera gustado tener el dominio total y la decisión absoluta de los vecinos de Vicente López, para los destinos que se le puedan dar al Puerto de Olivos.
Yo nací y me crié a diez cuadras del Puerto de Olivos, y a lo largo de toda la militancia este fue un tema de mucha preocupación. Siempre nos preocupaba la decisión que pudiera tomar en este caso la provincia de Buenos Aires, en relación a algo tan importante para todos los vecinos de Vicente López. Por eso me parece un paso adelante, un paso importante, el proyecto que hoy tratamos. Teniendo en cuenta que la atribución para dar los usos sigue estando en este cuerpo, me sigue dando la tranquilidad que tuvimos durante estos últimos treinta años, porque hubo muchos intentos en el Puerto de Olivos, y siempre chocaron con la facultad que tiene el Concejo Deliberante de determinar los usos en ese lugar. Desde mi bloque anticipamos que vamos a acompañar esta iniciativa.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Caputo.

Sra. CAPUTO.- Señor presidente: me parece que cabe destacar en este tema la importancia del dominio público. Muchas de las intervenciones y de las preocupaciones tienen que ver no sólo con cuál va a ser el rol del municipio, sino con qué carácter va a tener el puerto. No sólo el puerto es protegido en su carácter de público por el Código Civil, que lo hace esencialmente de dominio público provincial.
Si uno lee la Ley de Ordenamiento Territorial, la Ley de Aguas, y yendo un poquito más allá la Convención del Mar, ve que todo lo que se refiere a las costas de los distintos territorios, no sólo del territorio argentino, hacen a una visión geopolítica estratégica que tiene que ver con las defensas de nuestro país. Me parece que ese es el nudo de por qué están en manos del Estado las aguas y los puertos, no sólo de Vicente López, sino de nuestra República. Me parece central el porqué, y lo esencial de que el Puerto de Olivos sea de carácter público y estatal. Ahora bien, en lo que tiene que ver de las figuras del consorcio, puedo coincidir con el señor concejal que me antecedió en el uso de la palabra, en que quizás no es la mejor forma.
Me parece que es muy importante lo que conlleva la figura del consorcio. Por empezar, el consorcio se define jurídicamente como un ente de derecho público no estatal, y esto lo hace directamente ligarse con las normas constitucionales, legales y reglamentales que le son aplicables. Esto es central. Por otro lado, el consorcio portuario conlleva la transferencia de jurisdicción. ¿Esto qué quiere decir? Que estamos transfiriendo los usos y la administración al municipio, pero siempre va a quedar en claro que el dominio público de nuestro puerto va a ser, por las razones que expliqué anteriormente, provincial. Con lo cual me parece que es un paso hacia adelante respecto de la situación jurídica que tiene nuestro municipio en la administración del puerto.
Por supuesto que creo también que es muy importante la conformación. No tengo dudas de que el Departamento Ejecutivo en ese sentido se va a encargar de que la mayoría de este consorcio represente a los vecinos y al Estado municipal. Por eso quiero adelantar mi voto afirmativo. Es una posibilidad, una forma. Quizás no sea la mejor pero es un avance, y tiene en este momento el carácter de la oportunidad política también. Porque las condiciones políticas pueden cambiar, y creo que hoy, en esta negociación que se lleva a cabo con la provincia de Buenos Aires, se ha encontrado la forma para que la administración del puerto sea cedida a nuestro municipio.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: me quedé preocupado cuando el señor concejal Roberto dijo que cree que no se va a incorporar la modificación que propuse. Me pareció, escuchando a los representantes de los distintos bloques, que todos estamos propugnando por un consorcio en el haya mayoría estatal. La propuesta que yo había formulado tenía que ver justamente con que todos, propios y ajenos, tengamos garantías en la letra de la norma, de que esto iba a pasar. Éste era nuestro humilde aporte para un proyecto que tiene una línea de continuidad con lo que desde nuestra gestión de gobierno se había estado trabajando. Siempre usando como puente vinculante lo que fue la aprobación del convenio de noviembre.
Yo había formulado esta propuesta en la inteligencia de darle al proyecto una mayor base de sustentación. Me parece que los proyectos cuanto más consenso conciten, más sólidos terminan siendo. Yo le había creído señor presidente, cuando en su discurso de asunción usted planteó: “En lo político seguiremos trabajando como lo hicimos estos dos años. Lo decía hace poco el intendente Jorge Macri: si con ocho concejales estuvimos obligados a buscar permanentemente el consenso, más ahora que tenemos una amplia mayoría, seguiremos en la búsqueda del consenso, de los acuerdos básicos, de las políticas de Estado que nos ayuden a todos, y va a ser primordial y elemental, y vamos a impulsar permanentemente, el debate político en este cuerpo”.

D. R.

“Consenso”, desde mi humilde perspectiva, no es sumisión y acatamiento de una posición. De lo que se trata es que entre todos mejoremos las cosas. Si todos tenemos la misma inquietud, ¿cuál es el reparo de darle fuerza en el contenido de la norma? Tal vez lo mío sea de una ingenuidad rayana con lo increíble, porque tal vez no se busca que este proyecto concite más apoyos, sino que lo que se busca es trazar una divisoria de aguas.
Son decisiones políticas que se toman y no les encuentro sentido. Sostengo la moción formulada, y espero que el señor concejal Roberto esté equivocado.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Antelo.

Sr. ANTELO.- Señor presidente: es difícil expresarse luego de los conceptos vertidos por el señor concejal Roberto. Hace diez años que estamos juntos y me acostumbré a que la mayoría de las cosas que dice luego no las pueda repetir.
Lo que quiero dejar aclarado es que este concejal siempre ha apoyado al intendente García en su pedido de cumplimiento de la ley. Nadie puede decir en este cuerpo que este concejal fue “japonecista”.
No estoy de acuerdo con el consorcio de gestión. Luego de ver el proyecto que el intendente Macri presentó cuando era diputado en la Cámara de Diputados provincial, digo que si vamos a llegar a ese tipo de consorcios, por supuesto que no estoy de acuerdo.
Por eso dejo en claro que nuestro bloque no va a apoyar este proyecto.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora concejal Villa.

Sra. VILLA.- Señor presidente: considero que este proyecto de ordenanza nos lleva a un crecimiento en la zona de desarrollo del puerto en nuestro distrito. Quiero destacar la capacidad política de nuestro intendente Jorge Macri, el intendente de todos los vecinos de Vicente López, para acordar y conversar con la provincia de Buenos Aires la puesta en valor de nuestro puerto.
Como decía Perón, “la única verdad es la realidad.” La realidad es que hoy no tenemos nada. Le pido a este cuerpo que apoye este proyecto para que podamos tener el puerto que todos los vecinos de Vicente López queremos que, en definitiva, es el que nos merecemos. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: haciendo un paréntesis, quiero agradecer la presencia de quien fuera concejal por el P.I. en 1983, señor Emilio Franchi. Gracias por acercarse.

Sr. PRESIDENTE.- Bienvenido, concejal.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: lo que queda claro es que hoy votamos la conformación de un consorcio. Es algo claro y concreto.
¿Qué implica? Ser parte, que es muy importante en la transformación que se vive en Vicente López. Es importante para los vecinos de Vicente López el hecho de tener voz en lo que serán los futuros proyectos. Han sido más que claros los demás concejales y el tema ha sido muy debatido.
Lo cierto es que este intendente se maneja con políticas claras para que tengamos un puerto de Vicente López como se lo merece cualquiera de nuestros vecinos. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- No habiendo más oradores anotados, se va a votar el dictamen que ha presentado la señora concejal Villa, a quien la consulto sobre el pedido de modificación presentado por el señor concejal Carrillo.

Sra. VILLA.- No vamos a aceptar modificaciones, señor presidente.

Sr. PRESIDENTE.- En consecuencia, se va a votar tal como fuera presentado el proyecto por la señora concejal Villa. De no ser aprobado, tendremos en cuenta la moción del señor concejal Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Votación nominal, señor presidente.

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar nominalmente en general y en particular.

– Votan por la afirmativa los concejales: Barbieri, Caputo, Cassaro, Chocarro, Colela, Devitt, Enrich, Lencina, León, Maldonado, Marchiolo, Noya, Ponce, Rendón Russo, Rial, Sandá, Vannelli y Villa.
– Votan por la negativa los concejales: Antelo, Ávalos, Carrillo, González, Roberto y Ruiz.

Sr. PRESIDENTE.- Se han registrado 18 votos afirmativos y 6 negativos. (Aplausos.)
En consecuencia, queda aprobado el dictamen.
Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: hago moción de que el cuerpo deje de sesionar en comisión y pase a hacerlo normalmente.

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar la moción formulada por el señor concejal Rendón Russo.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- Queda aprobada la moción.
Pasamos a sesionar normalmente.
En consideración el dictamen que fuera aprobado con el cuerpo constituido en comisión.
Se va a votar.

Sr. CARRILLO.- Que se repita la votación anterior, señor presidente.

Sr. PRESIDENTE.- En consecuencia, queda aprobado el proyecto de ordenanza por 18 votos afirmativos y 6 negativos.
Se comunicará al Departamento Ejecutivo.
No habiendo más temas que tratar se levanta la sesión.

– Es la hora 16 y 10.

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: