BLOG de la Agrupación de Vecinos de Vicente López

3 febrero, 2015

6ª SESIÓN ESPECIAL 30-12-14

Filed under: General — by AVVL Agrupación de Vecinos de Vicente López @ 5:58 pm

MUNICIPALIDAD DE VICENTE LÓPEZ
HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE

6ª SESIÓN ESPECIAL
30 de diciembre de 2014
ASAMBLEA DE SEÑORES CONCEJALES Y MAYORES CONTRIBUYENTES

PRESIDENTE: Carlos Sandá.
SECRETARIO: Matías Burgos.
SUBSECRETARIO: Rubén Néstor Aparicio.
———————————————————————————————————
Asambleístas presentes:

ALTAMONTE, Antonio
ANTELO, Norberto
ÁVALOS UÑATES, Claudia
CAPUTO, Paola
CARRILLO, Javier María
CASSARO, Rosario
CHOCARRO, Marcelo
CODON, José María
COLELA, Mariana
CORRADI, Oscar Gustavo
CRISAFIO, Víctor
CROVETTO, Ángel Lorenzo
DOAT, Luis
DODDS, Etelia Inés
DURAES, Juan Carlos
ENRICH, Diego
FURFARO, Marcelo Osvaldo
FURFARO, Rodolfo Alberto
GONZÁLEZ, Alejandro
JIMÉNEZ, Jorge Luis
LASTRERO, Adriana María
LENCINA, Alicia
LÓPEZ, Celia
MALDONADO, Germán
MARCASSIO, José María
MARCHIOLO, Ariel
MENÉNDEZ, Graciela
NOYA, Joaquín
NUMMA, Graciela Delia
OTTOLINI, Carlos Alberto
PESA, Diego Hernán
PONCE, Nahuel
PRIMERANO, Javier F.
QUINTI, Juan Carlos
RENDÓN RUSSO, Antonio
RIAL, Leonardo
ROBERTO, Carlos
ROJAS, Walter Aníbal
RUIZ, Guillermo
SÁENZ, Jazmín
SANDÁ, Carlos
SIMIELE, Osvaldo Alberto
VELOZO, Sandra Elvira
VIDAL, Silvia Graciela
VILLA, Natalia

Asambleístas ausentes:
LEÓN, Guillermo (con aviso)
MAGARIÁN, Claudio Rafael
RITUCCI, Mario José

Versión taquigráfica

Turno 01 AG
– En Olivos, Partido de Vicente López, a los treinta días del mes de diciembre de 2014, siendo las 10 y 30, dice el

Sr. PRESIDENTE (Sandá).- Con la asistencia de 44 asambleístas, queda abierta la sexta sesión especial del nonagésimo primer período de sesiones.
Por Secretaría se dará lectura al Decreto N° 1.058/14 por el que se convoca a Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes.

– Se lee.

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar el decreto.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- Queda aprobado el decreto.
En primer lugar, vamos a poner en consideración la Ordenanza Fiscal N° 26.387 y sus modificaciones.
Tiene la palabra el señor asambleísta Enrich.

Sr. ENRICH.- Señor presidente: en primer lugar, agradezco personalmente y en nombre de todo nuestro bloque tanto a los concejales como a sus colaboradores, al secretario de Hacienda y a los funcionarios de la Secretaría de Hacienda, así como también a los mayores contribuyentes por el compromiso cívico que están cumpliendo el día de hoy para el tratamiento de esta importante herramienta de trabajo que nos permitirá acomodar lo que refiere a los números, a la economía, para 2015.
Esta Asamblea la estamos llevando a cabo de conformidad con lo dispuesto por la Ley Orgánica de las Municipalidades y por la Constitución, como bien dijo el secretario, luego de haber tratado la ordenanza preparatoria a principios de este mes. Como sabemos, hoy trataremos dos ordenanzas, la Fiscal y la Impositiva; ambas funcionan en paralelo, pero las trataremos individualmente. Nosotros tuvimos la suerte de tener una reunión con los mayores contribuyentes, en la cual brindamos una explicación artículo por artículo, punto a punto, de nuestra ordenanza; eliminamos las dudas, y respondimos una gran cantidad de preguntas. La verdad es que, desde ese lugar, me siento tranquilo de haber comunicado en su momento lo que hoy vamos a tratar y, obviamente desde mi punto de vista, aprobar para -como dije antes- acomodar los números para 2015.
Esta ordenanza fija los hechos imponibles y los sujetos alcanzados por la misma, y aclara cuánto se cobrará por tasas, derechos, cánones y patentes. En esta ordenanza tenemos una modificación de tipo operativo -el objetivo que se buscó con esto fue simplificar la interpretación-, además de algunas modificaciones menores e incorporaciones, básicamente, en lo que respecta a las eximiciones. Cuando hablamos de eximiciones, nos referimos, en particular, a algo que ya hemos mencionado en varias oportunidades respecto de los estudiantes de carreras audiovisuales: al canon que se debe pagar por la ocupación de la vía pública. Se eximirá a los estudiantes, a efectos de generar un apoyo a la formación en este tipo de carreas en el distrito. Además, hablamos de eximición cuando nos referimos a la revisación médica para jubilados, discapacitados y familias numerosas, en relación con el ingreso a los natatorios del distrito. En cuanto a los excombatientes, se hizo una aclaratoria respecto de las licencias de conducir. Todo esto, particularmente, se refiere a las personas físicas.
Luego, entramos en las modificaciones que se hicieron en relación con el agravamiento de las antenas. Se estableció un agravamiento del cien por ciento para quien no hace las cosas como corresponde. Siempre deben hacerse las cosas bien, pero como muchas veces no se hacen de esa forma, toda antena instalada sin el correspondiente trámite de emplazamiento tendrá un agravamiento del cien por ciento. Esto, a mi entender, empezará a acotar este tipo de situaciones. Y reitero que el objetivo de esta medida es el ordenamiento antes que lo sancionatorio. Primero, disponemos un ordenamiento, y después, quien no cumpla con lo pactado, obviamente, será sancionado, que es lo que corresponde.
Esta ordenanza tiene una gran importancia para cualquier municipio. Creo que, en el día de ayer, fue aprobada esta misma ordenanza en Tigre. En ese sentido, cuando hacemos referencia a los aumentos que se dieron en Vicente López y escuchamos lo que dicen los medios y las fuerzas opositoras acerca de los incrementos, parecería que no realizamos un análisis real de lo que sucede en Buenos Aires, en particular, o en la Argentina, en general. Digo esto porque nuestros incrementos rondan el 30 por ciento, aproximadamente, y vemos que en la mayoría de los distritos vecinos, de la región o de la sección electoral, ningún aumento baja del 35 por ciento. Entonces, hay que ser objetivos, hay que ser conscientes, y se debe comunicar en forma correcta para no confundir a quienes quizás no tienen la suerte de estar en contacto con esta información tanto como nosotros. Nosotros somos representantes de nuestros vecinos, y cumplimos la función de venir acá a defender lo que ellos consideran correcto. Esa es la razón por la cual nos votaron y no tenemos que olvidarnos de eso jamás; para eso estamos sentados en estas bancas.
Volviendo al análisis en particular, en cuanto a lo operativo, en esta ordenanza, como se hace año a año, establecemos un nuevo índice corrector. Esto lo venimos haciendo paulatinamente cada año. También fijamos la valuación de ARBA -lo cual explicamos en la sesión pasada durante un cuarto intermedio- para evitar las modificaciones y la volatilidad de la provincia de Buenos Aires, pues esa base es la que nosotros utilizamos para los cómputos. Hacemos también una modificación en lo que respecta a publicidad y propaganda. Además, hay modificaciones formales que ordenan la norma y permiten una mejor interpretación. Se adecúan también los valores del costo de la construcción, cosa que venimos haciendo año a año. Y se aclara que para las entidades de bien público se dispone una eximición en cuanto a la publicidad y propaganda cuando no se trate de fines comerciales o publicitarios.
Básicamente, esas son las modificaciones que tenemos. Después, si es necesario, aclararemos las cuestiones que planteen los concejales o los mayores contribuyentes. Esto fue lo que vimos en su momento, cuando tuvimos la primera reunión con los mayores contribuyentes. Por lo tanto, les cedo la palabra a los asambleístas que quieran hacer planteos.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: en primer lugar, voy a hablar de lo que estamos considerando ahora, que es la modificación de la Ordenanza Fiscal, no de la Impositiva. Por lo tanto, todas las cuestiones que expresó el concejal preopinante sobre el aumento de los tributos las dejaremos para cuando discutamos la Ordenanza Impositiva.
La Ordenanza Fiscal tiene por objeto -por eso no es una nueva Ordenanza Fiscal sino la modificatoria de la vigente-, en algunos artículos, establecer los hechos imponibles sobre los cuales el municipio cobrará tributos. Cuando discutimos la ordenanza preparatoria, planteamos algunas cuestiones que tenían que ver con facilitarles los trámites a los jubilados y discapacitados. Tuvimos un largo debate y, finalmente, el bloque de concejales del Pro no aceptó una modificación, que nosotros planteamos junto con el Frente para la Victoria, tendiente a facilitarles los trámites a las personas que deben gestionar la exención de 2015.
Como la Ley Orgánica de las Municipalidades dice que en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes hay que debatir lo que está en la ordenanza preparatoria, no podemos repetir esa situación, porque le estaríamos agregando un inciso a un artículo y eso no lo permite la ley. Por ende, como la modificación de los artículos 3°, 4°, 5°, 6° y 7° se relaciona con el monto a partir del cual se tiene derecho a la exención, voy a aprobar el proyecto de modificación de la Ordenanza Fiscal. Respecto de los artículos que nosotros habíamos cuestionado, a pesar de que no pudimos incorporar los agregados que planteamos, vamos a acompañarlos. No así otros artículos, que no acompañamos en la ordenanza preparatoria y no lo haremos ahora.
En cuanto al artículo 10, relacionado con la eximición a jubilados, pensionados y personas con discapacidad o con familias numerosas del pago de la revisación médica mensual, que se creó en 2014, como no compartimos que se les cobre esa revisación mensual a los vecinos de Vicente López -por eso los vecinos pagan otros tributos-, no lo vamos a acompañar porque sería aceptar que se les cobre al resto de los vecinos. Más allá de que podemos estar de acuerdo con que no se les cobre a los jubilados, a los discapacitados y a los excombatientes, de alguna manera estaríamos haciendo una convalidación.
Por lo tanto, en la votación en particular de la modificación de la Ordenanza Fiscal haremos las aclaraciones pertinentes.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Rial.

Sr. RIAL.- Señor presidente: en principio, como manifestamos en el tratamiento de la ordenanza preparatoria, acompañaremos en general esta Ordenanza Fiscal. Como dijo el concejal Roberto, hemos planteado algunas cuestiones relativas a la eximición del pago del ABL en algunos casos particulares. En el caso de los jubilados y pensionados, la verdad es que el artículo 97 no contempla todos los supuestos que nosotros creemos convenientes a la hora de evaluar si una persona es pasible de una eximición o no, porque, obviamente, toma en cuenta las valuaciones fiscales y los ingresos. Pero cuando ponemos una suma, como la que se establece en el caso de las valuaciones fiscales, eso hace que muchas veces los ingresos no sean tenidos en cuenta a la hora de otorgar la eximición. Más allá de eso, habíamos solicitado, mediante un proyecto de ordenanza que presentamos oportunamente durante 2014, que aquellos jubilados y pensionados que mantuvieran deudas con la administración municipal sean tenidos en cuenta a la hora de dar la eximición. Obviamente, no condonando las deudas hacia atrás, pero sí que, hacia adelante, pudieran solucionar su situación y adecuarse al artículo 97. Eso, tal como dijo el concejal Roberto, no se pudo dar en la ordenanza preparatoria. Tampoco ha sido incorporada en esta ordenanza preparatoria la modificación relacionada con la posibilidad de eximición del pago de la revisación médica mensual, establecida en el artículo 111 bis. Habíamos dicho que ciertos supuestos no estaban contemplados y que, en realidad, deberían estar todos los vecinos de Vicente López exceptuados del pago de la revisación médica mensual.
Turno 02 PP
Así que seguramente ese artículo no lo vamos a acompañar.
Estas dos cosas, sumadas al índice corrector que se está aplicando –obviamente, vemos que hay un aumento considerado–, seguramente las vayamos a plantear en el tratamiento en particular.

Sr. PRESIDENTE.- Para que conste en actas, se acaba de sumar el mayor contribuyente Javier Primerano. Estamos votando con cuarenta y cinco señores asambleístas.
No habiendo más oradores para el pedido del uso de la palabra, vamos a proceder a votar el proyecto en discusión.
Se va a votar.

– Votan por la afirmativa los asambleístas Altamonte, Caputo, Carrillo, Cassaro, Chocarro, Codon, Colela, Corradi, Crisafio, Crovetto, Dodds, Duraes, Enrich, Furfaro (M.), Furfaro (R.), González, Jiménez, Lastrero, Lencina, López, Maldonado, Marcassio, Marchiolo, Menéndez, Noya, Numma, Ottolini, Pesa, Ponce, Primerano, Quinti, Rendón Russo, Rial, Roberto, Ruiz, Sáenz, Sandá, Simiele, Velozo, Vidal y Villa.

– Votan por la negativa los asambleístas Antelo, Ávalos Uñates, Doat y Rojas.

Sr. PRESIDENTE.- Por 41 votos por la afirmativa y 4 votos por la negativa, queda aprobada en general la Ordenanza Fiscal.
Pasamos a la votación en particular.
En consideración el artículo 1°.
Se va a votar.

– Por 41 votos por la afirmativa y 4 votos por la negativa, se aprueba el artículo 1°. (Ver votación en general.)

Sr. PRESIDENTE.- Aprobado.
En consideración el artículo 2°.
Se va a votar.

– Votan por la afirmativa los asambleístas Altamonte, Caputo, Cassaro, Chocarro, Codon, Colela, Crisafio, Crovetto, Duraes, Enrich, Furfaro M., Furfaro R., Jiménez, Lastrero, Lencina, López, Maldonado, Marcassio, Marchiolo, Menéndez, Noya, Ottolini, Pesa, Ponce, Primerano, Quinti, Rendón Russo, Rial, Ruiz, Sáenz, Sandá, Simiele, Velozo, Vidal y Villa.

– Votan por la negativa los asambleístas Antelo, Ávalos Uñates, Carrillo, Corradi, Doat, Dodds, González, Numma, Roberto y Rojas.

Sr. PRESIDENTE.- Aprobado.

– Por 41 votos por la afirmativa y 4 votos por la negativa, se aprueban los artículos 3° al 5°. (Ver votación en general.)

Sr. PRESIDENTE.- Aprobado.
En consideración el artículo 6°.
Se va a votar.

– Votan por la afirmativa los asambleístas Altamonte, Carrillo, Cassaro, Chocarro, Codon, Colela, Corradi, Crisafio, Crovetto, Dodds, Duraes, Enrich, Furfaro M., Furfaro R., González, Jiménez, Lastrero, Lencina, López, Maldonado, Marcassio, Marchiolo, Menéndez, Noya, Numma, Ottolini, Pesa, Ponce, Primerano, Quinti, Rendón Russo, Rial, Roberto, Ruiz, Sáenz, Sandá, Simiele, Velozo, Vidal y Villa.

– Votan por la negativa los asambleístas Antelo, Ávalos Uñates, Caputo, Doat y Rojas.

Sr. PRESIDENTE.- Aprobado.

– Por 41 votos por la afirmativa y 4 votos por la negativa, se aprueban los artículos 7° y 8°. (Ver votación en general.)
TURNO 03 MT
– Se aprueba el artículo 9°, por 41 votos por la afirmativa y 4 votos por la negativa, (Ver votación en general).
– Se enuncia el artículo 10.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Solicito votación nominal.

Sr. PRESIDENTE.- Por Secretaría se tomará votación nominal.

– Votan por la afirmativa los señores asambleístas: Altamonte, Caputo, Cassaro, Chocarro, Codon, Colela, Crisafio, Crovetto, Duraes, Enrich, Furfaro (M.), Furfaro (R.), Jiménez, Lastrero, López, Marcassio, Marchiolo, Menéndez, Ottolini, Pesa, Ponce, Primerano, Quinti, Rendón Russo, Sáenz, Sandá, Simiele, Velozo, Vidal y Villa.
– Votan por la negativa los señores asambleístas: Antelo, Ávalos Uñates, Carrillo, Corradi, Doat, Dodds, González, Lencina, Maldonado, Noya, Numma, Rial, Roberto, Rojas y Ruiz.

Sr. PRESIDENTE.- Queda aprobado el artículo 10 por 30 votos por la afirmativa y 15 votos por la negativa.

– Se aprueba el artículo 11 por 41 votos por la afirmativa y 4 votos por la negativa. (Ver votación en general).
– Se enuncia el artículo 12.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: esto trata del índice corrector, así que yo voy a pedir votación nominal.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Rial.

Sr. RIAL.- Señor presidente: si no hay oposición, que se repita la votación del artículo 10.

– Asentimiento.
– El artículo 12 se aprueba por 30 votos por la afirmativa y 15 votos por la negativa. (Ver votación del artículo 10).
– Los artículos 13 al 17 se aprueban por 41 votos por la afirmativa y 4 votos por la negativa. (Ver votación en general).
– Se enuncia el artículo 18.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: que se repita la votación del artículo 10.

– Asentimiento.
– El artículo 18 se aprueba por 30 votos por la afirmativa y 15 votos por la negativa. (Ver votación del artículo 10).
– Se enuncia el artículo 19.

Sr. PRESIDENTE.- Es el artículo que dice que entrará en vigencia a partir del 1 de enero.
Tiene la palabra el señor asambleísta Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: esta discusión ya la tuvimos. La ordenanza entra en vigencia a partir de su promulgación.

Sr. PRESIDENTE.- ¿Se repite la votación del artículo 10?

Sr. CARRILLO.- Que se repita. Tendrán que modificarlo.

– El artículo 19 se aprueba por 30 votos por la afirmativa y 15 votos por la negativa. (Ver votación del artículo 10).
– Se enuncia el artículo 20.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: ya lo habíamos planteado. Propongo que el artículo 20 diga: “Comuníquese al Departamento Ejecutivo”.

– Con la modificación propuesta, se aprueba el artículo 20 por 41 votos por la afirmativa y 4 votos por la negativa. (Ver votación en general).

Sr. PRESIDENTE.- Queda aprobada en general y en particular la Ordenanza Fiscal. Se comunicará al Departamento Ejecutivo.

ORDENANZA IMPOSITIVA
Sr. PRESIDENTE.- En consideración el expediente 1170/14, Ordenanza Impositiva.
Tiene la palabra el señor asambleísta Enrich.

Sr. ENRICH.- Señor presidente: al igual que la Ordenanza Fiscal, la Impositiva también está relacionada, como dije antes, como los dos miembros de un mismo cuerpo, por más que algunos quieran separarlas o corregirlas.
Proponemos adecuar precios, incrementar alícuotas e incorporar mejoras para simplificar la comprensión, y se modifican algunos mínimos especiales. Al igual que en la ordenanza anterior, hicimos un estudio punto a punto junto a los mayores contribuyentes, quienes también presentaron consultas que fueron respondidas en su momento. Y al igual que en el tratamiento de la ordenanza anterior, tuvimos la explicación y la participación de los señores concejales y la Secretaría de Hacienda, por lo cual es muy similar lo que vamos a ver ahora.
En este caso tenemos la definición de un aumento general de más o menos 30 por ciento, lo que se ve relacionado directamente con la situación inflacionaria que vive el país. Estos aumentos se dan en la mayoría de los ítems de esta ordenanza, y en algunos, a pedido de distintas áreas del Departamento Ejecutivo, se han hecho ajustes particulares. Por ejemplo de las financieras, que ya todos conocemos. Tenemos el tema de las antenas, que sufrió un aumento superior al 30 por ciento, pero es para estar en sintonía con la Región Metropolitana Norte y con la Primera Sección Electoral, para que no sea distinto lo que pasa en Vicente López con relación a nuestros vecinos.
En particular tenemos el ajuste de alícuotas en lo que se refiere al ABL. Continuamos con un esquema progresivo porque es lo que venimos haciendo desde que iniciamos esta administración. Los rangos mayores son los que más pagan, para aliviar la presión sobre los que menos pueden. Este esquema de alícuotas se inició previo a nosotros, y nosotros estamos manteniendo el trabajo que iniciamos en el año 2012. También hay un aumento en la protección ciudadana, que era de un 15 por ciento y ahora pasa hasta un 20 por ciento. Le aclaro el “hasta”, porque el 15 por ciento que se había aprobado en la ordenanza anterior, empezó recién en el último bimestre del corriente año.
Entonces, me da la tranquilidad de que el Departamento Ejecutivo usa el “hasta”. Cuando nosotros decimos “hasta”, muchas veces no va hasta el tope y solo si es necesario lo utiliza. Ejemplo clarísimo de lo que acabo de decir es el 15 por ciento solo utilizado en el último bimestre del año 2014.
En relación a Seguridad e Higiene, se modificó el valor para las grandes superficies, como dije anteriormente, para bancos y entidades financieras, para oficinas administrativas y casas centrales. Se modificaron las escalas en actividades industriales y se incorporó una alícuota diferenciada para las empresas de seguridad. Básicamente, esos son los planteos que tenemos en esta Ordenanza Impositiva.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: la Ordenanza Impositiva trata de cuánto tributo se va a pagar. No se me ocurre a mí, sino que está en la descripción de lo que es una ordenanza impositiva, y lo que está en la ley. Cuando lleguemos al tributo de Alumbrado, Barrido y Limpieza, Servicios Varios y Conservación de la Vía Pública, vamos a explicar que nuestros números -por ahí no sabemos sacar cuentas- no nos dan esos porcentajes promedio. Tengamos en cuenta que la valuación fiscal aumenta un 30 por ciento, ya empezamos desde ahí.
Nosotros planteamos en la Ordenanza Fiscal -lo que en la preparatoria no se aprobó- dos tasas específicas que cobra este municipio a partir del año 2012. Cuando lleguemos al punto vamos a explicar las razones porque ya no es una cuestión de monto sino de concepto. Tenemos un cuestionamiento conceptual sobre la tasa de mantenimiento vial y la tasa de tributo por contribución a la protección ciudadana. Y en otros artículos vamos a ver porcentajes inclusive poco explicables, poco entendibles desde el sentido común. Y no se trata de las entidades financieras, ni de las antenas. Me gustaría, más que cobrarles más plata, que no se instalen si no tienen habilitación.
Si se comparan los presupuestos del municipio, que están calculados sobre los ingresos que recibe, simplemente doy un dato: lo que se piensa recaudar por el tributo de protección ciudadana aumenta respecto al 2014 -a lo que dice el Departamento Ejecutivo, que no me consta- más de un cien por ciento. Entonces, cuando uno saca la cuenta, desde noviembre recién se aplicó el 15 por ciento; obviamente, para que dé un aumento de más del cien -no parece en lo proyectado que eso ocurra-, evidentemente va a haber un aumento importante de este tributo que cobra Vicente López. Y en muchos ítems el municipio propone -y lo aprobó en la ordenanza preparatoria y lo estamos discutiendo hoy- aumentos muy superiores a un 30 por ciento. Cuando llegue el artículo que corresponda vamos a explicarlo con detenimiento.
Todos sabemos que estamos en un país con un proceso inflacionario importante y creciente, pero también uno tiene que comparar lo que se propone para el año 2015 con lo que ha ocurrido con ordenanzas impositivas anteriores. Ahí se empiezan a notar incrementos muy significativos, de tres cifras, que no se corresponden con lo que tiene que hacer un municipio, que básicamente tiene que brindar servicios, en muchos casos más allá de la planteada equidad tributaria. Tenemos que tener en cuenta, además, la capacidad contributiva, que no siempre tiene relación directa con la valuación fiscal de una propiedad.
A veces se producen injusticias, y se cree que porque un vecino vive en un barrio determinado tiene una capacidad contributiva determinada, y muchas veces no es así, porque en Vicente López hay personas que viven en sus propiedades desde hace muchas décadas, y a lo mejor sus ingresos no están de acuerdo con lo que se supone que aumentó el valor de una propiedad. En el tributo nombrado, estamos hablando de un servicio que cobra el municipio, y esto lo aclaré porque el funcionario del Departamento Ejecutivo que describió el tipo de tasas – tasas sobre la actividad comercial y tasas sobre el valor de la propiedad –, cree que el ABL es una tasa sobre la propiedad, y no lo es porque si no sería un impuesto, no sería un tributo.
Es un tributo con una contraprestación de servicio, lo mismo que el tributo de inspección, seguridad e higiene no es un ingreso bruto; es un tributo sobre un servicio de inspección de seguridad e higiene que debe realizar el municipio, y que muchas veces no realiza. Eso es lo que el municipio cobra, tributos por servicios. No puede cobrar una tasa sobre una propiedad, porque no corresponde, porque no es su rol, y porque para eso está la provincia de Buenos Aires. Voy a pedir votación nominal en la votación en general. No voy a acompañar esta nueva Ordenanza Impositiva. En el voto en particular veremos las razones en cada uno de los ítems.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Rial.

Sr. RIAL.- Señor presidente: como manifestamos en la ordenanza preparatoria, y haciendo alusión a lo que refería el miembro informante de esta Ordenanza Impositiva, no se entiende si lo que se tiene en cuenta a la hora de analizar un aumento de tasas es la situación del aumento de precios en la economía, o es el presupuesto que necesita Vicente López para solucionar los problemas de los vecinos.
Estoy convencido de que uno debe preparar una ordenanza impositiva y modificar los tributos de acuerdo a cuáles son las acciones de gobierno que va a llevar adelante el Departamento Ejecutivo en 2015. Esto no se hizo así, porque si uno analiza cómo se presentaron las ordenanzas Fiscal e Impositiva, y cuándo vino el presupuesto para el análisis, se da cuenta de que lo que primero se hizo desde el oficialismo fue aumentar los impuestos por las dudas, y después prepararon el presupuesto. Lo que pasa es lo que pasó en la rendición de cuentas de 2014: como habían aumentado los impuestos en 2013, sobró plata que fue a un plazo fijo.
Yo no estoy en desacuerdo con que la plata que vaya sobrando vaya a un plazo fijo, siempre que sea una inversión que sirva para mejorar la calidad de vida de los vecinos. La realidad es que nos sigue pasando que la plata va a un plazo fijo que va renovándose año tras año, y tenemos subejecución de gastos, como hemos tenido en salud, en desarrollo humano, en infraestructura, inclusive en cuestiones que son básicas como es el caso de los inundados, donde la partida para limpieza de los sumideros también fue subejecutada.
Turno 04 AG
Y hoy queremos aprobar una suba de impuestos que, en la mayoría de los casos, ronda entre el 45 y el 60 por ciento. Entonces, no veo dónde está ese famoso “entre el 20 y el 30 por ciento” de aumento de las tasas. Realmente, no encuentro la justificación. No veo por qué se deba llegar a tales aumentos, fundamentalmente en una tasa como el ABL. En ese sentido, coincido con el concejal Roberto en que no se tienen en cuenta todas las situaciones, las variables económicas por las que atraviesan los vecinos de Vicente López, a la hora de eximir una tasa o de ver cuál es el porcentaje que se le cobrará al vecino. Porque un jubilado, un abuelo, puede tener una casa con una valuación fiscal enorme y prácticamente no tener ingresos. Entonces, si además cometemos injusticias a la hora de aplicar las tasas, más allá del porcentaje que se está aplicando, claramente vemos que esta ordenanza tiene un efecto recaudatorio y no el que debería tener, o sea, ser consecuente con los presupuestos y con los recursos que aplicará Vicente López en cada una de las áreas que hacen a la gestión municipal.
Como el ABL es uno de los impuestos que más inciden en la recaudación de Vicente López, se le asigna los porcentajes de crecimiento más altos; cuando, en realidad, podría también tenerse en cuenta un montón de otros tributos que se cobran en Vicente López, como por ejemplo el de publicidad, que podrían ser mucho más recaudatorios que el ABL, el tributo de contribución a la participación ciudadana o la Tasa de Mantenimiento Vial. Sin embargo, en vez de cobrarles a las empresas que publicitan, a las empresas que tienen recursos para pagar, les estamos cobrando más plata a los vecinos.
Tampoco se tiene en cuenta en esta ordenanza al sector productivo, al sector industrial, porque tampoco se define si Vicente López quiere tener un perfil productivo o no; por lo cual, en muchos casos no se fomenta la instalación de industrias limpias. Sabemos que Vicente López es un distrito chico que no tiene la posibilidad de contener al sector industrial como otros municipios. Pero no queremos perder al sector productivo, porque es uno de los que más ingresos pueden darle a las arcas municipales. Entonces, no hay una planificación -lo vimos nuevamente cuando analizamos las ordenanzas Fiscal e Impositiva-, porque no hubo un presupuesto previo que permitiera decir “Si Vicente López tendrá un presupuesto de 2.700 millones, necesitamos recaudar 2.700 millones”. Acá se dijo “Vamos a recaudar 2.700 millones, y después vemos si en el presupuesto dibujamos los numeritos, aumentamos las partidas de nuevos medios, de publicidad y de obras públicas y llegamos a ese número”, lo cual tiene que ver con el aumento de las tasas que se les cobran a los vecinos.
Por lo tanto, para nada estoy de acuerdo con la forma en que se presentó esto. Yo soy de los que piensan que primero hay que planificar -esto lo dije siempre- no solamente a corto plazo, sino también a mediano y largo plazo, y después ver cuántos recursos se necesitan para cumplir con esa planificación. No se pudo hacer de esa manera -soy consecuente con lo que nosotros pensamos acerca de las necesidades de los vecinos de Vicente López-, pero nosotros creemos que las tasas tienen que estar en consonancia con la realidad económica que vive el municipio.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Rojas.

Sr. ROJAS.- Señor presidente: antes de zambullirme en el debate de esta Ordenanza Impositiva, quiero mencionar algunas cuestiones. La primera, es un placer volver a estar en este honorable recinto, ya no como legislador sino como un ciudadano más que viene a aportar a esta Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes. Esta denominación y costumbre quedó de la época de la colonia. Recordemos que, en aquel momento, quienes tenían la posibilidad de llevar adelante la política tributaria de las comunas en que vivían eran los privilegiados, quienes tenían una propiedad y estaban con sus tributos al día. Esa costumbre quedó a través de los tiempos; y esa costumbre hoy hace que este debate sea mucho más masivo. Ya no es una cuestión de una élite, ya no son los privilegiados quienes debaten sobre las políticas tributarias de las comunas, sino que cualquier vecino, cualquier ciudadano de Vicente López, puede hacerlo, porque la gran mayoría de los que viven aquí tienen sus tributos al día. Esto último queda demostrado en el presupuesto: más del 80 por ciento de nuestros vecinos pagan sus tasas. También, la gran mayoría de nuestros vecinos tiene propiedades en el distrito. Por lo tanto, reitero, es un placer volver a estar acá acompañándolos, ahora como un ciudadano común, un ciudadano de a pie.
En cuanto a la segunda cuestión, quiero agradecer públicamente a los legisladores que me convocaron a participar de esta Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes; una sesión que es de las más importantes -como lo acaba de mencionar un concejal- en la vida de un municipio. Junto con el presupuesto y la Rendición de Cuentas, creo que son las tres sesiones más importantes que tienen los concejos deliberantes. En esta Asamblea debatimos el aumento de tasas y la implementación de nuevas tasas y de tributos por mejoras. En consecuencia, les doy las gracias a los concejales Antelo y Ávalos Uñates por haberme convocado a participar de esta Asamblea.
La tercera cuestión que quiero plantear tiene que ver con algo que me sucedió cuando me anoté para participar de esta Asamblea. Cuando me fui a anotar a la Secretaría de Gobierno, no había más de quince contribuyentes anotados en el Libro de Actas; seguramente, con el tiempo se anotaron muchos más. Cuando salió el decreto de nominación de los mayores contribuyentes, figuraba entre los titulares. Pero ¡oh sorpresa!: cuando llego a mi domicilio luego de trabajar, veo que fui convocado como mayor contribuyente suplente. Quiero ser ingenuo y creer que hubo un error involuntario del secretario del cuerpo en la nominación de los mayores contribuyentes, cuando redactó el acta de notificación. No quiero creer que querían dejar sin voz a un contribuyente que, desde la óptica del oficialismo, seguramente no iba a acompañar estos aumentos desmedidos que se implementaron en los últimos tres años de este Gobierno municipal…

Sr. PRESIDENTE.- Perdón, señor Rojas, ¿me permite una breve interrupción…

Sr. ROJAS.- No, señor presidente.

Sr. PRESIDENTE.- … para aclarar el tema de la convocatoria?

Sr. ROJAS.- No, señor presidente. Después podrá hacer uso de la palabra para aclararlo. Yo no interrumpí cuando los legisladores hicieron uso de la palabra…

Sr. PRESIDENTE.- Era para hacer una aclaración, nada más.

Sr. ROJAS.- La podrá hacer cuando termine.
Con respecto a lo que planteó el miembro informante de esta ordenanza acerca de que convocaron a los mayores contribuyentes para evacuar dudas, la verdad es que deben haber convocado a aquellos afines al oficialismo. A los que no creemos en este Gobierno municipal no nos convocaron. En lo que sí tengo que dar la derecha es que nos acercaron el proyecto de ordenanza.
Entrando en el tema para el que hemos sido convocados, los historiadores dicen que para entender el presente hay que remitirse al pasado, o algo así, ¿no, concejal Noya?

Sr. PRESIDENTE.- Le ruego al mayor contribuyente que no dialogue con los concejales.

Sr. ROJAS.- Gracias, señor presidente.
Para referirme a esto, tengo que ver cómo ha ido evolucionando el ABL en los últimos años. Para eso, metí mano en un cuadro, que había preparado para la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes de 2009, de cómo fue evolucionando este tributo a partir de 1992. Tomé ese año porque si tomaba el primer gobierno del intendente García, la honestidad intelectual me decía que los porcentajes de los tributos se escapaban a las nubes -porque estábamos viviendo un período de hiperinflación-, y así como aumentaban los precios aumentaban los tributos. Por lo tanto, obvié el primer mandato del intendente García y tomé su segundo mandato. Podemos ver que hasta enero de 1992, un vecino que vivía en R-2 -recordemos que hasta 1997 este tributo era bimestral, y que a partir de ese año se empezó a pagar de manera mensual- pagaba 14 pesos de ABL. A partir de enero de 1992 pasa a pagar 16,20 pesos; un incremento del 14 por ciento. En diciembre de ese mismo año pasa a pagar 18,60; un incremento del 30 por ciento. En diciembre de 1994 pasa a pagar 23,20; un incremento del 20 por ciento. En junio de 1996 pasa a pagar 31,20; un incremento del 20 por ciento. Y entramos en 1997; recordemos que a partir de ese año se empieza a desdoblar. Entonces, este vecino que pagaba 31,20 tendría que pagar 15,60; pero no, paga 17 pesos, o sea que tuvo un incremento de un 10 por ciento. Llegamos al 2000, y este vecino -o esta familia- que pagaba 17 pesos pasó a pagar 27,50; tuvo un incremento de casi el cien por ciento. Entonces, vemos que en una década en la que no hubo aumentos de precios, en la que no aumentaron los combustibles, en la que no aumentaron los sueldos de los empleados municipales -vivíamos en una época en la que no había inflación; es más, en muchos casos había deflación-, en las tasas o los tributos de Vicente López eso no se veía: tuvimos un aumento de casi el 200 por ciento. Después, vino la crisis de 2001. Y llegamos a febrero de 2008, fecha en la que los ciudadanos de Vicente López tuvimos un incremento promedio del 350 por ciento. Esa familia tuvo un incremento del 300 por ciento; y no nos tenemos que olvidar del aumento que hubo en diciembre de 2010, que fue del 10 por ciento. Entonces, tenemos que durante el gobierno de Enrique García los tributos se incrementaron un 510 por ciento. Debemos recordar que hubo una etapa -los diez años de la convertibilidad- en la que no hubo inflación, y que a partir de la crisis de 2001 hubo un período de inflación controlada. Sin embargo, en relación con los tributos, en Vicente López no pasó lo mismo. Llega el 2011, y hubo un cambio de gestión en el Gobierno municipal: Jorge Macri se hace del Ejecutivo. Sin embargo, la presión tributaria sobre los contribuyentes siguió, ya no solamente a través del aumento indiscriminado de esa tasa, sino que también se crearon nuevos tributos. El Ejecutivo veía problemas y, en vez de solucionarlos desde la política, desde la gestión, creaba nuevas tasas. O sea que veía los problemas de gestión como una oportunidad tributaria, como una oportunidad para engordar las arcas del municipio.
En el debate de esta ordenanza me voy a centrar, primero, en el ABL, y después, en los nuevos tributos. Con respecto a los nuevos tributos, el Ejecutivo municipal descubrió que teníamos un importante problema respecto del bacheo. Entonces, ¿qué hizo? Creó la Tasa de Mantenimiento Vial; un monto fijo que se cobra cada vez que cargamos combustible en las estaciones de servicio de Vicente López. Este tributo no tuvo un incremento, sino varios fallos adversos en los municipios donde se cobra. Entre sus fundamentos, estos fallos adversos sostienen que se infringe el régimen de coparticipación federal, en virtud del cual la Provincia se compromete a no gravar los combustibles. Por lo tanto, creo que con estos antecedentes el municipio tendría que dar marcha atrás con ese tributo en particular.
Otro tributo de “los nuevos”, por llamarlo de alguna manera, es el de Protección Ciudadana. Este sí tiene un incremento del 10 por ciento, y hay que sumarle el aumento del ABL porque está atado a este último. Se presupuestó para el ejercicio que se está ejecutando alrededor de 40 millones. En realidad, no sabemos cuánto se recaudó, porque tengo entendido que hay concejales que pidieron esa información y no se las han acercado. Pero, para el ejercicio que viene, se estima recaudar 89 millones de pesos. Cuando se creó este tributo, el intendente nos dijo que la problemática de la inseguridad se iba a resolver. Sin embargo, nada de eso sucedió. Lo que sí sucedió con esta masa de dinero fue que se montó una fenomenal maquinaria de marketing político que tiene a la inseguridad como una de sus herramientas. Y lo que también sucedió con esa enorme masa de dinero fue que la concesionaria de la hermana del intendente, de la cual el intendente es director suplente, se hizo de muchos miles de pesos. Lo que sucedió luego de la implementación de este tributo fue que Vicente López se convirtió en la capital nacional de la entradera. En ese sentido, todas las semanas podemos ver, en los medios nacionales y locales, que delitos de estas características son los que nos tienen como noticia. Para que no queden dudas de que este municipio tiene una voracidad fenomenal y que le hinca el diente al bolsillo del contribuyente, echaron mano a una ordenanza de 2006 -una ordenanza que, pese a los intentos del Ejecutivo de aquella época, jamás pudo hacerse operativa-: la ordenanza del estacionamiento medido.
Turno 05 PP
Es una ordenanza que en su principio solamente tomaba la zona comercial de La Lucila por el sistema de tarjetas. Luego, en 2008, se extiende la zona. Se llama a licitación para implementar el sistema de parquímetros, la cual quedó trunca porque nadie quería hacerse cargo del tema del estacionamiento medido; ninguna empresa privada quería hacerse cargo del estacionamiento medido en el distrito.
A mí me tocó participar en ese debate como legislador y en aquel momento decía que el tarifado de espacio público debe ser donde el espacio es escaso y hay vehículos de otras latitudes que vienen a ocupar esos espacios; ahí tendría sentido. Ahora, el problema del estacionamiento en nuestro distrito no es ese. Nuestro distrito no es sede regional de ninguna actividad: de ninguna actividad judicial, de ninguna actividad religiosa, de ninguna actividad cultural, etcétera. El problema de nuestro municipio es que tiene un alto grado de motorización. Las estadísticas indican que cada familia en Vicente López, en promedio, tiene tres autos. El problema en nuestro municipio es que hay una política desmedida de lanzar autos a la vía pública. ¿Qué quiero decir con esto? Que el Código de Ordenamiento Urbano, teniendo en cuenta el grado de motorización que tienen nuestros vecinos, es demasiado blando. Y en los casos en que nos es blando, se aprueban por excepción nuevas construcciones o nuevas habilitaciones. El problema del estacionamiento en nuestro municipio no se va a resolver con el tema del estacionamiento medido, y menos cuando trae aparejada una clara política recaudatoria y una clara política fiscalista.
Por último, voy a hacer hincapié en el tributo del ABL, que nos toca a todos por igual. Antes de venir a esta asamblea de mayores contribuyentes agarré la última cuota del año 2011, que es cuando Jorge Macri asume la Intendencia. En aquel momento pagaba 84,69 pesos. También tomé la última cuota que pagué, la de ahora, la cuota doce de 2014: estoy pagando 217,30 pesos, sin tener en cuenta el tributo de seguridad ciudadana: lo obvié. Esto da un incremento de un 256 por ciento. Ahora le queremos sumar un 32 por ciento de la valuación fiscal más la alícuota. A mí eso me da un 52 por ciento. Entonces, vamos a ver que en los últimos tres años me incrementó el ABL en un 308 por ciento. Esto es muchísimo dinero si se tiene en cuenta la inflación acumulada, ya sea la del INDEC o sea la inflación Congreso, que la da a conocer su fuerza política, señor presidente, tomando en cuenta las mediciones de empresas privadas. Todos los meses se paran en conferencia de prensa Patricia Bullrich y Pinedo a dar a conocer el índice Congreso. Si acumulamos estos tres años del proceso inflacionario que tuvimos, no dan ni por las tapas este 308 por ciento en que se nos incrementa el ABL.
Para finalizar, señor presidente, tenemos tres nuevos tributos que surgieron de problemas reales. Nadie puede descreer que tenemos problemas de seguridad, nadie puede descreer que el tránsito y el estacionamiento son un problema en Vicente López, nadie puede descreer que el tema del bacheo es un problema en nuestro municipio. Ahora, ustedes no lo resuelven desde la gestión, sino que lo ven como una oportunidad para recaudar más dinero. Desde la lógica es inentendible, no se puede explicar semejante desproporción en cuanto al aumento del ABL y la creación de estos nuevos tributos. Solamente se entiende desde la voracidad que tienen por meterle la mano en la billetera al contribuyente para, de esta manera, generar una billetera lo suficientemente abultada para el año electoral que se avecina. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- Antes de darle la palabra al asambleísta Carrillo, quiero hacer una aclaración para que no quede ninguna duda. Yo ya pedí perdón al concejal Antelo en su momento, cuando me vino a plantear el error involuntario del secretario administrativo en ese mismo acto, y hace quince días reparamos el error –le voy a alcanzar al mayor contribuyente Rojas el decreto–. Por eso no quiero ningún tipo de insinuación. Y que la cosa quede clara: fue un error involuntario del secretario administrativo. Vuelvo a pedirle perdón –si quiere que lo haga públicamente–, pero no hubo ningún tipo de picardía. Por eso no acepto insinuaciones.
Tiene la palabra el señor asambleísta Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: espero que todas las cuentas del concejal mandato cumplido que me precedió en el uso de la palabra no tengan la misma falta de precisión que aquellas por las que dijo que aquel vecino que en el año 2007 estaba pagando 17 y pasó a pagar 27, tuvo un incremento del 100 por ciento; eso es el 60 por ciento.

Sr. ROJAS.- Dije “casi”.

Sr. PRESIDENTE.- Por favor, no dialoguen.

Sr. CARRILLO.- Aun con los defectos matemáticos, el mayor contribuyente recién hablaba de un 500 por ciento –vaya uno a saber si no era un 400, que es casi 500 para su cálculo–, pero eso es a lo largo de veinte años, y a lo largo de veinte años eso da un incremento de aproximadamente un 16 por ciento anual. Fíjese que acá estamos con incrementos de vecinos que no tienen la fortuna que tuvo el mayor contribuyente que recién hablaba, que tuvo un incremento de solamente el 200 y pico por ciento. Hay vecinos que han tenido incrementos que superan el 350 por ciento hoy, sin los incrementos que les vamos a fijar. Pero acá insisten con hablarnos de que el incremento en las tasas es, más menos, treinta por ciento –quiero citar textual al miembro informante–. La verdad es que la Argentina es maravillosa, porque que tengamos en la Secretaría de Hacienda de una comuna como Vicente López personas que no son capaces de calcular un promedio, o de diferenciar un promedio de una mediana o un modo, que son distintas herramientas matemáticas, es para reírse –sería más para llorar, pero tomémoslo para reírnos–. Cómo va a ser más o menos el 30 por ciento si para que el promedio dé el 30 por ciento, cuando lo más bajo que hay es el 32 por ciento, que es el aumento de las valuaciones fiscales, tendría que haber tasas que tuvieran deflación, decrecimiento, y esto no pasa.
TURNO 06 MT
No solamente no pasa sino que hay veces que tienen el 900 por ciento de aumento. Por ejemplo, en el artículo 39, inciso m), es del 718 por ciento. En el artículo 27, inciso f), es del 308 por ciento. Se planteó acá, y también voy a ser textual, que “hay que informar bien”. ¡No hay que mentir más! ¿Qué hay que informar bien? Nosotros decimos que la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza y Conservación de la Vía Pública tiene incrementos que llegan al 60 por ciento. Eso es informar bien. Decir que esto es un incremento de más o menos un 30 por ciento es mentir, aunque se mienta sonriendo, aunque se mienta utilizando todos los mecanismos de marketing político, todas las herramientas de la comunicación que pagan, como lo vamos a ver en la próxima sesión con el presupuesto. Los incrementos son escandalosos.
Yo decía en la sesión pasada, y lo voy a repetir porque me da gusto que en el recinto haya tantos vecinos que vienen interesados por esta problemática de cómo van a aumentar sus impuestos, que han venido espontáneamente. Entonces vamos a repetirlo para que todos se vayan de acá sabiendo cuáles son las posiciones que tenemos los concejales. Algo mencionó el señor concejal Rial, y también el señor concejal mandato cumplido Walter Rojas. La inflación en la Argentina está disparada. Todos nos horrorizamos y nos llenamos la boca hablando de la inflación en la Argentina. Los oficialistas están preocupados porque está rondando el 26 por ciento, tal como establecen los índices que publica el INDEC, y una inflación del 26 por ciento anual es una inflación preocupante.
Desde la oposición se agita el índice del Congreso, que es del 40 por ciento. Y si el 26 por ciento es preocupante, el 40 por ciento es mucho más preocupante. Pero la inflación en Vicente López es distinta, es mayor. Si Kicillof es malo, Macri es peor. Si Cristina tiene todas las variables descontroladas, Jorge las tiene peor. Porque hasta los promedios están muy por encima, por lo menos un 15 por ciento por encima de los exorbitantes índices del Congreso. Yo me preguntaba en la sesión pasada si esto no responderá a una estrategia política del partido que representa el intendente. ¿Por qué? La inflación es una situación económica que tiene factores objetivos que la condicionan y factores subjetivos. Las expectativas que tienen los habitantes, los vecinos, los comerciantes, los empresarios, condicionan los índices de inflación, así como los condicionan los incrementos en los precios internacionales y las reducciones de mercados internacionales para los productos argentinos.
Hay cuestiones objetivas y cuestiones subjetivas que generan inflación. Si estamos estableciendo un piso de incrementos en los tributos de Vicente López, que exceden con creces el 40 por ciento, estamos invitando a los vecinos de Vicente López a que se pongan a resguardo de eso, y entonces los comerciantes que van a tener esos incrementos, no los van a absorber ellos sino que se los van a trasladar a los vecinos, que van a tener sus incrementos en el ABL. Pero también los vecinos los van a tener cuando vayan a hacer compras en los comercios de Vicente López, y también los van a tener cuando los comerciantes vayan a comprar sus productos a los empresarios e industriales que fabrican en Vicente López, porque esto genera una espiral inflacionaria, que cada vez se hace mayor.
Hay quienes sostienen la teoría de “cuanto peor, mejor”. Porque cuanto peor están las condiciones, más fácil es ganarle al gobierno de turno, en este caso al oficialismo kirchnerista. Los que sostienen eso deben vivir en otro país, porque el “cuanto peor, mejor” siempre tiene un único perjudicado, o el mayor perjudicado, que son los vecinos, los habitantes, los ciudadanos del país. Entonces, yo, que estoy esperando las elecciones de agosto y las de octubre para ganarle al gobierno actual, al kirchnerismo, espero hacerlo en función de una propuesta superadora, no de que a ellos les vaya peor, porque si a ellos les va peor, a nosotros nos va mucho peor. Yo estoy esperando el 10 de diciembre para volver a entrar al Palacio Municipal como gobierno. Pero que eso surja de haber tenido una propuesta mejor que lo que está haciendo el intendente.
El señor intendente ayuda con su falta de gestión, pero yo quiero ganarle por mejor, no por menos malo, y entonces lo que tengo que hacer es pensar antes que nada en mis vecinos. Y estos aumentos se hacen tal vez buscando esa estrategia de generar índices inflacionarios desbocados, porque, ¡qué casualidad!, los municipios de la Región Metropolitana Norte están aprobando presupuestos, tal como lo dijo el miembro informante, que están por encima del 35 por ciento en los incrementos de las tasas. Habría que ver qué pasa en otros distritos menos opositores al gobierno nacional y el gobierno provincial. Seguramente encontraríamos niveles de equilibrio. Pero en lo que tenemos que pensar es en generar incrementos que tengan que ver con las necesidades de funcionamiento de la comuna.
Si después, cuando tratamos la Rendición de Cuentas, vemos que hay subejecución presupuestaria, ¿entonces para qué votamos, si después las partidas quedan ociosas? ¿Para generar un colchón? No tiene ningún sentido, no resiste análisis. Durante nueve años, como citaba quien me precedió en el uso de la palabra, no se aumentaron las tasas y se aumentaron los servicios. No era el desastre que es ahora la municipalidad, no la mugre que son ahora las calles de Vicente López. Se pudo hacer durante nueve años en los que había inflación, pero una inflación que se podía soportar con la espalda de la comuna, y se hizo sin endeudarse. ¿Cómo no se va a poder hacer ahora que no se brindan servicios? Si el Hospital parece un hospital de campaña.
De ninguna manera se puede aceptar una propuesta de modificación de la Ordenanza Impositiva con estas variaciones. No me he referido a la cuestionada tasa de contribución a la protección ciudadana, eufemismo que disfraza la tasa de seguridad, porque supongo que cuando lleguemos al punto, el miembro informante planteará que se va a derogar en función de las novedades judiciales. Si esto no pasa, en su momento lo hablaré.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Antelo.

Sr. ANTELO.- Señor presidente: este bloque, en consonancia con lo que hizo en la sesión en que se trataron las ordenanzas preparatorias, no va a acompañar esta Ordenanza Impositiva. En esa sesión dejamos claro por qué no la acompañábamos. Pero hay algo que no entiendo y me gustaría que me lo expliquen. Cuando me dicen que los aumentos van a ser en promedio de un 30 por ciento, ¿cómo llegamos a un total del presupuesto con un aumento del 65 por ciento? Me gustaría una respuesta.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Maldonado.

Sr. MALDONADO.- Señor presidente: voy a ser breve dado que las posiciones han quedado claras. Voy a mantener la misma posición que en la sesión en la que se trataron las ordenanzas preparatorias, en la que utilicé la expresión “avaricia fiscal”, pero me gustó más la “teoría del colchón”. Parece que esta Ordenanza Fiscal contiene aumentos que van más allá de la inflación reconocida, en virtud de una mala expectativa, pensando que el año que viene va a ser peor que este.
En realidad, en la Argentina estamos atravesando un fin de ciclo político, y yo creo que la elección de un nuevo presidente va a generar el shock de confianza que hace falta, lo cual se sumará a las medidas adecuadas para favorecer la economía del país. Me parece que esta ordenanza es muy pesimista acerca del futuro, y yo quiero dar un mensaje de esperanza en el sentido de que el cambio de gobierno, sea cual fuere el color político, va a generar un nuevo ciclo y la posibilidad de corregir algunos errores. Yo tengo mi candidato y mi posición política, pero creo que cualquiera sea, se va a generar un cambio positivo.
Se dijo que se producen aumentos en la base de cálculo, que van desde el 32 por ciento en adelante. El señor intendente el otro día dijo por televisión que el aumento era del 36 por ciento promedio, y no es verdad. Por otra parte, en conceptos como la protección ciudadana se modifica también la alícuota. Aquí no estoy de acuerdo. Algunos estarán a favor y otros en contra de la contribución a la protección ciudadana, pero lo que no se justifica es el aumento de la alícuota, porque está teniendo un doble monto. Produce aumento por la base de cálculo, y produce aumento por la alícuota, o sea que se superponen dos aumentos. Las alícuotas se ponen justamente para ser previsibles, y en la medida en que se modifica su magnitud, se modifica el resultado.
De acuerdo a la “teoría del colchón”, tenemos el 15 por ciento y recién en el último bimestre lo aplicamos, y ahora aprobamos el 20 por ciento, porque vamos a seguir con el 15 hasta que lo necesitemos. Me parece que el procedimiento republicano de la división de poderes implica que uno hace una estimación, hace un presupuesto de ingresos y de egresos, y luego, si hay que ajustarlo, lo hace el Legislativo, que tiene que dotar al Departamento Ejecutivo de las herramientas que corrijan. Me parece que con la “teoría del colchón” se cometen excesos. Hago una ordenanza fiscal, hago un colchón, y cuando uno trata la Rendición de Cuentas encuentra muchas partidas subejecutadas, y encuentra plazos fijos a los que llaman “fondos anticíclicos”. Es opinable eso. El Estado tiene que invertir lo que recauda en beneficio de los ciudadanos, de los vecinos, del pueblo en general. Por eso vamos a mantener la misma postura que mantuvimos en la sesión en la que se trataron las ordenanzas preparatorias.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: muchas gracias a los vecinos y grandes contribuyentes que hoy se han acercado, con el compromiso de tratar esta problemática con la seriedad con la que la estamos tratando, y como la hemos tratado en la última sesión en la que tanto se ha debatido. Y esto es bueno para la vida democrática. Acá se debaten las ideas, y deben ganar las mayorías como lo dicen la ley y la democracia.
He escuchado muchas cifras y porcentajes, muchas idas y vueltas, pero yo no soy economista y tampoco soy un genio matemático. Dentro de mis posibilidades quiero explicar que esto fue tratado en comisión, que ha venido la Secretaría de Hacienda a explicar cada una de las reformas que hoy se están proponiendo, como es habitual que del Departamento Ejecutivo vengan al Concejo Deliberante a explicar las cosas. Esto también es bueno. Es muy fácil decir algunas cosas, pero hay que reconocer el brillante y serio trabajo que ha tenido la Secretaría de Hacienda. Me pone orgulloso como presidente del bloque oficialista.
Estamos hablando de aumentar un promedio del 30 por ciento. Sin ir muy lejos, San Isidro aumentó un 45 por ciento. Tigre aumentó un 40 por ciento. Si no hubiera inflación, no habría aumento, esa es la lógica. Algunos hablaron de dibujos. Casualmente son del mismo signo político que los que manejan el INDEC. No tenemos en este gobierno la práctica de la mentira, como dicen algunos. En este gobierno municipal tenemos la práctica del trabajo, y de venir todos los días para que Vicente López esté cada vez mejor. Otros nos aconsejan y nos dicen qué está mal, qué está bien, qué se debería hacer. Y son del mismo signo político que la provincia de Buenos Aires, que está totalmente en llamas. Yo los llamo a sumar, y no a la crítica por criticar. Otros nos quieren apabullar con porcentajes y montos, que podemos seguir hablando, y ellos van a sostener esos porcentajes y nosotros vamos a sostener la verdad, que lo que se está aumentando es lo que estamos diciendo.
Esa es la verdad, señor presidente. Este aumento además es progresivo. Quiere decir que el que menos tiene va a pagar menos, y el que más tiene va a pagar más a lo largo del año. Creo que las cosas son como las estamos palpando los vecinos de Vicente López, que estamos viendo la gestión en la calle, que se está trabajando en todos los sentidos, tratando de que cada día el vecino pueda estar mejor. Y así lo vamos a seguir haciendo, porque tenemos un intendente municipal que es una máquina de hacer, y por eso tenemos que seguir adelante. Vicente López tiene que seguir progresando.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Enrich.

Sr. ENRICH.- Señor presidente: a pedido de varios señores asambleístas, solicito el cierre de la lista de oradores.

Sr. PRESIDENTE.- En consideración la moción.
Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- Continúa en el uso de la palabra el señor asambleísta Enrich.

Sr. ENRICH.- Señor presidente: tampoco nada me sorprende hoy en día. Parte de esto ya lo hemos debatido en la Ordenanza Preparatoria, pero veo que hay palabras que se van poniendo de moda entre las distintas fuerzas opositoras. Todos ahora hablan del marketing político. Qué bien que suena. Para hacer un análisis puntual, y si vamos a seguir hablando de porcentajes, si yo hago la simple transferencia de los valores pagados en el “uno a uno” al día de hoy, estamos igual sin aplicar la inflación. Eso como dato de color. Si hacemos un análisis del presupuesto real del año 2014, en comparación a lo presupuestado para el 2015, el aumento es del 35,5 por ciento.
Turno 07 AG
Ese número, después, lo puedo compartir con quienes no les cierre o tengan dudas de cómo lo saque.
Lo importante de todo esto también es saber que, desde la silla del opositor, es muy fácil criticar, decir “tienen que hacer así, tienen que hacer ‘asá”, “Vicente López es así, Vicente López es ‘asá'”. Me gustaría ver a cualquiera de esos que opinan de esa manera conducir este municipio, este 2015, sin ningún aumento. Sería muy lindo ver eso.
Hablaron de algunos ítems en particular. En el artículo 13 se habla de aumentos “altísimos”, por ejemplo, de 5 pesos a 7 pesos. Y sí, es un incremento superior al 30 por ciento. Otros a los que les aumentamos mucho son los cajeros automáticos; muchísimo, mucho más que el 30 por ciento. Pero si hay alguien que esté en contra de eso, que levante la mano. También les aumentamos a los taxistas -a las paradas-; pagaban 100 pesos y ahora pasarán a pagar mil al año.
Criticaron también el “hasta”, al que hice referencia anteriormente; lo criticaron quienes lo acompañaron en su momento. Si mal no recuerdo, el concejal que hizo referencia a eso lo acompañó. A mí me da confianza un “hasta” y que se utilice como un “hasta”, porque me demuestra que se están haciendo las cosas con conciencia. Si yo puedo aumentar “hasta” tanto, y no lo aumento, estoy haciendo las cosas con conciencia.
Se volvió a traer el tema de los plazos fijos y de que sobra plata. Hoy, si me sobra un poco de plata y la guardo debajo del colchón, mes a mes pierde valor. Voy al supermercado hoy y voy al supermercado dentro de un mes, y con la misma plata no compro lo mismo. Entonces, me parece muy bueno que con la plata que está en espera para pagar algo que vence dentro de un mes se haga un plazo fijo a 30 días. Eso me da confianza. Piensen todos esto: si no tengo que usar el dinero para pagar algo hasta dentro de un mes, puedo hacer un plazo fijo a un mes y resguardo el valor del dinero. Eso, a mí, me da confianza. Y esa confianza es la que nos transmite la Secretaría de Hacienda a través del trabajo que está haciendo y de los números que presenta. En ese sentido, si comparamos los 1.540 millones del año que está terminando con los 2.085 millones, tenemos un aumento del 35,5 por ciento. Yendo a lo taquigráfico, como también dijeron, el incremento promedio es de más o menos el 30 por ciento, en general, lo cual también dije. Y algunos rubros tienen aumentos superiores a estos.
Entonces, cuando se habla de mentiras, de cómo harían ellos las cosas, de si es o no es sobre la industria o sobre el comercio, seamos un poco más tranquilos, y la confianza que nos trae este Ejecutivo transmitámosla a los vecinos y sigamos creciendo.

Sr. PRESIDENTE.- Si ningún otro asambleísta va a hacer uso de la palabra, se va a votar en general la Ordenanza Impositiva.

– Votan por la afirmativa los asambleístas Altamonte, Caputo, Cassaro, Chocarro, Codon, Colela, Crisafio, Crovetto, Duraes, Enrich, Furfaro, Jimenez, Lastrero, López, Marcassio, Marchiolo, Menéndez, Ottolini, Pesa, Ponce, Primerano, Quinti, Rendón Russo, Saenz, Sandá, Simiele, Velozo, Vidal y Villa.

– Votan por la negativa los asambleístas Antelo, Ávalos Uñates, Carrillo, Corradi, Doat, Dodds, González, Lencina, Maldonado, Noya, Numma, Rial, Roberto, Rojas y Ruiz.

Sr. PRESIDENTE.- Han votado 29 asambleístas por la afirmativa y 15 asambleístas por la negativa.
Queda aprobada en general la Ordenanza Impositiva.
Se va a votar en particular.
Si están de acuerdo, se repetirá el sentido del voto expresado en la votación en general.

– Asentimiento.

Sr. PRESIDENTE.- Se procederá en consecuencia.

– Por 29 votos por la afirmativa y 15 por la negativa, se aprueban los artículos 1° a 5°.

Sr. PRESIDENTE.- En consideración el artículo 6°.
Tiene la palabra el señor asambleísta Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: esta tasa, denominada “de Mantenimiento Vial Municipal”, fue creada en 2012 y, como siempre he sostenido, es de dudosa legalidad por dos razones muy sencillas. La primera, porque hay una doble imposición, ya que la Tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza dice también conservación de la vía pública. En ese sentido, nunca me pudieron explicar a qué se refiere con “vía pública”. Y la segunda, porque contradice la ley general de impuestos de la Nación y la adhesión de la provincia de Buenos Aires. Al respecto, como ya manifestó otro concejal, hay fallos judiciales que se siguen sosteniendo a lo largo del tiempo y que, cuando hay primera instancia, en segunda instancia son ratificados. Como dijo una vez un concejal, la Justicia tarda, pero llega. Entonces, alguna vez va a llegar y quedará demostrado lo que venimos sosteniendo, o sea, que el municipio se excede en sus facultades.
Hubo un intento del gobernador Scioli de incluir un artículo en el presupuesto, y después, por la presión de los intendentes, fundamentalmente del Frente Renovador y del Pro, fue sacado. Por lo tanto, esta cuestión me parece absolutamente injustificada, más allá de que se apliquen parcialmente los montos autorizados en la ordenanza. Además, sabemos que no todas las estaciones de servicio la cobran. O sea que, en realidad, es una tasa que pagan algunos, pero sí todas las personas que cargan combustible en Vicente López. Por eso, algunos vecinos de Vicente López van a la ciudad de Buenos Aires para no pagar esa tasa, o cargan en las estaciones de servicio donde no se cobra. Me parece que esto es algo absolutamente injustificado y en lo que insiste el Ejecutivo.
Esta cuestión ya la discutimos una vez con el ex secretario de Hacienda. Por eso, más allá de que voté en contra en general, quería en este punto, y después lo haré en el que viene, plantear estas situaciones para que después no digan que no les avisamos.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra la señora asambleísta Caputo.

Sra. CAPUTO.- Señor presidente: dejo constancia de mi voto negativo respecto del artículo 6°.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Noya.

Sr. NOYA.- Señor presidente: voy a reforzar lo planteado en la sesión en la que tratamos la ordenanza preparatoria. Consideramos, por un lado, que este es un impuesto inconstitucional, ya que se trata de un impuesto federal y no de una tasa, que es lo que tienen que cobrar los municipios; y, por el otro lado, que es una doble imposición.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Ruiz.

Sr. RUIZ.- Señor presidente: en su momento, cuando se implementó esa tasa, quien habla planteó el desorden que generaría en los municipios aledaños. Pero ahora hay un nuevo escenario, ya que efectivamente bajó el consumo de combustible, producto del freno en la demanda. Siempre hay malas noticias, pero que el Gobierno nacional baje los montos de los combustibles un 5 por ciento me parece muy positivo. Lo extraño de entender es que los contribuyentes de los municipios en los que se tributa esta alícuota no notarán la baja. Por ende, este es un tema para seguir analizando.
En su momento, la Federación de Expendedores de Combustibles de la República Argentina tuvo reuniones aquí, y no se pudo arribar a una solución. Sé que esta es una tasa de cobro directo, muy fácil de recaudar. Pero, insisto, estamos en un proceso de recesión y de baja de consumo. En su momento, cuando se impuso la tasa, este legislador planteó la diferencia entre el comerciante habitualista que paga el combustible previamente, antes de que se lo descarguen, y los que trabajan con YPF, que son concesionarios. Estos últimos tienen una concesión: pagan sobre la renta. Entonces, vuelvo a plantear que me parece que, más allá de que sea un ingreso adicional para el municipio, habría que estudiar otras medidas. Este Gobierno, que ha sido legitimado en 2011, tendrá que evaluar seriamente la medida si en 2015 sigue la recesión y sigue bajando la venta de combustibles de todo tipo. Les doy un solo dato: bajó el consumo de GNC. Para cualquier persona que carga un tubo de gas, la variación del precio -porque hay un costo- es de entre 30 y 35 pesos el tubo, con una autonomía de cien kilómetros. ¿Quién utiliza GNC? El laburante, el remisero, el fletero, muchos taxistas. Entonces, a esa gente también estamos apuntando.
Por lo tanto, siempre con mucho respeto, me parece que el Gobierno municipal tendría que analizar otras medidas. Hoy, se puede llegar a aumentar esta tasa para recaudar lo mismo.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Rial.

Sr. RIAL.- Señor presidente: ya que entramos en temas relacionados con el petróleo, debo decir que el problema de la demanda y de la baja del precio del petróleo es a nivel mundial. O sea, la baja del precio se da por un problema a nivel mundial, no por una falta de demanda a nivel nacional. De hecho, el CEO de YPF ha dicho que la empresa ha tenido un récord de producción y de facturación este año por la demanda de naftas e, inclusive, de gas. Por último, debo recordar que muchos municipios que son representados por el Frente Renovador cobran la Tasa de Mantenimiento Vial.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: muchas veces pasa esto a nivel nacional. En un lado tenemos al Gobierno, en el otro lado tenemos al grupo Clarín, que se tiran con munición pesada, y en el medio estamos todos nosotros. Por lo tanto, yo me voy a correr un poquito de la pelea entre el massismo y el kirchnerismo. (Risas).
Esto es un impuesto, porque, más allá de que se lo disfrace de tasa, lo que se hace es cobrar un tributo sobre la venta de combustibles. Entonces, esto es un impuesto, lisa y llanamente. Y no es de dudosa legalidad, sino que es absolutamente ilegal: viola la ley de coparticipación federal, viola la ley de hidrocarburos y viola el pacto fiscal. La cuestión está instalada en el ámbito judicial, y se resolverá cuando se resuelva. Y la resolución, definitivamente, será decretar que esto es inconstitucional; no hay margen para interpretaciones.
El Gobierno municipal incorpora esta tasa cuando el gobernador de Córdoba, José de la Sota, establece el cobro del impuesto a los combustibles en la provincia y empieza el reclamo. Si jugamos a qué pasó en aquel momento y retrotraemos la película, en aquella época, el Pro y el Frente Renovador estaban juntos. Y además, todos juntos, coqueteaban con de la Sota y otros referentes nacionales del justicialismo. Entonces, la incorporación de esta tasa, entre comillas, tiene que ver con una cuestión política. ¿Alguien puede creer que 20 millones de pesos justifican todo esto? Se gastan 28.845.976 pesos -voy a ser preciso, porque son los números que pasa el propio oficialismo- en gastos de publicidad y propaganda. Achicamos 20 palos, gastamos 8 millones en publicidad y propaganda, y ya está, no les generamos un daño adicional a los vecinos. Pero esto no tiene que ver con plata. Esto tiene que ver con política; tiene que ver con sumarse a una campaña política.
Esto es a todas luces ilegal. El día que la Corte Suprema de Justicia falle, lo va a hacer en ese sentido. Seguramente, esto va a estar supeditado a tiempos que no son los de los vecinos que van a cargar combustible; entonces, los vecinos irán a cargar a otro lado. Lo que yo no sé es quién les va a devolver la plata a los vecinos el día que ese fallo se resuelva. El día que la Corte Suprema dictamine en esta cuestión y decrete la inconstitucionalidad, ¿lo van a ir a buscar a Cabrera a la casa, por ejemplo, y le van a decir?: “Néstor, ¿cuántos litros cargaste en estos años? Tomá, te devolvemos esto”, y así con cada vecino? No. Perdieron otra vez; yo no, porque cargo en YPF. Al respecto, les aviso a los que no saben que YPF, en el distrito, no cobra esta tasa. Entonces, si quieren ahorrar, tienen que cargar nafta en YPF.
Turno 08 PP
¿Qué va a pasar cuando la Corte Suprema dictamine esto? Va a haber perdido el vecino, como va a pasar ahora que se resolvió el tema que vamos a ver en el próximo artículo: la seguridad. ¿Van a devolver la plata?, ¿van a crear una acreencia en favor de los contribuyentes y les van a debitar en los sucesivos resúmenes de ABL lo que les tienen que reintegrar por contribución a la protección ciudadana? Porque miren que ahí sí es fácilmente verificable, ahí sí es fácilmente ordenable el reclamo. No sigan avanzando en el camino del perjuicio para el vecino sustentado en cuestiones políticas.
Por todo esto, voy a sostener mi voto negativo. Además, como ha habido varios planteos en ese sentido, voy a pedir que se realice votación nominal en este punto.

Sr. PRESIDENTE.- Antes de dar la palabra, quiero decirles a los presidentes de bloques que estoy tratando de acelerar la sesión porque tenemos la sesión de presupuesto, convocada para un horario determinado. Si hay acuerdo de los presidentes de bloques en que el horario no se cumpla… Para evitar lo que hicimos el año pasado, que fue: abrir una sesión, cerrarla, volver a abrirla; por respeto a los grandes contribuyentes, ya que muchos de ellos tienen que regresar a su actividad. ¿Hay acuerdo?
Tiene la palabra el señor asambleísta Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: tal como planteé en la reunión de presidentes ayer –no hace falta ir de parte solamente del bloque que presido, ya que esto también lo he hablado con los presidentes de los demás partidos del interbloque–, nadie va a sacarle el culo a la jeringa con el tema del presupuesto ni de la otra sesión. Sesione sin apurarse que vamos a llegar a buen puerto.

Sr. PRESIDENTE.- Vamos a continuar para, terminada la votación, avanzar sobre el presupuesto.
Tiene la palabra el señor asambleísta Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: voy a hacer dos comentarios con respecto a este punto. Primero, dejemos a la Justicia, que en su momento se va a expedir, ya que a la fecha no hay una sola sentencia firme sobre inconstitucionalidad en cuanto a esta tasa.
Por otro lado, le comento que el municipio de General Rodríguez, del Frente para la Victoria, cobra la tasa.

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar el artículo 6°.

– Votan por la afirmativa los asambleístas Altamonte, Cassaro, Chocarro, Codon, Colela, Crisafio, Crovetto, Duraes, Enrich, Furfaro R., Jiménez, Lastrero, Lencina, López, Maldonado, Marcassio, Marchiolo, Menéndez, Ottolini, Pesa, Ponce, Primerano, Quinti, Rendón Russo, Sáenz, Sandá, Simiele, Velozo, Vidal y Villa.

– Votan por la negativa los asambleístas Antelo, Ávalos Uñates, Caputo, Carrillo, Doat, Dodds, González, Noya, Numma, Rial, Roberto, Rojas y Ruiz.

Sr. PRESIDENTE.- Por 30 votos por la afirmativa y 13 votos por la negativa, queda aprobado el artículo 6°.
En consideración el artículo 7°.
Tiene la palabra el señor asambleísta Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: sobre esta otra tasa o tributo de contribución a la protección ciudadana no creo que puedan decir que un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires no es una sentencia firme, porque el demandado, que es el municipio de Coronel Pringles, acató la resolución de la Corte y derogó la ordenanza que creaba una tasa similar a esta en el municipio de Coronel Pringles para el patrullaje rural. Cuando uno lee el fallo de la Corte, con mucha claridad dice que, como la seguridad es una responsabilidad de la provincia de Buenos Aires, los municipios no pueden cobrar una tasa que sea para financiar gastos relativos a la seguridad. Además, lo sostiene aun en los casos en que los municipios tengan policía comunal; aun en esos casos no se puede poner una tasa que tenga que ver con la responsabilidad de la seguridad, porque corresponde a la provincia de Buenos Aires, según la Constitución.
Esta es una tasa que se creó en 2010 que fue incrementándose y que se vuelve a incrementar. O sea, ya lleva el infinito por ciento, porque no existía, y el 100 por ciento, porque si uno agarra el 20 por ciento sobre el 10 por ciento –si no me fallan las matemáticas– da el 100 por ciento.
Me parece que con esto va a pasar lo mismo que con el artículo anterior –más tarde o más temprano esto va a ocurrir–, y no se puede fundamentar –ya lo vamos a ver en el presupuesto– que esta tasa, que llega a 89 millones, tiene relación con lo que efectivamente se gasta en el área de seguridad, porque no tiene el mismo incremento –yo o algún otro concejal lo explicaremos cuando discutamos el presupuesto–. Me parece que es una tasa que no corresponde y que, además, –como decía el concejal Maldonado– aumenta dos veces, porque aumenta un 33 por ciento, del 15 al 20, y como aumenta el ABL –cuando lleguemos al anexo I vamos a ver, por lo menos, las cuentas que sacamos nosotros en el caso del ABL–, se suma este nuevo aumento sobre lo ya aumentado: es un doble aumento. O sea, es como si la tasa de protección ciudadana aumentara dos veces, por más que después la apliquen en marzo, la apliquen en julio, la apliquen en noviembre, o no la apliquen. No importa si no la aplican; acá no viene al caso si aplican la tasa. Nosotros estamos discutiendo si estamos de acuerdo o no estamos de acuerdo con este artículo. Acá no dice “hasta”, dice “fijase el pago de la alícuota en un 20 por ciento”; no dice “hasta”. Si van por el “hasta”, en ese artículo no dice “hasta”. Después la aplicarán o no la aplicarán, es una decisión de gestión, pero el problema es que estamos tratando una tasa que para nosotros va en contra de las responsabilidades, y esto se los dijimos en 2012.
Simplemente por esto y porque no acompañé en general, no voy a acompañar este artículo.
Nada más, señor presidente.
TURNO 09 MT
Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: a colación de lo que decía el señor concejal Roberto, y enganchado con lo que planteaba en el tratamiento del anterior artículo, decía que hay que ser respetuoso siempre de los tiempos de la Justicia, o no se la respeta. Porque los mismos que plantean acá que hay que dejar a la Justicia actuar, no plantean lo mismo cuando se refieren a la estrategia nacional. En ese caso, no se pueden esperar los tiempos de la Justicia, la Justicia dilata, la Justicia es muy lenta. Entonces, la misma Justicia que tiene que ser ágil para resolver el tema Boudou, o el tema Lázaro Báez, también tiene que ser diligente en estas cuestiones.
Pero en esta cuestión puntual, en lo que tiene que ver con la tasa de seguridad, el impuesto de seguridad, no podemos seguir sosteniéndola cuando ya hay un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires. Esto es ir abiertamente en contra de la legalidad. En este caso, sí hay un fallo en firme. La Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires ha establecido que este gravamen es ilegal, y por tal motivo la municipalidad de Pringles ya derogó la ordenanza. Aquí hay que hacer lo mismo, hay que derogar la ordenanza. No se puede seguir sosteniendo y mucho menos incrementarla.
Entonces, señor presidente, hago moción concreta para que este artículo sea retirado del proyecto. Hay que votarlo antes de que hable nadie. Es una cuestión de orden.

Sr. PRESIDENTE.- Hay una moción hecha por el señor asambleísta Carrillo para retirar el artículo 7°.
Por Secretaría se tomará votación nominal.

– Votan por la afirmativa los señores asambleístas: Antelo, Ávalos Uñates, Carrillo, Codon, Corradi, Doat, Dodds, González, Lencina, Maldonado, Noya, Numma, Rial, Roberto, Rojas y Ruiz.
– Votan por la negativa los señores asambleístas: Altamonte, Caputo, Cassaro, Chocarro, Colela, Crisafio, Crovetto, Duraes, Enrich, Furfaro(R), Jiménez, Lastrero, López, Marcassio, Marchiolo, Menéndez, Ottolini, Pesa, Ponce, Quinti, Rendón Russo, Sáenz, Sandá, Simiele, Velozo, Vidal y Villa.

Sr. PRESIDENTE.- La moción es rechazada por 16 votos por la afirmativa y 27 por la negativa.

Sr. CARRILLO.- No cambie el resultado, porque usted sabe que hay gente que no estaba en el recinto cuando empezó la votación.

Sr. PRESIDENTE.- Por favor, si me puede denunciar qué personas son, no los contaremos.

Sr. CARRILLO.- Usted lo sabe, yo no soy vigilante. Usted lo tiene que controlar.

Sr. PRESIDENTE.- Cálmese y diríjase con respeto a esta Presidencia.

Sr. CARRILLO.- Haga lo que tiene que hacer correctamente.

Sr. PRESIDENTE.- No le quepa la menor duda de que siempre hago lo que tengo que hacer.

Sr. CARRILLO.- En este caso no.

Sr. PRESIDENTE.- Lo vio siempre y lo va a ver en el futuro.
Está en consideración el artículo 7°.
Tiene la palabra el señor asambleísta Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Señor presidente: nuestro control de constitucionalidad es difuso, solo aplicable para cada caso en concreto. ¿Qué quiere decir? Cada caso en particular. Para nosotros es una anécdota, no se generaliza. ¿Está claro, señor presidente?

Sr. PRESIDENTE.- Muy bien, señor asambleísta.
Si hay acuerdo, en este artículo se repetiría la votación del artículo 6°.

Sr. CARRILLO.- Que se repita la votación de recién.

Sr. PRESIDENTE.- Se repite la votación, invertida, del rechazo a la moción.

– Por 27 votos por la afirmativa y 16 votos por la negativa, se aprueba el artículo 7°.
– Por 27 votos por la afirmativa y 16 votos por la negativa, se aprueban los artículos 8° al 26. (Ver votación del artículo 7°).
– Se enuncia el artículo 27.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: a veces, cuando estamos inmersos en los números de un presupuesto o de una Ordenanza Impositiva, hay cosas que se nos escapan. Voy a explayarme respecto de algunas de las cuestiones que estamos incrementando en este artículo. Por ejemplo, un incremento es el valor de lo que la municipalidad percibe para emitir la licencia de conductor. Acá tenemos incrementos importantes, del 40 por ciento, del 67 por ciento, del 52 por ciento.
Pero fíjense la paradoja, para los vecinos mayores de 70 años que tienen que tramitar el registro anualmente, el incremento duplica a los altos incrementos para las otras edades. Para un vecino mayor de 70 años el incremento es del 133 por ciento. Para renovaciones en los de 40 años, es del cien. Si solicita más de una clase, por cada clase tiene un incremento del cien por ciento. Una medida que no encuentra ningún tipo de justificación. Lo que estamos percibiendo acá es una tasa en función de un servicio. ¿Acaso los vecinos de más de 70 años que ya tienen que ir una vez por año, no una vez cada cinco, esa vez por año que van hacen más gasto de papelería que les brinda la municipalidad, hacen más gasto del oftalmoscopio, hacen más gasto de algo que justifique que el servicio que les brindamos tenga un tributo mayor?
Me parece que tal como están estos incrementos no tienen ninguna justificación, ninguna razón de ser, no tienen razonabilidad, porque si se incrementan las tasas para la licencia de conducir, debieran incrementarse de manera pareja para todos los vecinos. Si va el señor concejal González a renovarlo, el incremento va a ser menos que si va – lo voy a nombrar porque está claro que tiene más de 70, 71 tendrá – el asambleísta Quinti, a quien le va a salir mucho más caro. Entonces no tiene lógica, no se pueden sostener estos aumentos discrecionales. Si para una categoría se decide incrementar el 52 por ciento, para todas las demás categorías etarias también; ya es bastante con que los mayores de 70 años van a tener que renovar una vez cada año y no cada 5.
Entonces, no se puede incrementar. Hoy sale 350 pesos por 5 años para un chico de 18 años. Esto hace que valga 70 pesos por año. La de mayores de 70 años va a pagar 280 pesos por un año, esto es cuatro veces más que el chico de 18 años, por año. No tiene ningún sustento lógico de razonabilidad, y por este motivo me detuve a explayarme en esto, porque a veces los mayores contribuyentes reciben los proyectos, con la mejor buena intención se ponen a leerlos, pero estos números pueden resultar confusos. Como algunos de ellos tienen 70 o los van a cumplir, sepan que van a estar votando su propio incremento en la licencia de conducir, discrecionalmente por encima de las demás edades.

Sr. PRESIDENTE.- Si ningún señor concejal hace uso de la palabra, se va a votar.

– Por 27 votos por la afirmativa y 16 votos por la negativa, se aprueban los artículos 27 al 62. (Ver votación del artículo 7°).
– Se enuncia el artículo 63.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: quiero hablar del inciso 12) del artículo 63. El artículo dice: “por servicios de la grúa municipal para traslado o remoción de automotores que obstruyan el tránsito o se hallen en infracción, sin perjuicio de las multas”.
Después de muchos años en los que una empresa venía siendo prorrogada de hecho, se hizo una licitación para la contratación de grúas durante el año 2014. Cuando se advierte lo que se piensa recaudar, baja la cantidad de recursos. Yo pregunté por qué baja, si ahora se supone que hay más grúas que antes. Se me contestó que con la nueva licitación el municipio se queda con el cinco por ciento de lo previsto en la Impositiva por acarreo, que para un automóvil son 560 pesos, que aumenta un 40 por ciento, y el concesionario se queda con el 95 por ciento restante.
Turno 10 AG
Se dijo que era para que fuera más rentable la explotación de este servicio tercerizado. Ahora bien, se aumenta 560 pesos la tasa para que el municipio recaude más, no para que recaude menos. Sin embargo, recaudaremos menos. O sea que de los 560 pesos que deberá pagar el vecino al que le llevan el auto por estar en infracción, aparte de la multa -está bien que pague el acarreo y la multa-, al municipio, por el acarreo, le quedará la “exorbitante” suma de 28 pesos, y al concesionario le quedará la “pequeña” suma de 532 pesos. Obviamente, han logrado que la explotación para esta concesionaria sea muy rentable económicamente. Entonces, me pregunto por qué aumentamos el 40 por ciento si recién se licitó. Cuando se licitó se sabía el monto. Por lo tanto, cambiamos la ecuación económica de la licitación que acabamos de concesionar. Digo esto porque esta cuestión está dentro de 39 incisos y, por ende, pasa desapercibido este incremento que favorece al concesionario. Si el municipio recaudara más, podría tener alguna lógica. Pero, en realidad, recaudará menos por un servicio en el que hay más grúas y tendrá que hacer otras inversiones. En realidad, nosotros estamos financiando a la empresa, más allá de lo que después le pague de canon al municipio.

Sr. PRESIDENTE.- Pasamos a la votación.

– Por 29 votos por la afirmativa y 15 por la negativa, se aprueban los artículos 63 y 64.

Sr. PRESIDENTE.- En consideración el artículo 65.
Tiene la palabra el señor asambleísta Enrich.

Sr. ENRICH.- Señor presidente: el capítulo está mal expresado. Dice “Capítulo XIII” y debería decir “Capítulo XVIII”.

Sr. PRESIDENTE.- Por secretaría se toma nota de la modificación.
Se va a votar el artículo 65 con la modificación formulada por el concejal Enrich.

– Por 29 votos por la afirmativa y 15 por la negativa, se aprueba el artículo 65.

– Por 29 votos por la afirmativa y 15 por la negativa, se aprueban los artículos 66 a 70.

Sr. PRESIDENTE.- En consideración el artículo 71.
Tiene la palabra el señor asambleísta Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: aparece en la Ordenanza Impositiva, más allá de que se votó en 2006 y 2009, como dijo el mayor contribuyente Rojas, el estacionamiento medido en Vicente López. El costo por hora será de 6 pesos, la media hora, 3 pesos, y se podrá aumentar hasta un 50 por ciento en las zonas que determinen el Departamento Ejecutivo o las propias ordenanzas. Además, en la sesión especial que se realizará dentro de un rato se agregarán zonas que no estaban previstas ni en la ordenanza de 2006 ni en la de 2009, con un monto que excede al que cobran otros municipios. Esperemos que no pase lo mismo que con las grúas, que de lo que recauda el concesionario por el estacionamiento medido nos quede solo el 5 por ciento. Así es muy fácil conseguir oferentes, porque ofrecemos un servicio de alta rentabilidad -y, por supuesto, aparecen interesados- pero a costa de lo que pagarán los vecinos de Vicente López. En ese sentido, después, en la sesión especial, veremos que es una medida ineficiente, como decía el asambleísta Rojas, porque no resolverá el problema del estacionamiento en el distrito.

Sr. PRESIDENTE.- Pasamos a la votación.

– Por 29 votos por la afirmativa y 15 por la negativa, se aprueban los artículos 71 a 73.

Sr. PRESIDENTE.- En consideración el artículo 74.
Tiene la palabra el señor asambleísta Roberto.

Sr. ROBERTO.- Señor presidente: el artículo 74 parece muy inocente, ya que dice que los anexos I, II y III forman parte integrante de la presente ordenanza. Pero ¿qué dice el Anexo I?: Tributo por Alumbrado, Limpieza, Conservación de la Vía Pública y Servicios Varios.
Como nos hablaron de los promedios de los aumentos, voy a hacer referencia a un trabajo elaborado por los colaboradores de mi bloque. La valuación fiscal aumenta un 32 por ciento. Después, tenemos el monto fijo por categoría, que se da en las zonas A, B, C, D y E. Y luego tenemos las alícuotas, que se dan sobre la valuación fiscal. En relación con la aplicación de esta tabla, que es el monto anual -dependerá del Ejecutivo su aplicación-, hice algunas cuentas tomando como parámetro algunas propiedades. Por ejemplo, en la categoría 1, zona C, una valuación de 300 mil pesos me da el 58 por ciento. Yo digo que es un promedio, porque, como alguna vez me enseñó un profesor de Estadística, los promedios se calculan en función de qué datos se toman en cuenta. Entonces, selecciono una base determinada y tengo un promedio determinado, selecciono otra base determinada y tengo otro promedio determinado. Por eso tomé algunos ejemplos. Como dije, en ese caso me dio un 58 por ciento; fue la cuenta de un caso concreto, de una casa concreta, de una construcción en la que hace 31 años que no se cambia ni un metro cuadrado; el que la cambió fue un propietario anterior. Sin embargo, se le aumentará un 58 por ciento la tasa. ¿Por qué? Porque aumenta la valuación fiscal, porque aumenta el mínimo de la categoría y porque, además, aumenta la alícuota; sin contar en ese 58 por ciento el aumento del tributo por Protección Ciudadana. Tomando en cuenta eso, se iría a un 65 por ciento. Reitero que es un caso concreto, un caso puntual y un caso que yo conozco. Conozco la historia de esa propiedad y no pueden decirme que amplió la casa, que construyó más metros cuadrados, que hizo un piso más…; no cambió nada. Y como todos sabemos, las construcciones se van deteriorando. Entonces, la valuación fiscal debería ir bajando por el deterioro de la propiedad.
Di este ejemplo para que tuvieran en cuenta que se pueden hacer todos los dibujos que se quiera, aunque nos traten -como lo hizo un concejal- de mentirosos. Ellos tienen su verdad y nosotros tenemos la nuestra; la verdad no es propiedad de nadie. Ellos repiten un promedio, y yo doy casos concretos. Se puede hacer lo mismo en todas las categorías. En ese sentido, le pedimos al Ejecutivo ejemplos sobre esto, y nos dijeron que las cuentas las sacáramos nosotros. Es más, tenían planillas con casos concretos, pero, evidentemente, no nos quisieron dar copias de ellas. Por eso, nosotros decimos que los aumentos del ABL van del 35 al 60 por ciento; no decimos que es un promedio. En algunos casos da el 35, en otros da el 60, pero nunca los incrementos están por debajo del 32 por ciento. No hubo ningún cálculo que nos diera por debajo del 32 por ciento, porque el 32 por ciento es lo que aumenta la valuación fiscal. Por ende, aunque mantuvieran la misma alícuota, daría el 32 por ciento. En consecuencia, todo es por arriba del 32 por ciento.

Sr. PRESIDENTE.- Pasamos a la votación.

– Por 29 votos por la afirmativa y 15 por la negativa, se aprueba el artículo 74.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor asambleísta Enrich.

Sr. ENRICH.- Señor presidente: en el artículo 75 hay que hacer la misma modificación que en la ordenanza anterior. Hay que poner que se comunique al Departamento Ejecutivo.

Sr. PRESIDENTE.- Se va a votar la modificación propuesta por el asambleísta Enrich al artículo 75.

– Resulta afirmativa.

Sr. PRESIDENTE.- Queda sancionada la Ordenanza Impositiva.
Esta Presidencia les agradece a los mayores contribuyentes su aporte y su voluntad no solamente hacia este cuerpo, sino también hacia el municipio y el pueblo de Vicente López. Sinceramente, les doy las gracias a todos ustedes. (Aplausos).
No habiendo más asuntos que tratar, queda levantada la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes.

– Es la hora 13 y 11.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: