BLOG de la Agrupación de Vecinos de Vicente López

13 abril, 2015

1ª SESIÓN EXTRAORDINARIA 20-3-2015

Filed under: Version Sesiones HCD — by AVVL Agrupación de Vecinos de Vicente López @ 10:35 pm

MUNICIPALIDAD DE VICENTE LÓPEZ
HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE

1ª. SESIÓN EXTRAORDINARIA
20 de marzo de 2015

PRESIDENTES: Carlos Sandá y Mariana Colela.
SECRETARIO: Matías Burgos.
Concejales presentes:

ANTELO, Norberto
ÁVALOS UÑATES, Claudia
CAPUTO, Paola
CARRILLO, Javier María
CASSARO, Rosario
CHOCARRO, Marcelo
COLELA, Mariana
ENRICH, Diego
GONZÁLEZ, Alejandro
LEÓN, Guillermo
MALDONADO, Germán
MARCHIOLO, Ariel
MENÉNDEZ, Graciela
NOYA, Joaquín
PESA, Diego Hernán
PONCE, Nahuel
RENDÓN RUSSO, Antonio
RIAL, Leonardo
ROBERTO, Carlos
RUIZ, Guillermo
SANDÁ, Carlos
VILLA, Natalia

Concejales ausentes:

LENCINA, Alicia
SÁENZ, Jazmín (con aviso)

Versión taquigráfica

LK-T1
– En Olivos, partido de Vicente López, a los veinte días del mes de marzo de 2015, siendo las 10 y 12:

Sr. PRESIDENTE (Sandá).- Con la presencia de 18 señoras y señores concejales queda abierta la primera sesión extraordinaria del nonagésimo primer período de sesiones.

DECRETO DE CONVOCATORIA

Sr. PRESIDENTE.- Corresponde dar lectura del decreto 29/15.

– Se lee.

Sr. PRESIDENTE.- Para que conste en actas, se ha incorporado el concejal Guillermo Ruiz.

DECLARACIÓN DE URGENCIA E INTERÉS PÚBLICO

Sr. PRESIDENTE.- Corresponde considerar la urgencia y el interés público del tema que nos convoca.
Se va a votar.

– Resulta afirmativa.

HOMENAJES

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Le solicito a este cuerpo un minuto de silencio por el fallecimiento del fiscal doctor Nisman.

– Los señores concejales y el público presente, de pie, guardan un minuto de silencio.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Ruiz.

Sr. RUIZ.- También quiero pedir un minuto de silencio en memoria del fiscal Strassera.

– Los señores concejales y el público presente, de pie, guardan un minuto de silencio.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Voy a pedir que homenajeemos en este momento con un minuto de silencio al compañero municipal Miguel Santo Domingo, fallecido trágicamente a fines del año pasado.

– Los señores concejales y el público presente, de pie, guardan un minuto de silencio.

Sr. PRESIDENTE.- Para que conste en actas, se incorporó la concejal Mariana Colela.

REAFIRMACIÓN DE LA DEMOCRACIA Y LOS DERECHOS HUMANOS

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Roberto.

Sr. ROBERTO.- En primer lugar, quiero hacer un pequeño recuerdo, más allá del minuto de silencio, a quien fuera el fiscal del juicio a las Juntas, Julio César Strassera, que fue histórico en la Argentina. Fue un fiscal con mucha valentía en momentos que eran muy difíciles para investigar los hechos de la última dictadura. En muchos de nosotros resuenan todavía sus palabras, que más de una vez hemos repetido en este cuerpo recordando su accionar y el de todo su equipo de fiscales que colaboraron en esa investigación, que se inició con la constitución de la CONADEP. Ellos visitaron los lugares donde estuvieron detenidos y desaparecieron miles de argentinos.
Ha pasado mucho tiempo desde 1985. Este año se cumplen 30 años de ese fallo. El ejemplo del fiscal Strassera quedará grabado en la historia de la democracia argentina.
En segundo lugar, como hemos dicho muchas veces también, en Vicente López hubo muchas compañeras y compañeros desaparecidos. Hace tres años, en una sesión como esta, por iniciativa de la concejal Caputo se aprobó una resolución para que este cuerpo colocara una placa con los nombres de los desaparecidos de Vicente López. Esa es una asignatura pendiente y los 24 concejales debemos trabajar en este homenaje a esos hombres y mujeres que sufrieron la persecución y la tortura.
El listado que tengo es de hace diez años. Seguramente, a través de la Secretaría de Derechos Humanos de la nación o la provincia, se podrá completar. El único mural que tiene Vicente López con los nombres fue hecho por vecinos, organizaciones, centrales sindicales, militantes de todos los sectores políticos. Fue una iniciativa de las organizaciones. Todavía está, pero deteriorado por el paso del tiempo.
Ayer, junto con algunos concejales presentamos un proyecto de resolución que seguramente se tratará en 16 de abril, en la primera sesión ordinaria, para que el municipio trabaje en la reconstrucción de ese mural, conversando con las organizaciones que en su momento tomaron esta iniciativa.
Alguna vez un concejal reflexionó sobre los responsables civiles de la dictadura, y yo también quiero hacerlo. También hay que reflexionar sobre los derechos humanos del presente. El lema “Memoria, Verdad y Justicia” sigue presente. El cacique qom Félix Díaz reclama en la 9 de Julio. Hay distintos hechos que se van produciendo y que ponen sobre la mesa esa cuestión.
Algunos de nosotros concurriremos, junto con miles de ciudadanos y ciudadanas, el 24 de marzo a las marchas que se organizan en todo el país. El eje de la convocatoria sigue siendo “Memoria, Verdad y Justicia”, “Juicio y castigo a los culpables”. Algunos juicios han avanzado; otros no.
También tenemos que pensar en la realidad de la Argentina, una sociedad que sufre el síndrome de la violencia en todas sus formas. Debemos renovar este compromiso con la paz, la no violencia. El 24 de marzo también tiene que significar una ratificación de nuestro compromiso con la democracia, imperfecta pero democracia al fin.
MT-T2
La sociedad tiene distintas formas de expresarse en lo político, en lo partidario y en lo cultural. Hay que tratar de que esas actividades que se desarrollan libremente, no sean puestas en duda o limitadas por cuestiones de forma Uno puede estar de acuerdo o desacuerdo con alguna actividad, pero lo que no puede hacer es tratar de impedirla. Es la primera vez que a un inspector municipal se le ocurre el desatino absurdo e intolerable de pretender responsabilizarme de una actividad que se hizo en la costa. Así que me ha llegado un acta de contravención a mi oficina, y yo les digo que si la actitud es ésa, quédense tranquilos pero no me van a amedrentar con ese tipo de actitudes. Yo me defenderé en el Juzgado de Faltas como corresponde, confío en la Justicia porque este absurdo que cometió el señor Daniel Barbuto, no tiene otro destino que el archivo.

Sr. PRESIDENTE.- Quiero aclarar sobre el reclamo referido al proyecto de la señora concejal Caputo, que asumo la responsabilidad y me comprometo con todos los presidentes de bloque, a que en la primera reunión de Labor Parlamentaria, este va a ser el primer tema a tratarse, y vamos a tomar una resolución porque ahí hay una mora.
Que conste que se incorpora el señor concejal Marchiolo.
Tiene la palabra el señor concejal Maldonado.

Sr. MALDONADO.- Señor presidente: el de hoy es un tema que evoca a la reflexión. Uno tiene que pensar cuál es el objeto de esta reunión que pareciera que va perdiendo sentido, que creo que habrá que reconstruirlo. El año pasado hubo propuestas para cambiar el formato, invitar más gente, para que esto no parezca un acto a puerta cerrada del Concejo, o que sea un acto entre los concejales y algunos miembros de la prensa.
Me parece que el sentido de esta sesión es que no se olvide lo que ocurrió en la Argentina durante la dictadura militar. El gobierno militar a través de la violencia planteó una política de estado del terror, y violó el normal funcionamiento de las instituciones. Y cuando se retiraron trataron de borrar o tapar lo que habían hecho, que había implicado la desaparición de personas, desarmar familias, arrancar hijos, nietos, de sus familias naturales, y se decretaron una auto amnistía creyendo que nunca iba a surgir la verdad. Y la verdad siempre aparece y siempre surge. Fíjense que no pudieron con la ciencia, ya que gracias al avance de la genética y otras herramientas técnicas, se pudo establecer la filiación de hijos y nietos de desaparecidos, y hoy hay un gran número de nietos e hijos recuperados.
Tenemos que ratificar la democracia como sistema de vida y de gobierno. Nuestra democracia se está afianzando de a poquito, tiene mucho más para ir desarrollando, para ir avanzando. Hablamos de los derechos humanos, hablamos de la justicia social y de garantizar las necesidades básicas para una vida digna. Hoy más que nunca hay que recordar, para que nunca más vuelvan a ocurrir actos de violencia aberrantes ni delitos de lesa humanidad.
Hoy reivindicamos a dos fiscales, curiosamente los dos dieron su vida en ejercicio de su función. Uno murió de muerte natural, y lleva sobre sus espaldas el haber ejercido la representación del Ministerio Público en uno de los actos de justicia más trascendentes de la humanidad, en lo que fue el Juicio a las Juntas, con la revisión de lo que había pasado por los órganos naturales, que tienen que ser siempre los jueces. Y por otro lado un fiscal cuya causa de muerte todavía no se ha podido establecer, pero que también de alguna forma está vinculada a su función.
No queremos más muertes en la Argentina, queremos vida, queremos libertad. Hoy ratificamos que no queremos nunca más un gobierno de terror, no queremos más gobiernos autoritarios, queremos cada vez más democracia. Que desde este recinto todos los días construyamos la democracia, y que convoquemos a la paz, a la unión nacional, a vivir, a respetarnos, y a trabajar por las instituciones.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Noya.

Sr. NOYA.- Señor presidente: esta es una sesión importante, para recordar lo sucedido en la Argentina. Y quiero remarcar que en una historia plagada de dictaduras militares, que se diga “la última dictadura cívico militar”, me parece que es uno de los logros más importantes que hemos conquistado desde el 10 de diciembre de 1983 en adelante. Porque seguimos diciendo que fue la última, y cumpliremos este año 32 años de democracia. Es uno de los procesos únicos que está viviendo nuestro país, y vamos ampliando los años de democracia en un país que estuvo cruzado por dictaduras constantemente.
Una de las cuestiones más importantes para llegar hasta ese momento, es el proceso de Memoria, Verdad y Justicia que se dio en la Argentina, y que es ejemplar en el mundo. Quería marcar algunos hitos de ese proceso, que marcan hacia el mundo el proceso a seguir en casos de genocidio como el que ocurrió en la Argentina. El primero, la valentía que tenemos que reconocerle todos al presidente Alfonsín, en un momento en que muy pocos se animaban a encarar un tema tan difícil durante la transición de la democracia, como fue el Juicio a las Juntas. Eso lo tenemos que resaltar desde todos los partidos políticos.
Pasada la década infame, la impunidad, lo que sabemos que pasó en los noventa con el tema de memoria verdad y justicia, remarcar la figura de Néstor Kirchner, que frente a los que le decían que estaba cosechando tempestades y revanchismo, se dedicó a sembrar este camino de memoria, verdad y justicia, con dos hechos puntuales que me parece que marcaron la historia en la Argentina: la presentación para que se deroguen en el Congreso las leyes de impunidad de Obediencia Debida y Punto Final. Y bajar los cuadros de los genocidas, que fue un hecho simbólico que generó muchos actos concretos, como convertir los centros clandestinos de detención en museos de la memoria, y el señalamiento de esos centros.
En el Concejo Deliberante de Vicente López, en el último año se hizo un acompañamiento por el que los familiares y los organismos de derechos humanos estaban muy contentos de que se hubiera declarado de interés del Concejo la colocación de las baldosas en recuerdo de los detenidos desaparecidos estudiantes de Vicente López. Es algo que quieren seguir haciendo los organismos, y desde ya sabemos que el Concejo va a acompañar. Y como correlato de lo mencionado, hoy tenemos 577 represores condenados y presos en cárcel común, tenemos 180 causas elevadas ajuicio oral, y tenemos juicios iniciados a civiles que fueron cómplices de la dictadura. Estos actos se generaron de la democracia, de la lucha de organismos de derechos humanos y de organizaciones políticas y sociales, y también de la valentía de varios presidentes como Raúl Ricardo Alfonsín, como Néstor Kirchner y como Cristina Fernández de Kirchner.
DR-T3
Existe consenso general en la Argentina de que la disputa de poder y de intereses económicos se tiene que seguir canalizAndo por la vía democrática. Esto sienta las bases importantes para pensar en un país social, donde los grupos económicos no vayan a golpear los cuartes para resolver los problemas que no pueden solucionar a nivel político. Se está produciendo un avance muy importante en la Argentina en este sentido.
Por otro lado, quería hacer alusión en el sentido de asumir un desafío de acá para adelante, para que el próximo 24 de marzo este tipo de sesiones se realicen en escuelas o lugares públicos. Debemos salir del Concejo para no terminar hablándonos entre nosotros o para que quede plasmado en la versión taquigráfica. Debería ser un hecho de fortalecimiento de la democracia en Vicente López con otros actores de la sociedad.
Debemos pensar que el 11 de diciembre de 2015 habrá un nuevo presidente o presidenta en la Argentina. No debemos olvidar de que esta cuestión de los derechos humanos, con los hitos que detallé, se convirtió en una política de Estado. Por eso deseo que quienes asuman el nuevo gobierno no deroguen –como algunos plantearon- todo lo que se ha hecho en esta materia. Que vengan a fortalecer este proceso que lo único que hace es reforzar la participación democrática de todos los partidos.
Quiero cerrar con un hecho que ocurrirá este 24 de marzo y que será muy simbólico en lo que tiene que ver con la lucha que llevan a cabo las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayor: por primera vez, Estela de Carlotto va a poder marchar un 24 de marzo con su nieto. Me parece importante destacarlo, porque sintetiza la lucha de muchísimas madres, abuelas y familias para lograr la restitución de estos 400 nietos que todavía falta encontrar en la Argentina. (Aplausos.)

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal Carrillo.

Sr. CARRILLO.- Señor presidente: el año pasado yo hablaba de esto que había planteado el señor concejal Maldonado en su intervención, y que después ratificara el señor concejal Noya, en el sentido de buscar mecanismos para que este tipo de sesión de La Memoria tuviera otro perfil.
Cuando se decidió aprobar esta ordenanza convocando a sesión extraordinaria todos los años, la preocupación consistía en tener la memoria viva, construir a partir de los recuerdos y trasmitir lo vivido. Sé que esto se ha desvirtuado totalmente.
En su momento, antes de la sesión vinculada con el 24 de marzo, la preocupación recaía en el hecho de no caer en un racconto reiterativo vinculado a las experiencias, los hechos emblemáticos y los paradigmas de la lucha por los derechos humanos.
Hoy creo que la preocupación pasa por ver cómo hacemos para que ese compromiso y esa identificación se trasmitan más allá de estas cuatro paredes. Creo que el año pasado el tema de las baldosas configuró una nueva forma de trabajar por la memoria. En este sentido tendríamos que buscar un cambio a lo largo de este año, para que la sesión del próximo 24 de marzo de 2016 no nos encuentre con la queja nuevamente de que algo estamos haciendo mal pero que no lo hemos revertido.
Debemos pensar en cuestiones concretas que ponga al Concejo Deliberante en la calle, abordando esta problemática de la Memoria, la Verdad y la Justicia, pero con hechos concretos.
Me pareció muy interesante lo que deslizó al pasar el señor concejal Noya en cuanto a posibilidad de hacer esta sesión en una escuela. Inclusive, se podría aprovechar la infraestructura que tiene la Municipalidad, a los efectos de efectuar una jornada para alumnos de los últimos dos años del colegio secundario, con la representación de cada institución del partido, llevándola a cabo en el Centro de Convenciones. La sesión podría ser abierta, donde los concejales fijen su posición como también los alumnos. Creo que sería algo muy importante.
No quisiera que el año próximo nos encuentre parados en el mismo lugar. La verdad que este lugar no ayuda a construir memoria.

Sr. PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor concejal León.

Sr. LEÓN.- Señor presidente: en línea con lo que planteaba el señor concejal Roberto en el sentido de cómo están los derechos humanos en el día de hoy en la Argentina, quería mencionar algo que viví como experiencia, vinculado con la trata de personas en nuestro país.
Investigando llegué a la conclusión de que existen 200 mil personas que han desaparecidos de sus hogares. Hay una constancia judicial de más de 6.000 casos que hace bastante tiempo que desaparecieron de sus casas. O sea son los desaparecidos contemporáneos que tenemos. No todos son por trata. Por supuesto que algunos desaparecieron por otros motivos y es la mayor cantidad.
El tema de la trata tiene antecedentes, sobre todo a partir de 2008 cuando se aprobó la segunda ley de trata de personas, la 26.364. La primera norma fue de 1913. Un proyecto de Alfredo Palacios que dio lugar a la ley 9.143 para considerar el tema de la trata de personas. En aquel momento se llamó “trata de blancas”, porque en esos tiempos lo que era habitual era la trata de negros o negras.
El término “trata de blancas” viene de cuando eran secuestradas y llevadas desde la Europa del este a la Europa Occidental, con organizaciones que fueron famosas en aquellos momentos. Tenían como objetivo producir el secuestro y que esas mujeres jóvenes fuesen verdaderas máquinas de hacer dinero.
Por eso vamos a decir que la trata de personas es el comercio ilegal de gente no solamente con propósitos de esclavitud reproductiva, ya que existe la explotación de trabajos forzados, la de retirada de órganos para trasplante o cualquier otra forma moderna de esclavitud.
JR-T4
Eso también es delito de lesa humanidad violatorio de los derechos humanos, porque se ubica en tercer lugar dentro de ranking de delitos, luego del tráfico de armas y del de drogas. En este sentido, se considera que hay 21 millones de personas esclavizadas por la trata, en un negocio de aproximadamente 32.000 millones de dólares.
Además, se lo considera un delito de lesa humanidad, porque para su concreción es imprescindible que el Estado participe de este formidable movimiento; no me refiero al Estado en su conjunto, sino a la participación de alguno de sus integrantes en el fenómeno de la trata, sean del Poder Ejecutivo –del poder político en general-, del Poder Judicial y de las fuerzas policiales y de investigación. Sin esa participación hay dos elementos –sobre todo el sexual- que no podrían funcionar, es decir, sin la colaboración del Estado y sin los clientes. De ahí la propaganda que dice: “Sin clientes, no hay trata”.
En 2012 hubo que modificar la norma contra la trata de personas, mediante la sanción de la ley 26.842, principalmente a partir del caso Marita Verón. Seguramente todos recordamos que en 2002 Marita Verón fue vista por última vez en Tucumán, luego de una fiesta, y luego –según testigos- apareció en tres oportunidades en prostíbulos de la provincia de La Rioja. La madre, Susana Trimarco, que siempre ha tenido una estrecha relación con la presidenta Cristina Kirchner que ha apoyado e impulsado su lucha , hizo lo imposible; incluso, siguiendo la pista de su hija descubrió veinte casos más de secuestros por trata, en ese caso para explotación sexual. Finalmente, logró descubrir, con poca ayuda, la red que había secuestrado y asesinado a Marita.
El tema es que en diciembre de 2012 los trece integrantes de esa banda fueron absueltos aprovechando algunas fallas de la ley del año 2008, como por ejemplo, que si expresaban su consentimiento escrito o en forma oral –que por temor, apremio o presión fue lo que sucedió-, quedaba la duda y así no se lograba la condena. Pero la ley 26.842 es muy completa y detallista; no es solamente punitoria sino que además habla de la contención y asistencia a la víctima y su familia.
Esto viene de la mano de la ampliación de derechos en general, de la lucha contra la violencia contra la mujer de la que afortunadamente cada día se tiene más conciencia y del avance de los derechos sociales en general.
Por otra parte, hace poco me enteré que hay un fiscal, que se llama Marcelo Colombo, a cargo de la prevención de la trata y explotación de personas, la llamada Protex, que depende del Ministerio Público Fiscal y que además atiende problemas de secuestros extorsivos. Cuando este fiscal asumió en 2013, le pidió un relevamiento a todas las provincias sobre la cantidad de personas que figuraban como desaparecidas y si se estaban buscando. Con las respuestas, pudo sumar un poco más de seis mil casos, pero lo llamativo es que hubo jurisdicciones que no contestaron nada; otras contestaron que tenían dos, tres o cinco casos, mientras que otras jurisdicciones notificaron miles de casos. En cuanto a la consulta sobre si se estaban buscando en ese momento, no había ninguna dependencia policial ni judicial que estuviera buscándolas activamente.
Hasta ese momento, en el que la situación cambió por voluntad política, todo quedaba en manos de las organizaciones no gubernamentales, como María de los Ángeles –que es la ONG de Susana Trimarco-, Acciones Coordinadas contra la Trata, Red Solidaria, La Alameda, Missing Childrens, etcétera. Esas organizaciones eran las que motorizaban todas las investigaciones sobre la cantidad de desaparecidos, que en muchos casos eran objeto de la trata en la Argentina.
Entonces, si bien se avanzó mucho desde que se sancionó la primera ley en 2008, hasta el año 2014, se rescataron 6.339 víctimas de explotación laboral y sexual. A esto se suma que en julio de 2011 –seguramente todos lo recordamos- la presidenta de la Nación dictó un decreto prohibiendo la publicación de avisos gráficos de oferta sexual, es decir, el famoso rubro 59. Ese fue un hecho más, junto con la implementación de la línea 145, a la que puede recurrir cualquier persona que haya observado u observe un taller clandestino. Tengamos en cuenta que en la Ciudad de Buenos Aires hay aproximadamente tres mil talleres clandestinos, que casi todos son textiles, mientras que en el primer cordón del conurbano se suman quince mil más, que ocupan a doscientas mil personas. Obviamente, no todas son desaparecidas ni secuestradas, pero sí trabajan en condiciones infrahumanas.
Estamos hablando de un delito complejo, que además es considerado como delito federal -es abordado por los Juzgados Federales; antes se ocupaba la Justicia Ordinaria , porque reúne tres elementos: el reclutamiento –que puede ser en nuestro país, en el exterior o desde nuestro país al exterior-; el transporte y la explotación.
El reclutamiento se hace, habitualmente, por engaño. Seguramente muchos saben que se engaña con promesas a través de agencias de modelos, diciéndoles que van a ser famosas, que van a bailar en la televisión y que van a tener trabajo. Por lo general involucra chicas muy humildes con graves problemas sociales y económicos, que encuentran una salida en estos vendedores de ilusiones, que les sacan el documento y las comprometen cada vez más con drogas y deudas. Así, terminan trabajando en las conocidas “whiskerías” que están al costado de las rutas o en los pool. Aclaro que no hablo de la prostitución, sobre la que también hay una ley, pero es un tema aparte. Lo aclaro porque la prostitución consentida por una persona que la ejerce, es una situación muy diferente a la trata de personas con fines de explotación sexual, que se produce por este mecanismo o por el segundo, que es mucho más duro, porque ya hablamos lisa y llanamente de secuestros. Sobre todo se secuestran niños de lugares públicos, por conocimiento, por vínculo o por datos que se pasan. Así, se secuestran niños que terminan en estado de explotación laboral o sexual.
LK-T5
Argentina es un país de origen, tránsito y destino de la explotación laboral y sexual. El Estado tiene que cumplir una función que es fundamental. Primero, hay que tener conciencia de que este es un problema de los Estados nacional, provincial e inclusive municipal. Por ejemplo, casi todos los talleres textiles donde en condiciones infrahumanas están estos trabajadores producto de la trata tienen habilitación municipal. En la ciudad de Buenos Aires y el área metropolitana, cuando el fiscal Colombo investigó, no tenían en orden al personal que estaba trabajando pero sí contaban con la correspondiente habilitación.
Son temas a los que debemos prestar atención. El Estado tiene que ser consciente de esto y de que es responsable de las personas que hoy están desaparecidas; ni siquiera sabemos cuántas son. Hay cuerpos NN. Se avanzó mucho, pero falta más. Es un tema de actualidad. Son los desaparecidos de ahora. El Estado es responsable de identificar a los NN, determinar dónde están los secuestrados, darles contención y asistencia y en definitiva, cuidar a sus ciudadanos. (Aplausos.)

– Ocupa la presidencia la concejal Mariana Colela, Vicepresidenta 1ª del Honorable Concejo Deliberante.

Sra. PRESIDENTA (Colela).- Tiene la palabra la señora concejal Caputo.

Sra. CAPUTO.- Aparte de los logros que tuvo esta democracia, ¿qué podemos decir? Quizás uno de los primeros esfuerzos que deberíamos hacer es no pensar en un fin de semana largo y reunirnos el mismo 24. Si bien me parece muy positivo el hecho de ampliar la convocatoria de reflexión hacia otros ámbitos, durante los años de la dictadura la política peleó mucho para que recintos como este recuerden lo que les significó al país y la política la dictadura militar.
Hoy, cuando llevaba a mis hijas a la escuela, ellas me preguntaron qué era esto del 24 de marzo. Lo cierto es que uno no encuentra palabras. Es imposible que nuestras cabezas entiendan cómo el Estado funcionó como una máquina de aniquilamiento, de destrucción del pensamiento, de enriquecimiento personal y de muerte. Lo más duro y terrible es cómo un Estado se puso de acuerdo en políticas públicas de muerte. Es increíble, es impensado.
La responsabilidad de nuestra generación es transmitir esto permanentemente para que no vuelva a suceder, el famoso “Nunca más”. Es la imagen del fiscal de la Nación Julio Strassera diciendo “Nunca más” en un momento en que todavía había olor a sangre en la Argentina. Este fiscal, de carne y hueso como nosotros, con la orden presidencial del doctor Raúl Alfonsín, enjuicio a los genocidas, al Estado de muerte, y levantó las banderas de la democracia, de la vida, de la paz, y le mostró al mundo que estábamos saliendo de la opresión, de ese sendero oscuro y de gran perversión.
Es importante que cada uno haga su reflexión, su aporte, respecto de lo que significa este día.
Es interesante el análisis que hizo el concejal León respecto a que todavía vivimos situaciones de violaciones permanentes de los derechos humanos. Quisiera ampliar lo que él analizaba y hacer una reflexión, porque no podemos callar sobre esto. Este es el día en que uno puede venir a denunciar y decir que no nos olvidamos, que estamos codo a codo con ellos. Me refiero a lo que pasa en Chaco y Formosa con la comunidad qom. Los reprimen, los matan, y el Estado es cómplice en la violación de derechos humanos.
Está muy bien que reflexionemos, pero hoy, en la Argentina, hay comunidades enteras que sufren violaciones, asesinatos, por cuestiones económicas, porque se trata de territorio. Son nuestros pueblos originarios, nuestra cultura.
Espero que el próximo 24 de marzo estemos acá o en un colegio, pero transmitiendo – y eso es lo importante, más allá de hablar entre nosotros – a nuestros hijos que esto no debe suceder nunca más en la Argentina.

Sra. PRESIDENTA.- Tiene la palabra el señor concejal Rendón Russo.

Sr. RENDÓN RUSSO.- Hoy nos reunimos todos los sectores políticos para no olvidar, para recordar y tener memoria de lo que pasó en algún momento en la historia de nuestro país. Algunos lo han vivido en lo personal con mucha más profundidad. Otros éramos niños y otros, por suerte y gracias a Dios, como mis hijos, no lo vivieron.
Es necesario que no olvidemos y sepamos transmitir, como bien dijeron varios concejales, para que estas atrocidades no vuelvan a ocurrir y se pueda vivir y morir en democracia.
EF-T6
Fue un 24 de marzo de 1976 a las 3 y 21 de la mañana cuando por los medios de comunicación se dijo exactamente: “Se comunica a la población que, a partir de la fecha, el país se encuentra bajo el control operacional de la Junta de Comandantes Generales de las FF.AA. Se recomienda a todos los habitantes el estricto acatamiento a las disposiciones y directivas que emanen de autoridad militar, de seguridad o policial, así como extremar el cuidado en evitar acciones y actitudes individuales o de grupo que puedan exigir la intervención drástica del personal en operaciones.”
Ahí empezó todo. Se tomaron acciones inmediatas desde ese Estado de hecho, como fue nada más y nada menos que suspender la actividad política y los derechos de los trabajadores, intervenir los sindicatos, prohibir las huelgas, disolver el Congreso y los partidos políticos, destituir a la Corte Suprema, intervenir la CGT y la CGE, suspender la vigencia del Estatuto del Docente, clausurar lugares nocturnos, imponer censura en los medios de comunicación y quemar un millón y medio de libros y revistas considerados peligrosos. Ese era el país que se vivía en ese momento.
El General Menéndez, dijo desde Córdoba que los quemaban: “a fin de que no quede ninguna parte de estos libros, folletos, revistas… para que con este material no se siga engañando a nuestros hijos”. Y agregó: “De la misma manera que destruimos por el fuego la documentación perniciosa que afecta al intelecto y nuestra manera de ser cristiana, serán destruidos los enemigos del alma argentina”.
Eran libros tales como “Los versos del Capitán”, de Pablo Neruda, que nos puede decir palabras tan terribles como: “Quítame el pan, si quieres, quítame el aire, pero no me quites tu risa.” O como los poemas de Brecht, que muchos recordaremos: “Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó. Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó. Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó. Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó. Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó. Ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde.” O como “Las venas abiertas de América Latina”, de Galeano, “Obras Completas”, de Mario Benedetti, que nos podemos imaginar los poemas de amor que se encuentran allí, y hasta libros infantiles esto realmente me preocupó porque los vi muy peligrosos para la sociedad como “Un elefante ocupa mucho espacio”. Para ellos era terrible que un libro así estuviera circulando.
Ni hablar de los artistas que tuvieron que irse como el cantante Horacio Guarany, que solía decir “el puñal de mi guitarra”, Víctor Heredia, Héctor Alterio, Norma Aleandro, Víctor Laplace, Leonardo Favio, Mercedes Sosa, Alfredo Alcón y un montón más.
Había que ver esa mentalidad tan terrible, tan nefasta. Decía en una nota el general Ibérico Saint Jean ¬–a quien todos recordaremos porque fue gobernador de la provincia de Buenos Aires : «Primero mataremos a todos los subversivos, luego mataremos a sus colaboradores, después a sus simpatizantes, enseguida a aquellos que permanecen indiferentes y, finalmente, mataremos a los tímidos». La verdad que cumplieron porque los mataron a todos.
En una conferencia de prensa se le preguntó a Videla cómo pensaba tratar el tema de los desaparecidos. Habría que ver la indiferencia con que responde, está en internet. Él dijo: “mientras sea desaparecido no puede tener ningún tratamiento especial, es una incógnita, es un desaparecido, no tiene entidad, no está… ni muerto ni vivo, está desaparecido.” Dice estas palabras con una tranquilidad absoluta, como si lo que vinieron a hacer hubiera sido en nombre de Dios.
Había un cartel publicitario que decía: “El silencio es salud”. ¿Qué querían decir? ¿Qué si hablabas te mataban?
El terror, la violencia física y psicológica y las violaciones visitaron muchas casas de nuestro querido partido de Vicente López, donde entraban a la madrugada y arrancaban a alguien de esa casa porque figuraba en una agenda, porque alguien lo nombró, porque quizás vieron alguna cosa que ellos pensaban. Esa familia quedaba destruida porque le llevaron un hijo, un padre, una madre o una sobrina. ¿A dónde? Sólo Dios sabía. No había esperanzas. Ellos estaban por sobre todas las leyes. Ni hablemos de los juicios justos o de la presunción de inocencia.
Tuvieron cómplices de todos los colores y profesiones, como algún periodista que decía: “No me dejen solo” y que a las diez de la noche decía: “¿Usted sabe dónde está su hijo?”
Esta fue una aberrante y terrible parte de la historia de nuestro país. Un 30 por ciento de los desaparecidos fueron obreros, un 21 por ciento estudiantes, un 17 por ciento empleados, un 10 por ciento profesionales, un 6 por ciento docentes, un 4 por ciento amas de casa, un 5 por ciento autónomos, un 2 por ciento periodistas, un 2 por ciento actores y un 1 por ciento religiosos, según el informe de la Conadep. Todos estaban incluidos en la categoría “enemigos de la Nación”, lo cual era suficiente para someterlos a cualquier tipo de tortura.
Es muy difícil hablar de este período sin referirnos a la historia. En 1974 yo tuve la fortuna de nacer en una clínica en Morón, mientras que dos años después había chicos que tuvieron la mala suerte de nacer en la ESMA o en un centro clandestino, que si tenían suerte eran regalados a una lista muy minuciosa que ellos tenían, y si no, eran arrojados al río como una bolsa. Fueron cerca de 400. Las abuelas ya han recuperado 116, si no me equivoco.
Como eso no les alcanzó, y pensando en revertir la situación, no tuvieron mejor idea que declarar la guerra de las Malvinas.
MT-T7
Y ahí terminaron con toda esa generación, porque esos chicos fueron en pie de desigualdad y no regresaron, y eso no lo repara nadie. Esto me lleva a hacer dos reflexiones. Una es que nunca puede el Estado pasar a ser un estado clandestino para luchar contra algo que entiende que está fuera de la ley. Para eso hay una ley y para eso hay un Código y para eso existen los Tribunales. Pero cuando el Estado toma un rol que no le corresponde y se vuelve clandestinamente para hacer atrocidades, estamos realmente ante un problema serio. Entonces el Estado debe actuar como Estado. Italia tuvo una situación similar, y lo enfrentó con el Código Penal, y le dieron perpetua.
Por el otro lado también debemos recordar que algunos argentinos aplaudieron el golpe del 76 y otros gritaron el gol con Videla y otros fueron a la Plaza a aplaudir la guerra de las Malvinas y a decir “que venga el principito”. Debemos ser coherentes, para que estas barbaridades, estas atrocidades, no se vuelvan a repetir en la historia de nuestros pibes. Señor presidente, gracias a Dios mi hijo más grande nació, vivió y crece en democracia, lo mismo que los hijos de los que estamos acá, gracias a que hubo un presidente que se llamó Raúl Alfonsín, que tuvo los huevos para juzgar a las Juntas, como no se hizo en ningún lugar del mundo. No vivamos con odio, porque el odio es malo. Pero tengamos memoria, y que viva la democracia. (Aplausos.)

Sra. PRESIDENTE.- Que quede constancia de la presencia del señor concejal Antelo.
No habiendo más asuntos que tratar, se levanta la sesión.

– Es la hora 11 y 17.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: